Mientras más “civilizados” más criminales. Axioma que aplica en cualquier rincón del planeta

De falsas banderas están sembrados los territorios que arrasan con todo su poder bélico las grandes potencias y sus lacayos lame botas. La última gracia la hicieron en París, la ciudad que hace milenios sus primeros pobladores y fundadores dedicaron a la diosa egipcia ISIS. Pura casualidad no es. Hoy, al igual que después del 11 de septiembre del 2002, el mundo “civilizado” se horroriza y se rasga las vestiduras por tan terribles atentados causados por la supuesta “intolerancia religiosa” de los militantes del DAESH. Mientras tanto el petróleo sirio y sus riquezas cruzan los desiertos rumbo a Europa y a los barcos cisternas que lo reciben sin remordimientos de ninguna especie.

Los europeos son tan criminales como civilizados puedan ser. Algunas excepciones aplican. Los líderes de la Unión Europea son tan sanguinarios hasta con sus propios socios. Grecia, Portugal o España lo saben muy bien. Y si a esta caterva de anti humanos le sumamos al hijo bastardo nacido en continente americano, EEUU dixit, la cosa se pone color de hormiga para el resto del mundo. No les es suficiente obtener petróleo y gas barato, lo quieren gratis o lo que es peor: que les paguen por extraerlo del subsuelo. A mi que me acusen de lo que les de la gana, pero callar ante tanta barbarie es complicidad criminal también.

Resulta un absurdo que el DAESH (no EI) se atribuya unos atentados que ellos no causaron, ni siquiera la voladura del A321 ruso. EEUU, Francia e Inglaterra se jactan de tener los órganos de inteligencia y para-inteligencia más sofisticados del mundo, pero en sus narices les secuestran aviones que derriban torres gemelas, les explotan trenes de pasajeros y les arrasan salas de teatro. Curiosamente estos “terroristas” jamás han atentado en un centro comercial un sábado por la tarde. Digo yo, si realmente quisieran causar terror y horror, ese sería un lugar ideal. Pero tranquilos, eso no va a ocurrir NUNCA. Lo último que quiere un capitalista es un centro comercial vacío. Un diario palestino acusa de los atentados de París y Beirut (de este último casi nadie habla aunque fueron casi simultáneos) al MOSSAD israelí, pero serán pocos los medios que replicaran esta noticia. Y como bien lo dice el profesor Lupa en su último artículo, Paris viernes 13 (http://www.aporrea.org/internacionales/a217262.html) esta clase de “terroristas” son desechables, como las “pruebas” que dejan en el aire. Por eso digo, mientras más civilizados, más criminales.

Aquí en mi amada Venezuela, en pocos días volveremos una vez más a un proceso electoral, no definiremos nuestro futuro pero sí la forma de definirlo, una asamblea nacional complaciente con el decadente imperio gringo es lo ideal para el “mundo civilizado”, lo contrario es continuar la batalla del día a día, durmiendo con el enemigo a nuestro lado, así hemos estado durante largos 16 años y no creo que nada vaya a cambiar en ese sentido. De nosotros depende que el petróleo deje de ser una maldición y se convierta en un instrumento de liberación. Dejar de depender de ese excremento diabólico puede ser nuestra salvación. Yo no quiero ser víctima de esos “civilizados” criminales, ¿y tú?

 

matatigre68@gmail.com

@macfidelio2010



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1197 veces.



Fidel J. Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: