“Ya que no puedo ahorcarlo…lo invito a tomar el té”

Obama lo enfrentó a Castro, seguramente con este pensamiento. No se me ocurre otra forma, de iniciar conversaciones, entre el testaferro del Imperio yanqui, y el revolucionario cubano, patriota consecuente, que se presentaba como el ganador de una guerra, que estaba por cumplir 55 años.

Este artículo pretende llevar tranquilidad a los compañeros, preocupados por el curso que tomaran, las relaciones de Cuba con USA, a partir del “descongelamiento” de las relaciones, entre los dos países.

En múltiples artículos, he leído todo tipo de definiciones y augurios negativos, en relación a las consecuencias, que Cuba cuna de la Revolución Socialista, más consecuente, inteligente y honesta de estos tiempos, iba a sufrir, por restablecer las relaciones con el Imperio.

Seguramente, toda esa adrenalina negativa, volcada en chorros de pesimismo, y en los cuales Cuba llevaría las de perder, y la Revolución, las de desaparecer ahogada en el desborde, de las ofertas “irrechazables “, del consumismo de los yanquis, tiene su razón de nacer, en el recuerdo de la traición, de los burócratas del Partido Comunista de la URSS.

Pero sería una falta de memoria, y de respeto a la integridad de los revolucionarios cubanos, asemejarlos a los que traicionaron la Revolución de Octubre.

Nada tiene de parecido en su trayectoria con aquellos.

Al revés de la dictadura brutal del estalinismo, en una URSS gigantesca y poderosa militarmente, sin la participación del pueblo ruso en ninguna decisión, Fidel, el Che y la dirección del Partido Comunista cubano, establecieron una estricta vigilancia revolucionaria, en su minúsculo territorio.

Imprescindible para defender a Cuba, de la agresión permanente del Imperio gigante y poderoso, pero lo hicieron con el apoyo y en el marco, de la permanente participación del pueblo cubano. El resultado está a la vista.

Y referente a las tentaciones consumistas y burguesas que puede proveer el Imperio yanqui… es cierto que las cuentas de vidrio de colores, que entusiasmaron a los indígenas, con la llegada de los conquistadores, hoy han sido reemplazadas, por otros artículos más desarrollados tecnológicamente… aunque igualmente innecesarios.

Pero ya no están hoy en la orilla a 150 km del reino de los agresores, los indígenas asombrados, hoy hay allí usuarios de Internet y algunos cultores del marxismo, experimentados en las luchas ideológicas.

Indígenas que han resistido el embate, de los conquistadores en su territorio. Los echaron en 1961, y cuando quedaron huérfanos, por la traición de la URSS en los 90, en el Periodo Especial, se las arreglaron para seguir siendo Revolucionarios e independientes.

Tengamos confianza en ellos y en la vigilancia revolucionaria.

Pero sobre todo tengamos confianza, en su firmeza y fidelidad, en la defensa de los ideales solidarios e igualitarios del Socialismo, que han demostrado en estos 55 años y que han servido como bastión, del crecimiento de las luchas populares en América Latina,

Sin esa fuerza moral de los camaradas cubanos, seguramente hubieras sido más difícil, sino imposible la proeza de Comandante Chávez.

Optimistas siempre, pero como decía el Che Guevara… con el capitalismo “No se puede confiar ni un tantito así”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1197 veces.



Hersh Zakheim

Lic. en organización de Empresas Industriales. Politólogo graduado en la ex URSS

 HZ.virtud@gmail.com

Visite el perfil de Hersh Zakheim para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a211543.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO