Paz y soberanía

Quiero iniciar estas líneas, reiterando y convocando al apoyo irrestricto a nuestro presidente obrero Nicolás Maduro, hijo de Chávez, por la digna posición asumida ante una nueva provocación imperialista hacia nuestro país, que ha utilizado el diferendo territorial que sostenemos con la República Cooperativa de Guyana por el Esequibo, para tratar de desestabilizar el orden interno de la nación.

En esta componenda contra la Patria de Bolívar y Chávez, se involucra la trasnacional petrolera Exxon Mobil, en una vil jugada que busca conducirnos a una confrontación abierta con nuestros vecinos para defender nuestra legítima soberanía sobre la zona en reclamación.

Sin embargo, nuestro Gobierno Revolucionario, se ha negado, como nos enseñó nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez, a recurrir a cualquier vía que no sea la del respeto al derecho internacional y al diálogo pacífico, tal y como lo establece nuestra Constitución y el Plan de la Patria.

La Venezuela Bolivariana y Chavista, ratifica nuestros derechos de soberanía sobre los 159.500 Km², que conforman el territorio Esequibo, y mantiene su firme posición de desconocer el Laudo Arbitral de París del 3 de octubre de 1899, y de apegarse al Acuerdo de Ginebra de 1966.

La posición asumida por la compañía estadounidense Exxon Mobil, en el caso del Esequibo, es una clara demostración de la agudización de la lucha de clases a nivel internacional; los grandes capitales trasnacionales van en contra de la soberanía de los pueblos. Ya hemos visto lo que sucedió en Libia, en Irak; quieren ahora hacer lo mismo en Suramérica, desatar una guerra fratricida para quedarse con nuestro petróleo.

Pero nosotros y nosotras, continuaremos fieles al legado del Comandante Chávez, que originó una nueva etapa en las relaciones políticas, económicas y de cooperación en América Latina y el Caribe, sustentadas en la solidaridad, el bolivarianismo, el humanismo, la cooperación, la condición de igualdad, la ayuda y el respeto mutuo entre las naciones hermanas; bajo el principio fundamental de “la autodeterminación de los pueblos”.

Sobre esa base y con la voluntad de auspiciar y mantener la paz internacional, el Gobierno Bolivariano y Chavista, ha expresado una vez más su deseo de resolver cualquier diferencia con la República Cooperativa de Guyana, por la vía del diálogo, al solicitar la pronta designación del Buen Oficiante; lo que no significa renunciar a nuestro justo reclamo sobre un terreno que nos pertenece legítimamente.

La derecha apátrida quiere convertir esta agresión en una “oportunidad” para alentar sus planes golpistas en contra de la Revolución Bolivariana, fomentando un deformado nacionalismo que quiere presentar al Gobierno Revolucionario como “débil y entreguista”.

En su fascismo mediático, se han atrevido a asegurar que en el pasado, “Chávez entregó el Esequibo”, tergiversando declaraciones y pronunciamientos que el Comandante Eterno dio en varias de sus intervenciones, una de ellas en la Cumbre de Río, donde indicó que no lograría el imperialismo ponernos a pelear entre nosotros mismos.

Es decir, que el Comandante Eterno, como soldado bolivariano y patriota, siempre mantuvo la defensa soberana del territorio Esequibo como una prioridad. Pero sin duda, dio un giro en el tratamiento diplomático y político de este tema.

La Cuarta República alimentó una política de odio hacia nuestra hermana República Cooperativa de Guyana; de desprecio al pueblo guyanés. Más de una generación de militares, formados con la doctrina de la Escuela de las Américas, fue educada en función del odio y de recuperar por la vía de la fuerza ese territorio.

El Comandante Chávez, por el contrario, siempre puso el empeño en cultivar y profundizar las relaciones de amistad y solidaridad con nuestros hermanos latinoamericanos y caribeños; nos hizo cultivar el amor y el respeto por el pueblo guyanés, para entender de esta forma que la única vía para solucionar este diferendo, que es una nociva herencia del colonialismo europeo en nuestra región, es la Paz.

Con valentía y coraje, y pese a todas las presiones internas y externas que quieren conducirnos por otros caminos, llevamos el tema del Esequibo a las instancias y canales diplomáticos correspondientes. De igual modo, hemos exigido a la Exxon Mobil que detenga la exploración petrolera en la Zona en Reclamación y hemos sido enfáticos al resaltar ante los organismos correspondientes, que se respete el derecho internacional y se deje en claro que mientras no exista una decisión definitiva sobre la soberanía de Venezuela en el Esequibo, Guyana no puede otorgar concesiones petroleras o de ningún otro tipo, en mar o tierra, en esa área geográfica.

Nuestro Gobierno Bolivariano, tomará las acciones judiciales necesarias para defender nuestra soberanía sobre el Esequibo, pero no permitirá que se abra un foco de perturbación de la paz en el continente; sobre todo, teniendo en cuenta que es una vil provocación del Imperio Norteamericano, secundada por el servil gobierno guyanés

No nos cabe la menor duda, que esta agresión imperialista está conjugada con el arreciamiento de la guerra económica contra nuestro pueblo. A estos peligros y amenazas, le hemos salido al paso con dignidad, inteligencia y conciencia revolucionaria.

Junto al pueblo, emprendemos las acciones necesarias para vencer la especulación, el acaparamiento, la inflación y la escasez inducidas; y estamos viendo los resultados. De igual modo, el movimiento cívico militar que es el pilar fundamental de esta Revolución Chavista, se mantiene en llamado patriótico a la unión nacional, en defensa de la integridad territorial de la República Bolivariana de Venezuela y en defensa, por sobre todas las cosas, de la Paz latinoamericana y caribeña.

Como decía el Che Guevara, ninguna concesión al enemigo. Nos apegamos al cumplimiento del derecho internacional como primera línea de defensa de nuestra soberanía y de nuestra Patria; no consentiremos que ambiciones foráneas nos conduzcan a un conflicto que le permita a las potencias imperialistas, ocuparnos militarmente y legalizar el saqueo de nuestros recursos energéticos.

 

¡Viva Chávez!

¡Viva Maduro!

¡Viva la Patria Soberana!

¡Fuera la Exxon Mobil del Esequibo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2035 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: