Estados Unidos y su vara para medir a los demás

Los sectores de la oposición venezolana que hacen antesala ante el gobierno norteamericano saben muy bien el significado y las consecuencias de esa relación. Lo saben porque están en conocimiento de un largo historial de invasiones directas, sin miramientos de ningún tipo, sin importarles por lo que se llevan por delante y a sabiendas que lo que dejan a su paso es desolación, sufrimiento, pueblos destruidos y muerte.

Cada acto de los Estados Unidos tiene la etiqueta de agresión desenfrenada. Curiosamente destruyen pueblos y ciudades con todo su historial cultural, para que luego sus mismas transnacionales sean llamadas a reconstruirlas, amén de condenarlas a décadas de sacrificios por endeudamientos.

Todo esto lo sabe la oposición venezolana cuya locura no ha tenido parangón desde el mismo momento en que Hugo Chávez asumió el gobierno y ahora con el Presidente Maduro llegan al extremo del delirio.

Están enterados que las dos únicas bombas atómicas fueron lanzadas por sus asesores y todavía, 70 años después, los habitantes de Hiroshima y Nagasaki, padecen las consecuencias de aquellos criminales actos, de los cuales no hay arrepentimiento ni piden persón, y más bien lo justifican, con el cuento de acabar con conflictos y llegar a la paz... ¡de un solo bombazo!

Estados Unidos certifica y descertifica a los demás, cuando se trata de quien lucha o no contra las drogas, a sabiendas que ellos mismos se han convertido en los mayores traficantes y consumidores. ¿Qué tal?

Sobre este historial de impunidad mundial basta revisar la larga lista de invasiones que, sobre todo, en nuestra América nos han ahogado de sangre a la hora de acabar con los gobiernos progresistas o que sencillamente no son de su agrado.

De manera que la oposición venezolana desenfrenadamente "lobista" sabe muy bien de las consecuencias de esta "amistad". Saben que estarían entregando y condenando a "su" pueblo. Y saben muy bien que, en el supuesto, lo que vendría por delante sería una larga y cruenta lucha que protagonizaría nuestro pueblo ante cualquier invasor.

Pero, como estamos viendo, en el marco del desespero opositor, sus financistas y asesores se las están viendo bien fea con la matanza de sus mismos conciudadanos, por el solo hecho de ser diferentes en el color de la piel. Ven como el país "más desarrollado" es en verdad el más atrasado cuando sus autoridades le dan cacería y brutales golpizas a la población negra. ¿Se atreve la oposición "venezolana" protestar estos actos? Claro que no, ellos cuidan su visa y el qué dirán los amos.

Bien, ya ven. Hipocresía y cinismo del más rancio. Tanto en la delirante oposición de aquí, como en el gobierno imperial. Algún día dejarán de medir a los demás con esa vara que se volverá contra ellos mismos por haber convertido a nuestro planeta en un espacio inhóspito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: