La nueva doctrina militar en revolución bolivariano-chavista

¿Qué significa unión cívico-militar? ¿Cómo afectaría a ese concepto la dramática Historia de los años 60 en Venezuela? Pero están presentes otros paradigmas que también inciden en cualquier análisis contenido en las inquietudes precedentes como, por ejemplo, ¿cómo podrían influir las sicologías militares y las sicologías cívico-políticas en una dialéctica de conjunción de conjunto cívico-militar con los objetivos de impulsar, permanentemente, la Revolución Bolivariana? Es decir, sería necesario y perentorio que asumamos la necesidad de mantener un permanente diálogo entre los componentes sociales de ambos sub-conjuntos revolucionarios en el marco de dos realidades ideológicas: el "pensamiento bolivariano" y las tesis incorporadas por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías. En este marco referencia es de obligación reflexionar sobre el real significado en propuesta en título referido a la "Revolución Bolivariano-chavista" que para nada se debería comparar con la tesis del "socialismo del siglo XXI" actualmente en la biblioteca del pensamiento.

La propuesta de una nueva doctrina militar en el marco del proceso en perfectibilidad de la Revolución Bolivariana adicionando a ésta el "pensamiento Chávez" se debe y tiene que sustentarse en una objetiva realidad nacional y patriota según unas tesis geopolíticas que tendrían como base fundamental unas tesis geoestratégicas obligantes según los contenidos doctrinales de la teología desarrollada tanto por San Agustín como por Santo Tomás de Aquino cuando de la defensa de la nación (sí se nos permite el concepto en este concreto caso en particular) ante expresiones expansionistas y/o amenazas objetivas sobre circunstancias contenidas en lo conceptual geográfico-nacional.

¿Cuáles podrían ser esas supuestas amenazas en referencia más arriba? Es evidente que la "Orden Ejecutiva" firmada y enviada al Congreso estadounidense por el Presidente Barack Husseim Obama aún y cuando se argumente estar sustentada en un modelo específico pero con sustento histórico como la parte estadounidense ha argumentado en justificación absurda tanto en lo político como en lo legal e ideológico-imperialista es obligante de una respuesta objetiva, seria y contundente en lo político e ideológico de la parte venezolana y, en adición, de una real preparación sociológica tanto en el ámbito civil como en las realidades militares en lo interno además de desarrollar una agresiva respuesta internacional tal como lo ordenara el Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros, en el marco de realidades históricas tanto a nivel continental americano como en experiencias extra-continentales no solo de corte histórico reciente (Libia, Siria. Ucrania, Egipto) sino en conocimiento de las expresiones imperialistas de pasados imperios europeos (España, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Holanda, por mención). Además de conocer la base fundamental del Derecho Internacional tanto Público como Privado que se desarrollara por el Imperio Británico y las otras "14 Potencias" en justificación sico-religioso-político-ideológico y económico-financiero de la expansión de las políticas imperialistas en Asia tomando como fundamental en referencia el texto de la Carneige Endowment for International Peace, Division of International Law, titulado: "Treaties and Agreements with and concerning China, 1894-1919" (Oxford University Press. New York, 1921, pp. 1729). Es decir, la "Orden Ejecutiva" si tiene una realidad objetiva y pragmática en el marco de la geopolítica de Estado de los EEUU de América.

Es de necesidad a considerar que la "Orden Ejecutiva" ha sido remitida por la Casa Blanca al Congreso de los EEUU de América según la tradición legal con la cual el Poder estadounidense justifica sus accionares militares en invasiones y desarrollos de carácter bélico-invasivo en países lejanos al continente americano. En este renglón debemos traer al consciente que las espacios de guerra que se han desarrollado en el continente americano son de fácil y conveniente señalamiento para poder comprender en profundidad el verdadero carácter de la Política de Estado que ha sido desarrollada por los EEUU de América desde la "Doctrina de los Padres Fundadores". Es decir, debemos considerar la derrota evolutiva de las huestes británicas en territorio actual estadounidense, la expansión hacia el oeste de ese territorio ("La Conquista del Oeste"), la invasión a territorio de México y anexión de importantes espacios geográficos mexicanos (por ejemplo, el estado de California, Texas, entre otros) ello para poder alcanzar dos objetivos: la unidad geográfica continental del norte de América y la presencia de la nueva nación norteamericana sobre el océano Pacífico vista las realidades en pleno desarrollo del sistema capitalista europeo en las regiones de África y Asia. En el marco de esa dialéctica, Washington impuso la "Doctrina Monroe" que significaba la tesis de "América para los americanos" lo que llevó a acciones militares como en Cuba y el desarrollo de políticas impuestas, primeramente, en la región de Centroamérica y El Caribe para, en el transcurso de los años, imponerlas en el continente suramericano.

La "Orden Ejecutiva" es de sustento invasivo-militar según su propia argumentación cuando expone que Venezuela es un peligro real y eminente a los EEUU de América, a la nación estadounidense y a la sociedad estadounidense con lo cual Washington pudiera argumentar en el marco del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas la necesidad de responder ante esa amenaza sustentándose, precisamente, en las teologías arriba en referencia. Menos mal que están presentes el Embajador Rafael Ramírez Carreño y la Representante Alterna de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas la Embajadora María Gabriela Chávez Colmenares.

En el marco de esa objetiva realidad contenida en la "Orden Ejecutiva" debemos considerar una realidad real expuesta por José Vicente Rangel Vale sobre la composición político-partidista actual y de cara al futuro del Congreso estadounidense. Conocemos que los republicanos, probablemente, los más radicales, controlan ambas Cámaras del Legislativo estadounidense. Considera José Vicente que seguramente en las próximas elecciones el nuevo inquilino de la Casa Blanca sea un republicano o cuando menos Hilary Rodham Clinton bien conocida por sus posiciones radicales de derechas y pro-Netanyahu. Es decir, en cualquier caso, la "derecha asaltará la Casa Blanca" en 2016. Ello significa que sí dicha "Orden Ejecutiva" no es derogada bajo cualquier argumento según la norma jurídica estadounidense, Venezuela estará "bajo la espada de Damocles".

Independientemente de cómo se desarrolle el futuro al respecto, es de obligación patriótica desarrollar en profundidad la "unión cívico-militar revolucionaria" tanto en el marco interno-nacional como en la arena internacional en un permanente diálogo dialéctico. En ese marco en referencia, la tesis de prepararse para la guerra para conquistar la paz es de necesaria obligación su desarrollo en lo ideológico nacional con una particular lectura en lo internacional. En ese escenario la decisión de UNASUR de crear la "Escuela Suramericana de Defensa" es un muy importante paso para la unificación de una doctrina evidentemente revolucionaria de defensa suramericana en el marco de las particularidades nacionales pero que con la expresión de solicitud a Washington de retiro de todas las bases militares estadounidenses en territorio continental suramericana ejerce un derecho jurídico internacional que podría significar un modelo de "nueva política" regional de interesante impacto internacional.

Regresando a Venezuela. Es evidente que los EEUU de América se están preparando para la guerra tanto en el frente europeo-comunitario como en la Región de Asia-Pacífico. Cualquier ignaro lo percibe. Washington está aplicando las tesis expuesta en la película jolibusense: "300, la creación de un imperio" ("300, the Rise of an Empire"). Es decir, cuando conocemos los avances de envío de militares y armas en número no mayor de 200 oficiales y soldados muy bien entrenados a ciertos países miembros de la OTAN (España-Rota, Polonia, Finlandia, Países Bálticos, Ucrania, Alemania, ejercicios conjuntos estadounidense-británicos pero, curiosamente, realizados en territorio estadounidense, Dinamarca, etc.) y conocemos en el marco de la "nueva política Obama" (JVR dixit) como se renuevan acuerdos de defensa mutua con países de la Región de Asia-Pacífico y la actual y agresiva "matriz de opinión" sobre los desarrollos en infraestructuras en derecho histórico y jurídico que tiene China sobre el Mar del Sur de China podemos alcanzar a conocer esos "vientos de guerra" que se vienen desarrollando bajo la tutela de los EEUU de América en el escenario global-internacional.

Independientemente de sí se desarrollan escenarios de guerras de mediana intensidad y/o se mantiene esta 3ra. Guerra Mundial tal como la venimos conociendo, las necesidades de materias primas, día a día, se hacen más perentorias y es en el marco de esa objetiva realidad que la Revolución Bolivariano-chavista debe profundizar no solo la doctrina militar revolucionaria en el marco de experiencias históricas no solo mundiales sino nacionales sino también profundizar la "unión cívico-militar revolucionaria y nacionalista". Es decir, confrontar los problemas internos con "mano dura" para consolidar la "unión patriótica nacional".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3004 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a206617.htmlCd0NV CAC = Y co = US