Aportes para la crítica de la línea militar del imperio

Contradicciones en la guerra secreta de Obama

Recientemente, a partir de las revelaciones del The Washington Post sobre la GUERRA SECRETA DE OBAMA,  publiqué en Aporrea.org un artículo sobre cómo esta denuncia es la confirmación de la estrategia imperial caracterizada como combinación del trabajo de inteligencia, las operaciones psicológicas y el empleo de fuerzas especiales en acciones encubiertas, tal como lo hemos sistematizado en nuestro ensayo “LA ACTUAL ESTRATEGIA IMPERIAL: THE OUTSOURCING DE INTELLYGENCE”. Abril de 2010.

Ahora de nuevo la semana pasada, más concretamente el día miércoles 23 de Junio de 2010 aparece en diversos medios la reseña de un escándalo por la publicación de  un artículo que lleva como título  "El General Runaway", realizado por  un reportero de nombre  Michael Hastings  y publicado por la revista Rolling Stone,  donde se recoge  las dudas del general de cuatro estrella Stanley McChrystal sobre el presidente Obama y sus colaboradores en el terreno militar y de seguridad. Este general ha estado en el  Comando  Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC) desde  el 2003 al 2008, organismo que dirige el cuerpo élite de las fuerzas armadas, el Delta Force encargado de operaciones clandestinas o encubiertas. También se le atribuye a McChrystal  la captura de Saddam Hussein  y la muerte del  líder de al-Qaeda Abu Mousab al-Zarqawi.

Sobre este tenebroso personaje George W. Bush hizo las siguientes alabanzas en el Washington Post del 8 de septiembre de 2008:

"Debe ser muy claro para todos, el general McChrystal es el jefe de las fuerzas especiales secretas. Las fuerzas  llamadas “oscuras o negras”. Las que permanecen encubiertas ... Debido a su posición extraordinariamente sensible son encubiertas como fuerzas especiales, que no aparecen en público”

 En la actual coyuntura que está viviendo el conflicto bélico en Afganistán, este teórico de la contrainsurgencia y mando supremo en la región de todas las fuerzas extranjeras le dijo a Obama “intimidado”, calificó de “payaso” al asesor de seguridad James L. Jones y se burló del Vicepresidente Joe Bide. Razones que esgrimió el presidente de los EEUU para exigirle la renuncia, por el hecho de hacer  públicas sus diferencias con la Casa Blanca en torno a la actual situación de la guerra.

El cargo de comandante de las fuerzas extranjeras en Afganistán, denominada eufemísticamente como Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) lo asumió ahora el general David Petraeus, quien forma parte de una corriente militarista, junto con  McChrystal, autores del manual sobre contrainsurgencia   ( FM 3-24 . US Army Field Manual) siendo conocido en la jerga de estos mercenarios como “COIN”  (contrainsurgencia en inglés o COIN como acrónimo de contrainsurgencia).

 I.- BREVE CARACTERIZACION DEL MANUAL DE CONTRAINSURGENCIA (“COIN”) COMO  TEORIA MILITAR DE LA ACTUAL ESTRATEGIA IMPERIAL.

Tomando en consideración el papel que juegan los manuales en las fuerzas armadas de los EEUU y sus aliados en todo el mundo, incluidos muchos de los ejércitos de nuestro continente que se asumen “coinistas” ( donde destaca el papel que le ha  imprimido el Clan Santos  a las FFAA colombianas como repetidoras en nuestro contexto del COIN ) se hace  relevante destacar las principales orientaciones contempladas en dicho manual,  resumiéndolas  así:

1.- Intentos de conceptualización de la guerra asimétrica  o guerra de resistencia desarrollada por los pueblos  que luchan por su liberación. En el manual se reconoce y se analiza en detalles como esta modalidad de lucha puede neutralizar el poder de fuego  concentrado o masivo empleado por fuerzas armadas convencionales, así  como también inutilizar la tecnología  asociada a la forma tradicional de combatir la guerrilla.

2.- Reconoce la importancia del contexto socio-cultural y las especificidades locales y nacionales, por lo que intentan dar respuestas concretas a situaciones singulares.

3.- Asume como básico el control territorial y el dominio de  corredores estratégicos, donde se incluye el manejo ofensivo de pasos fronterizos, justificando el empleo de operaciones “extraterritoriales” o persecución en caliente en países vecinos.

4.- Desarrolla la doctrina de operaciones conjuntas con un mando único.

5.- Promueve el papel preponderante de las fuerzas especiales y fuerzas de despliegue rápido aerotransportadas, integrando un solo equipo para operaciones encubiertas. En el caso de los EEUU, el Comando  Conjunto de Operaciones Especiales(JSOC)  coordina los siguientes componentes de las fuerzas armadas y de la comunidad de inteligencia: los Rangers y  Boinas Verdes del ejército, los  Seal de la marina, los "Night Stalkers" ( apodo del 160o Regimiento de Operaciones Especiales de Aviación   del Ejército de los EE.UU )todos  conformando la DELTA FORCE, sumándole las fuerzas de los paramilitares de la CIA, que se activan en el Comité Nacional Clandestino (NSC), más específicamente en la División Especial de Actividades .

 6.- Localización y muerte de los líderes insurgentes, empleando la inteligencia tecnológica y los aviones no tripulados: drone o Predator

7.- Tercerización o privatización de una serie de servicios, donde se incluye desde  el apoyo logístico, las comunicaciones, el transporte hasta la inteligencia y las operaciones psicológicas

8.- Búsqueda de apoyo o adhesión de la población a través de operaciones psicológicas, contemplando  en una de sus aristas evitar las bajas civiles, por lo que se plantean reglas de combates restrictivas  que  deben ser cumplidas por las tropas en el campo de batalla

9.- Formación y  Estabilización de un gobierno aliado que permita traspasar las responsabilidades de la seguridad interna y permita una retirada honrosa. Esfuerzos en la formación de fuerzas militares y policiales, para tal relevo.

II.- EL FRACASO DEL ENFOQUE “COINISTA” EN AFGANISTAN, AGUDIZA LAS CONTRADICCIONES DE LA CUPULA MILITAR QUE RODEA A OBAMA

Las contradicciones y conflictos internos de la cúpula militar norteamericana, en este caso la postura derrotista que asumió Stanley McChrystal, tiene que ver con el fracaso de las principales orientaciones estratégicas de COIN en Afganistán:

*.-No han podido consolidar las alianzas y conformar un gobierno creíble, ya  el gobierno de Hamid Karzai y sus familiares  carece de tal perfil y lo que han hecho es institucionalizar el fraude y la corrupción.

*.- El plazo dado por Obama para la retirada de las tropas en Afganistán a partir de julio de 2011 no se puede cumplir por el empantanamiento de la guerra, la cual ya lleva más tiempo que la de Vietnam y el número de baja en  el primer semestre del 2010 van por cientos de  muertos, siendo el mes de junio el peor lapso en toda la guerra.  Obama prometió 30 mil soldados más para la campaña, suscribiendo el plan del general McChrystal que planteo como tesis  que el "aumento" de tropas permitiría neutralizar la insurgencia y daría paso a las acciones del gobierno para hacerse cargo de la situación. Esto no ocurrió y los talibanes se han fortalecido y surgen los desacuerdos en la aplicación de la COIN. Recientemente, Petraeus arribó a Afganistán y en su condición de jefe de ISAF dio unas declaraciones que matizan las condiciones para la salida de las tropas para el año que viene: ha dicho que eso depende de las condiciones en el terreno, que se  avanzara lentamente.

Por otra parte, la opinión pública norteamericana tiene dudas e incertidumbre en torno al desarrollo de la guerra en Afganistán y a raíz de la destitución de McChrystal se  ha profundizado la confusión. El mismo Petraeus y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Michael Glenn Mullen, han planteado la necesidad de relevar de sus cargos a otros oficiales del equipo del general hoy en desgracia.

También en el congreso de los EEUU, se han incrementado los desacuerdos en torno al conflicto bélico y 162 representantes han pedido establecer una fecha clara para el retiro de tropas de Afganistán.Las múltiples interrogantes que hace la opinión pública mundial, se tratan de responder con la ejecutoria de Petraeus en Irak, donde según algunos analistas a partir de sus éxitos va a tratar de repetir ahora la receta en Afganistan:

-- Profundizar las operaciones encubiertas.

-- Reforzar el gobierno títere

-- promover la división de la insurgencia, como en  Irak, donde la CIA promovió el enfrentamiento de  los jeques suníes contra Al-Qaeda.

-- Preparar las fuerzas de relevo.

En sus líneas más concretas se ha comprometido con lanzar la esperada ofensiva  en la provincia de Kandahar, para eliminar los santuarios de Al Qaeda, controlar palmo a palmo el territorio y consolidar los gobiernos locales,  evitando el gran número de bajas que han pasado ya de 100 en sólo el mes de Junio.

El mismo día en que aparecían los anuncios de Petraeus, la insurgencia afgana, lanzó una ofensiva atacando una base de la OTAN en la frontera con Pakistán y tomó por asalto la sede de Development Alternatives Inc. (DAI), empresa que desarrolla un “outsourcing de inteligencia” con  la agencia de Estados Unidos para el desarrollo (USAID), en  la norteña provincia de Kunduz.

*.- El conflicto entre las normas de combate que restringe el empleo de la fuerza letal es irresoluble, ya que la resistencia está sembrada en la población, forma parte de la gente común que trabaja y lucha, por lo que las operaciones militares están atrapadas en un dilema:  ¿Cómo obtener éxitos en el combate, preservar las fuerzas, sin asesinar a civiles o parte de la población presente en los escenarios de conflictos ? La tendencia ha sido una escalada de bombardeos con aviones  sin pilotos ( vehículo aéreo no tripulado –UAV- Predator ) ataques de artillerías indiscriminadas, operaciones encubiertas con paramilitares, que han masacrando a familias enteras, exponenciándo el descontento entre la población, lo que ha  incrementando la movilización y la protesta contra los invasores. Al mismo tiempo, esta situación desmoraliza a las fuerzas especiales, tal como lo recoge el testimonio del reportero en el artículo publicado en la revista Rolling Stone: las reglas de conducta de  COIN y de McChrystal,  “han confundido a las tropas, les ha robado la iniciativa, sin la cual no puede haber progreso: encontrar y paralizar el enemigo a través del uso de la fuerza”.

*.-El control territorial y bloqueo de corredores estratégicos se han venido al suelo, como queda en evidencia con la operación desarrollada en la región de Marja ( un sector  agrícola de la provincia  Helmand ) donde no se pudo conquistar la población ni tampoco derrotar la insurgencia. El mismo  reportero Michael Hastings dice que  Stanley McChrystal ahora califica a Marja como una "úlcera sangrante".

*.-En la misma operación de Marja, se evidencia el fracaso de las acciones psicológicas que intentaron convencer a la opinión pública mundial y a la norteamericana en particular, del significado y valor estratégico de esta región de Afganistan. Un interesante análisis que se encuentra en internet realizado por Gareth Porter ( historiador y periodista de investigación especializado en la política de seguridad nacional de Estados Unidos ) bajo el titulo “Afganistán: la batalla que los medios se creyeron”, nos da la pista del tipo de manipulación informativa, muy común en las tretas de Rendón Group ( para un análisis detallado de los métodos y técnicas que viene empleando el imperio ver nuestro “Dossier sobre Operaciones Psicológicas” )donde en forma permanente hay un esfuerzo por darle legitimidad a las acciones militares con distorsiones noticiosas, como lo denuncia el referido analista:

“ Durante semanas, el público estadounidense siguió de cerca lo que parecía la mayor ofensiva de sus tropas en la guerra de Afganistán, contra Marja, "una ciudad de 80.000 habitantes" y centro logístico del movimiento islamista Talibán en la sudoccidental provincia de Helmand. La idea de que Marja tenía 80.000 habitantes era clave para fundamentar la impresión generada en febrero de que la localidad era un objetivo estratégico importante, mucho más que otros distritos de Helmand. Pero resulta que la imagen que los militares proporcionaron de Marja, y que era reproducida obedientemente por los principales medios de comunicación de Estados Unidos, es uno de los ejemplos más dramáticos de desinformación de toda la guerra, que comenzó en octubre de 2001, aparentemente dirigida a presentar la ofensiva como un punto de inflexión histórico en el conflicto.”

“El diario The Washington Post reportó el 22 de febrero que la decisión de lanzar la ofensiva contra    Marja tenía el propósito de impresionar a la opinión pública estadounidense con la eficacia de las fuerzas militares de su país en Afganistán, demostrando que podían lograr "una victoria grande y llamativa" La idea de que Marja era una ciudad importante era parte esencial de ese mensaje.” “Los medios "influyen directamente en la actitud de públicos clave hacia los contrainsurgentes, sus operaciones y la insurgencia", según el manual. Es una "guerra de percepciones… dirigida de forma constante a través del uso de los medios de noticias", agrega. "Todo esto es una guerra de percepciones", declaró el general Stanley A. McChrystal, comandante de la ISAF, poco antes del inicio de la ofensiva en Marja, en clara alusión al manual de contrainsurgencia.”

Tal como Rendón Group vendió la guerra de Irak, estamos  nuevamente ante una mentira convertida en noticia empleando el mismo enfoque y la misma técnica: MANIPULACION DE PERCEPCIONES VIA NOTICIAS, siendo parte integral del Manual de Contrainsurgencia  ( FM 3-24 . US Army Field Manual),  en este caso, reconocido  por el  general Stanley A. McChrystal comandante de las fuerzas multinacionales en Afganistán para la época.

*.-Un aspecto relevante donde se recoge lo contradictorio en esta estrategia imperial formalizada en el Manual de Contrainsurgencia, tiene que ver con las prácticas operativas de las fuerzas especiales, fundamentalmente su carácter secreto, donde la realización de sus actividades  están al margen de  cualquier regulación nacional o internacional. En nuestro ensayo “LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL”, al referirnos a las operaciones encubiertas de las fuerzas especiales, señalamos:

“Las operaciones encubiertas, no las asume frontalmente los EEUU y por eso hemos visto como en el Yemen, Afganistán, Pakistán y otros países, ya es habitual los asesinatos y los bombardeos  con aviones teledirigidos, donde abiertamente nadie es responsable."

Tales prácticas han sido largamente explotadas por la CIA y el Pentágono, a quienes les convienen usar las operaciones secretas que evaden controles y escrutinios públicos. Los beneficios  incluyen “negación pausible” con respecto al asesinato, la tortura, las desapariciones, el sicariato, la guerra sucia en propaganda y operaciones psicológicas, así como la capacidad para eludir el Código Militar de Honor y los acuerdos de la Convención de Ginebra. De esta manera el terrorismo de estado queda encubierto y en consecuencia los asesinatos, las torturas, las desapariciones, el sicariato y las operaciones psicológicas, se “privatizan”.

 Estas han  sido siempre las finalidades y  justificativos último de estas operaciones encubiertas, solo que en la actual coyuntura cobran nuevos relieves y poseen otras dimensiones.

III.-LA PREPONDERANCIA DE LAS OPERACIONES ENCUBIERTAS Y EL ASESINATO SELECTIVO EMPLEANDO NUEVAS TECNOLOGIAS: RASGOS DISTINTIVOS DE LA ACTUAL ESTRATEGIA IMPERIAL

Puntualizar este tópico de la agresión imperial  en el mundo, no es arbitraria, si no que corresponde, por un lado, con los resultados del proceso investigativo donde estamos involucrado, lo que nos ha permitido realizar  la caracterización  de  las formas específicas en que se combinan la inteligencia, las operaciones psicológicas y el empleo de fuerzas especiales como ya anotamos más arriba, y por el otro, los referentes empíricos de la coyuntura que en el día a día nos indica por dónde van los tiros en los actuales conflictos bélicos: la guerra en Afganistán, los ataques sionistas en Gaza, los bombardeos quirúrgicos contra la insurgencia colombiana.

 En la reconstrucción de este proceso nos hemos apoyado en las denominadas  “fuentes abiertas” sometidas a escrutinios públicos, por lo que se puede considerar como una parte pequeña de esta realidad, ya que si esto es lo que se conoce en la opinión pública que sigue la agenda de los medios, imaginemos  como será la magnitud real de este proceso, que no está sometido a ningún control y que está encubierto.

En ese sentido, existen múltiples fuentes y una diversidad de textos y ensayos ( algunos de estos trabajos los hemos reseñados en otras oportunidades refiriéndonos al outsourcing de inteligencia, nombrando aquí algunos de estos autores:   Tim Sorrock en su texto “Alquiler de Espía”, JB Hillhouse en el ensayo sobre “Subcontratado”, el periodista investigativo Jeremy Scahill en  su libro “Blackwater: El ascenso del ejército mercenario más poderoso del mundo”, al igual que  Nick Turse en su trabajo  “El Complejo: Como los militares invaden nuestra vida cotidiana”, ).

 Con esa variada  base documental donde se recogen opiniones y análisis de prensa vinculadas con diversos ensayos, nos permite  evaluar  los nuevos desarrollo de la estrategia imperial:

1.- La infraestructura organizativa y las modalidades operativas de las fuerzas especiales y de inteligencia.

Ya anteriormente señalamos que en  el caso de los EEUU, el Comando  Conjunto de Operaciones Especiales(JSOC)  coordina los  componentes de las fuerzas armadas ( los Rangers y  Boinas Verdes del ejército, los  Seal de la marina, los "Night Stalkers" ( apodo del 160o Regimiento de Operaciones Especiales de Aviación   del Ejército ), todos  conformando la DELTA FORCE,  sumándole  los paramilitares de la CIA, que se activan en el Comité Nacional Clandestino (NSC), más específicamente en la División de Actividades Especiales ( SAD ) y en el Grupo de Operaciones Especiales (SOG) .

Más allá de estas nomenclaturas, siglas y códigos, que muchas veces cumplen funciones de contra información, se encuentra una maquinaria secreta con recursos e infraestructuras responsable del terrorismo de estado.

Entre estas variadas estructuras de las operaciones encubiertas existen enfrentamientos y rivalidades, sobre todo cuando hay fracasos y no hay quien los asuma. Pero también hay analistas que sostienen que la División de Actividades Especiales (SAD) y, más concretamente, su élite Grupo de Operaciones Especiales  (SOG) recluta sus miembros de la Delta Force. El dúo SAD / SOG  son los brazos ejecutores de operaciones políticas y militares del Comité Nacional Clandestino ( NSC) de la CIA, en tal sentido, se encargan de   tareas no convencionales que van desde montar un fraude electoral hasta organizar  sabotajes y asesinatos .En los equipos de SAD para cumplir sus misiones se dividen el trabajo:

-- Hay un grupo de tareas que asumen las actividades políticas encubiertas, donde se promueven organizaciones como “franquicias” o estructuras artificiales, penetran grupos  o partidos tradiciones, coptan a sus dirigentes, capacitan los cuadros de relevo. También desarrollan acciones en el campo económico como son los paros, rumores y alarmas para producir corridas financieras, provocan desabastecimientos. Todo lo anterior, catalizado por operaciones psicológicas y manipulaciones mediáticas.

--Desde el ángulo militar, conforman grupos para-militares que se encargan de la búsqueda y rastreo de la insurgencia, realizar asesinatos selectivos y sabotajes de distintas naturaleza.

2.- El empleo de la inteligencia tecnológica en las operaciones  encubiertas.

Periódicamente leemos en la prensa o vemos en  la televisión una noticia que narra como un dirigente palestino fue muerto por un disparo de cohete lanzado desde un “zumbido” 27ft” cuando viajaba en su automóvil o que un líder de Al Qaeda fue alcanzado por un misil antitanque Hellfire lanzado desde aviones teledirigidos Predator  equipado con cámaras de alta resolución   o más cerca de nosotros, mueren numerosos guerrilleros colombianos en ataque aéreo en medio de una montaña o como fue el ataque en territorio ecuatoriano al campamento de Raúl Reyes.

 ¿ Que elementos comunes tienen estas noticias que se reiteran con más frecuencia en estos territorios tan distantes ?

El mapeo que hemos realizado de este proceso nos conduce a sostener que estamos en presencia de un rasgo específico de la modalidad operativa que viene utilizando el imperio en los últimos años para confrontar la insurgencia en diversas partes del mundo, prácticas que algunos reporteros han comenzado a denominar como “arma secreta”, donde se combina de una manera también particular la inteligencia humana y la inteligencia de señales (SIGINT) con un sistema de armas tecnológicamente avanzado.Ya anteriormente reseñamos que uno de los componentes del Manual de Contrainsurgencia elaborado por Petraeus y McChrystal,  se refiere a la eliminación selectiva de la insurgencia, sin poner en peligro grandes contingentes de tropas y sin asumir el costo político ni la autoría.Hay testimonios de reporteros como Bob Woodward  ganador del Premio Pulitzer , del Washington Post,  que sostiene entre otras cosas:

  • En la  primavera 2007, la División de Actividades Especiales  de la CIA y la  JSOC, como equipo, lanzaron una nueva oleadas de  operaciones encubiertas de gran eficacia en la captura y muerte de líderes de Al Qaeda.
  • Las unidades paramilitares JSOC y la CIA fueron los contribuyentes más importantes a la derrota de Al Qaeda en Irak.

Otras  fuentes abiertas, narran como operan los asesinatos selectivos empleando aviones no tripulados Drones o Predator, al igual que comandos de la Delta Force o de SAD-SOG de la CIA:

--El rastreo de llamadas telefónicas a números identificados, la intercepción de transmisiones de radio combinado en algunos casos con la vigilancia física de casas, sitios de reunión o campamentos, permiten la ubicación de objetivos a eliminar, ya sean estos individuos o grupos.

--La inteligencia de señales  (SIGINT) realiza la recopilación, analiza y difunde la información en tiempo real.

-- La plataforma tecnológica integrada por satélites, aviones  y helicópteros equipados con radares, estaciones  fijas  y operadores en el terreno, dotados de GPS, realizan un barrido que les permiten triangular las coordenadas, localizando los objetivos con precisión.

--De esta manera desde  los monitores de videos de la CIA en Langley, Virginia, un operador remoto del Predator, sentado en cómoda butaca observa la cámara que va proyectando  y fijando el objetivo, luego con las habilidades y competencia de un tecnócrata, sin que le tiemble el pulso aprieta una tecla y un misil hellfire cae sobre la humanidad de un insurgente, sobre una familia o un barrio.

Esto que parece una película de ficción, está ocurriendo en los teatros de operaciones que existen actualmente.

Peter W. Singer, autor de un libro que tiene el título de  "Conexión de cable para la guerra", realiza una lacerante radiografía de las implicaciones de este tipo de guerra:

-- El uso de la tecnología implicada en el  Predator es preocupante, porque crea la percepción de que la guerra puede ser hecha "sin costo" ético-político, ya que  las víctimas han permanecido sin rostros, y el daño causado por los bombardeos no está inventariado por la opinión pública.

-- Los operadores de los monitores de los drones o Predator son guerreros de cubículos que después de asesinar a personas muchas veces inocentes, donde se incluyen mujeres y niños porque se equivocaron de blanco, regresan tranquilos a sus casa a cenar con sus familias.

  --Los críticos han sugerido que los sistemas no tripulados, ahorradores de  combatientes, del peligro y del sacrificio, están creando lo que Sir Brian Burridge, un ex comandante supremo de las fuerzas aéreas británicas en Irak, ha llamado "una guerra sin virtudes",  que no requiere ni de  coraje ni de heroísmo. 

-- Esto sugiere que el asesinato virtual, con toda su parafernalia estéril, es una forma desconcertante  de la actual guerra secreta.

Versiones periodísticas  indican que estas operaciones encubiertas utilizando el programa Predator de la CIA, han aumentado significativamente durante la presidencia de Obama, teniendo como resultado 50 militantes de Al Qaeda muertos en el mes de mayo de 2009, y cientos de civiles muertos y heridos en tales ataques que no son reconocidos por ninguna entidad.

Según la New America Foundation, plantean lo contradictorio de la postura de la administración de Obama, la cual superó a Bush en este terreno:

 “el número de ataques con aviones no tripulados del programa depredator ha aumentado dramáticamente desde que Obama asumió la presidencia.  Durante sus primeros nueve meses y medio en el cargo, ha autorizado ya que muchos ataques aéreos CIA en Pakistán como George W. Bush hizo en sus últimos tres años en el cargo.  Los autores del estudio, Peter Bergen y Katherine Tiedemann, informan de que la Administración de Obama ha autorizado al menos cuarenta y un ataque con misiles de la CIA en Pakistán desde que asumió el cargo-una tasa de aproximadamente un atentado a la semana. “

Estos mismos informes destacan un incremento en la fabricación de aviones no tripulados por parte de General Atomics Aeronáutica Systems, el contratista de defensa que fabrica el Predator y su hermano más fuertemente armado, el Reaper, aumentando de  cincuenta aviones en 2001 a cerca de doscientos ahora.Otro aspecto que agrava las carencias éticas de este tipo de guerra, es la mercantilización de su operacionalización o la materialización de outsourcing con empresas contratistas:

-- La emblemática empresa Blackwater, ahora conocida como Xe Servicios, presta una variedad de servicios, tanto en los equipos monitores en Langley, Virginia, como en grupos de reconocimiento en el terreno, hasta cargar  los misiles Hellfire en los aviones no tripulados.

En la Web GLOBAL INTELLIGENCE, aparece un artículo con el nombre “Blackwater y la CIA, socios en operaciones encubiertas, publicado  el 1o de enero de 2010, donde se señala:

“Una serie de operaciones conjuntas entre la empresa Blackwater y la CIA llaman la atención sobre la privatización de la guerra. El último acuerdo con Colombia habilita “legalmente” el ingreso de contratistas. Sólo el Departamento de Estado tiene un contrato con Blackwater por U$S400 millones. Aviones espías, asesinatos en operaciones encubiertas y secuestros a escala global en manos de una empresa privada

•“En abril de 2002 la CIA pagó U$S5 millones a Blackwater para que haga ingresar a un pequeño grupo de hombres en Afganistán en tareas de  17/01/2010 reconocimiento.

•El 31/12/2009 un doble agente jordano se inmola en Afganistán y mueren ocho agentes de la CIA, pero trasciende que dos agentes eran contratados de inteligencia de Blackwater.

•El director de la CIA, Leon Panetta, canceló en agosto de 2009 el contrato con Blackwater por el cual la empresa privada era la encargada de armar de misiles a los aviones espías Predator con base en Afganistán para el bombardeo clandestino en el norte de Pakistán, a raíz del escándalo por el asesinato de 17 civiles en Bagdad en 2007 por el que la empresa cambió su nombre por el de Xe.

•En 2008 el Comando de Misiles y Defensa Espacial del Ejército de EE.UU. otorgó contratos por la cantidad de U$S15.000 millones s a un grupo de contratistas privados, incluyendo a Blackwater. El contrato, que incluye operaciones de inteligencia, espionaje y reconocimiento sobre México y Colombia.

•Dos agentes de Blackwater revelaron a Der Spiegel que la CIA había contratado a Blackwater para el secuestro y entrega de prisioneros de Guantánamo a prisiones clandestinas en Afganistán, Pakistán y Uzbekistán.”

Este conjunto de aspectos, que definen la estrategia imperial en la actual coyuntura ( siguiendo los cánones del Manual de Contrainsurgencia ), nos han permitido puntualizar en el terreno militar su dos ejes programáticos: la primacía de las fuerzas especiales simbolizadas en la denominación Delta Force y el empleo de la inteligencia tecnológica en las operaciones encubiertas. Ambos tópicos constituyen un desafío para quienes tenemos posturas anti-imperialistas y  compromisos revolucionarios en la construcción de un mundo nuevo, sin explotados y sin guerras.

 IV.- LAS ENSEÑANZAS DE LA RESISTENCIA ARMADA AFGANA, UN APORTES PARA LA CONFRONTACION DE LA GUERRA SECRETA DE OBAMA .

Los comando de la Delta Force, con su físico corpulento y dotado del  arsenal de técnicas de combate, entrenamiento y diversidad de armas, se estrellan frente al muyahidín masilento, de color y olor a tierra, armado con una fe inquebrantable en sus valores y en su identidad. Los Predator con sus cámaras de alta resolución y misiles letales, no encuentran blancos porque tienen que matar a todo un pueblo y porque la insurgencia no se deja localizar.

Por esto ocurre la derrota de la estrategia imperial formulada en el COIN, el cual se trata de implementar en Afganistán. A la hora del tu a tu, toda la maquinaria bélica de las fuerzas invasoras se desvanecen frente a unos explosivos improvisados, acompañados del tronar de  un RPG y el AK -47, los tres emblemas de la resistencia afgana convertidos en mortíferos instrumentos en la guerra asimétrica, cuya manifestación aparece y desaparece en cualquier lugar, a cualquier hora.

Por esto a los muyahidines le dicen “fantasmas” y a su país “el cementerio de los imperios”, porque han pasado décadas luchando para sobrevivir a las agresiones, haciendo guerrilla que recoge un viejo legado de los pueblos en lucha.

Obviando las consideraciones sobre las diferencias de época y el contexto actual, sus implicaciones étnicas, políticas y religiosas, en Afganistán se están verificando enseñanzas históricas, que pasan por las lecciones de Vietnam y el desarrollo de la resistencia armada  en nuestra América.

Carlos Lanz Rodríguez.

5 de Julio de 2010



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1880 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204502.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO