¡Se pondrá peor!

No soy de los que andan haciendo alarde de un antimperialismo discursivo ni de los que andan ofendidos por que el negro Obama, con complejo de blanco imperial, nos declare una amenaza para los intereses internacionales y nacionales de la primera potencia militar del mundo, amenaza para el imperio cuyo presupuesto militar es superior a la suma de los presupuestos militares de todos los países del mundo, para el imperio que puede librar una guerra en cualquier parte del mundo con sus casi mil bases militares extraterritoriales, todo lo contrario, me siento orgulloso de haber nacido en la Patria de Bolívar y de ser revolucionario desde los doce años.

Es claro que Venezuela no es una amenaza ni militar ni económica para los EEUU, militarmente nuestro equipamiento sería arrasado en una guerra territorial con los gringos, económicamente nuestra posibilidad de influir en los precios del petróleo son casi nulas ya que no somos capaces ni de inundar o desabastecer el mercado petroleros, nuestra capacidad de producción tiene casi una década estancada, entonces porqué el negro con complejo de blanco imperial nos declara una amenaza? A diferencia de muchos yo soy de los que afirmo que sí somos una amenaza para los interese imperiales de dominación planetaria.

Un país del patio trasero del imperio con 30 millones de habitantes y tres millones de barriles diarios de hidrocarburos se atrevió a enfrentar su propuesta económica imperial denominada ALCA, la derrotamos casi en solitario y levantamos como alternativa, el ALBA, un arañero mestizo en la propia cuna de su dominación imperial les dijo que olían a azufre y les rompió su dominación política y económica en lo que fue su OEA, ese mismo mestizo que entendió que el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el BID eran la artillería económica de dominación imperial, les creó PETROCARIBE, UNASUR y CELAC y utilizó el petróleo como el arma más poderosa para la integración y así romper la dominación y cambiar la correlación de fuerzas.

Además derrotamos sus planes golpistas de guarimbas, la salida, la transición y su guerra económica y por si fuese poco levantamos la esperanza del Socialismo para todos los pueblos del mundo que luchan y anhelan un mundo de justicia, de derecho, de libertad y democracia, de armonía con sus especies y su planeta ante el aberrante y decadente capitalismo salvaje y neoliberal.

Se pondrá peor, pueden expropiarnos CITGO, atacarnos con sus mercenarios y paracos, pero no olviden que cada venezolano lleva el mismo código genético de Bolívar, Sucre, Anzoátegui, Rivas, Guaicaipuro y de Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1155 veces.



Willian Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: