¿Obama tiene razón de afirmar que Venezuela es un peligro?

El razonamiento considerado por el Presidente Barack Obama en función de sus atribuciones constitucionales estadounidenses en considerando sus obligaciones de defender su país, los EEUU de América, en el marco de la Política de Estado que se ha aprobado y desarrollado según las circunstancias de Política Interna como de Política Exterior de la nación estadounidense desde la propia fundación de las "13 Colonias" ("Thirteeng Colonies"), hecho histórico desarrollado por los denominados en el ideario nacional estadounidense como los "Padres Fundadores" ("Founding Fathers"), adicionándole el carácter particular sico-social de dicha nación en mención y en el marco de las realidades paradigmáticas por las cuales atraviesa el sistema capitalista en su actual etapa de "crisis del sistema capitalista global", la necesidad de desarrollar una profunda reingeniería de dicho sistema socio-económico-histórico, reiniciar el modelo del imperialismo que ha estado en vigencia desde el "Acuerdo de Nanjing" hasta, en nuestra modesta opinión, la "Crisis de Wall Street". Esta reingeniería la hemos denominado como la "fase superior del imperialismo" que significaría la dialéctica en desarrollo por la decadencia de los EEUU de América como única super-potencia y la entrada en la escena internacional de un mundo multicéntrico y pluripolar (Hugo Chávez Frías dixit) y/o el concepto propuesto por José Vicente Rangel Vale de la "nueva política Obama".

En ese orden de ideas, el Presidente Barack Obama sustentó su tesis referida a la seguridad interna de los EEUU de América en la supuesta peligrosidad que significa Venezuela, la Revolución Bolivariana aunque no le nombre en su Ley Ejecutiva y al Presidente Nicolás Maduro Moros como Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante-en-Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a quien tampoco mencionaría en el texto en referencia. Esta "idea central en tesis" nos corresponde transcribirla para su análisis.

"…I, BARACK OBAMA, President of the United States of America, find that the situation in Venezuela, including the Government of Venezuela's erosion of human rights guarantees, persecution of political opponents, curtailment of press freedoms, use of violence and human rights violations and abuses in response to antigovernment protests, and arbitrary arrest and detention of antigovernment protestors, as well as the exacerbating presence of significant public corruption, constitutes an unusual and extraordinary threat to the national security and foreign policy of the United States, and I hereby declare a national emergency to deal with that threat. I hereby order:.."

Procedemos a traducir el texto transcrito que se corresponde con el primer párrafo de la denominada como "Orden Ejecutiva" de fecha 09 del mes de marzo del año del Señor 2015.

(https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2015/03/09/executive-order-declaration-national-emergency-respect-venezuela).

TRADUCCIÓN:

"…Yo, BARACK OBAMA, Presidente de los Estados Unidos de América, he encontrado que la situación en Venezuela, incluyendo la erosión de las garantías de los derechos humanos por el Gobierno de Venezuela, la persecución política de los oponentes políticos, reducción (abreviación, rebajamiento) de las libertades de prensa, uso de la violencia y violación y abuso de los derechos humanos como respuesta a las protestas antigubernamentales, y arrestos y detenciones arbitrarias de quienes protestan contra el gobierno, como también de la presencia exacerbada de la corrupción pública, constituye una inusual y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y a la política exterior de los Estados Unidos, y por ello declaro a una emergencia nacional para confrontar tal amenaza. Yo por ello ordeno:…"

La simple lectura nos lleva a considerar la contradicción en todas las variables comparativas que elevemos entre ambos países: Venezuela y los EEUU de América que no necesitan mayor disgregación. Ello no obsta para referirnos someramente a algunos exabruptos contenidos en esta "idea central en tesis geopolítica y geoestratégica" sobre la cual el Presidente Barack Obama sustenta su argumentación en referencia a la supuesta peligrosidad que representa Venezuela para la reconocida como la única super-potencia mundial desde, en nuestro criterio, la imposición mundial de la política titulada como la "Open Door Policy" y su proceso jurídico-militar, económico-financiero e ideológico "aguas abajo" que tiene su máximo cenit con el triunfo de los denominados "aliados" en la 2da. Guerra Mundial cual permitiría al Poder y Washington comenzar una serie de desarrollos en imposición global a través de guerras anti-comunistas bajo la tesis ideológica de la denominada como "Guerra Fría".

En nuestra visión muy particular, podríamos considerar que el espacio histórico ubicado entre el triunfo de los "aliados" en la mencionada guerra mundial hasta el triunfo electoral del Presidente Ronald Reagan, el Poder y Washington desarrollaron la "tesis de la guerra anti-comunista" en toda su capacidad y en cualquier lugar de la geografía mundial. La etapa histórica comprendida entre el triunfo del Presidente Reagan hasta la "Crisis de Wall Street" se debería conjugar con las crisis monetaristas y el desarrollo de la política de "reforma y apertura" impuesta por el Partido Comunista Chino bajo la batuta del Comisario Político, Deng Xiaoping. La crisis financiera de Wall Street (¿inducida?) significó, también en nuestra opinión, la crisis de esa específica etapa de la evolución cuasi-natural del sistema capitalista globalizado que obligó a las diferentes economías capitalistas mundiales al "hard landing" de las economías nacionales y mundiales que ha conllevado efectos dramáticos en todas las sociedades afectadas como podemos conocer en la Comunidad Europea, en los EEUU de América, Japón, etc., que ha obligado a redefinir estructuras capitalistas en la industria, el comercio, las finanzas y las políticas sociales sustentando dicha redefinición en la más extensiva privatización de todas las variables significativas de la cotidianidad social: hospitales, escuelas, universidades, seguridad social, cárceles, hombres en armas, policías privados, etc., con impactos en los costos al consumidor y restricciones dramáticas en las proyecciones de los crecimientos nacionales fundamentalmente en países denominados del Tercer Mundo.

En ese orden, solo en aquellos países con capacidades financieras, por las razones que fueren, han podido planificar y llevar a ejecución políticas sociales que permitan evitar crisis sociales que van desde los desahucios (España), homeless (EEUU de América), suicidios (EEUU de América, España, Grecia, United Kindom, etc.), pobreza extrema (EEUU de América, España, Grecia, etc.), como simple referencia.

Cuando analizamos someramente los ataques específicos que viene desarrollando el Poder y Washington contra Rusia, República Popular China y Venezuela conocemos ciertos paralelismos en lo conceptual de los contenidos en ataque exceptuando, por ahora, temas como medidas comerciales y financieras punitivas que están siendo dirigidas, directamente, al Estado ruso no solo por parte de los EEUU de América sino también por la Comunidad Europea adicionando el carácter de "guerra de mediana intensidad" que vienen desarrollando ambos lados del Atlántico sobre la frontera occidental rusa con Ucrania conjuntamente con el tratamiento de incidir en las exportaciones de crudo y gas hacia, concretamente, Alemania. Es por ello, en nuestro criterio, el ataque de la OTAN sobre Libia y las amenazas sobre Egipto y Argelia.

En nuestro modesto criterio, los EEUU de América han venido reflexionando sobre cómo controlar "su patio trasero" desde el triunfo del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías y el consecuente desarrollo de los paradigmas de la Revolución Bolivariana en permanente perfectibilidad estructural. No vamos a desarrollar en este texto ni las importantes políticas sociales y económicas ni sus incidencias en el entorno continental de Venezuela por razones de espacio además de no ser el objetivo fundamental de este escrito sino los significados, en el marco de lo significativo de las estructuras y superestructura capitalistas de esas políticas revolucionarias y cómo ellas han incidido como respuesta a las políticas neoliberales que se vienen imponiendo desde la "Crisis de Wall Street" en mención tangencial más arriba, cuales al impactar en los factores políticos representativos en el entorno del "patio trasero" y en sus sociedades cuales han causado evidente malestar al y en el Poder como a Washington (Casa Blanca, Congreso estadounidense).

Es decir, la decisión del Presidente de los EEUU de América, Barack Obama, de remitir la denominada "Orden Ejecutiva" al Congreso estadounidense no solo contiene, entre líneas, los objetivos lógicos considerando la reingeniería del sistema global capitalista y el renacer del Imperialismo estadounidense como conductor de las políticas mundiales como son el petróleo y gas, hierro y bauxita, oro y diamante, uranio y metales estratégicos, tierra arable y agua, biodiversidad y estrategia militar (geopolítica regional americana), sino también en lo fundamental cual sería la pervivencia del propio sistema capitalista porque sino no se lograría entender y comprender los reales significados de cada concepto contenido en la "idea central" como tesis de ejecución imperialista.

Es decir, cuando analizamos el concepto: "…una inusual y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional…", debemos sopesar cada uno de los vocablos contenidos en la frase en referencia. En primer lugar, nos llama la atención que Obama considera que la amenaza de Venezuela a la seguridad nacional estadounidense es "una" y no "la". En segundo término, esa "una" amenaza es calificada como "…inusual y extraordinaria…". Para nada es "inusual" porque ha sido el propio Comandante Chávez Frías quien en algunas ocasiones fue preciso cuando se refirió a "…la amenaza de los EEUU contra Venezuela…" y la decisión sobre el sector petrolero a pesar de la tradicional política de Venezuela de ser y considerarse como "un proveedor confiable" como lo ejemplariza la Historia y, en los actuales tiempos, PetroCaribe. En referencia a ser una "amenaza extraordinaria" se podría analizar desde diferentes variables: en primer lugar, Venezuela y EEUU de América han alcanzado ciertos acuerdos en tiempos de dificultad mundial en el marco del "mutuo respeto y no interferencia en los asuntos internos" cuando amenazas extra-continentales (no nos referimos a la URSS) se apersonaban por estos lares. En segundo lugar, el impacto de las políticas humanitarias que ha desarrollado la Revolución Bolivariana en su entorno geográfico son una demostración de contra-cultura-político-imperialista lo cual, evidentemente, es un franco agravio al concepto de "patio trasero" y apunta, seriamente, a la derogación de la "Doctrina Monroe". En tercer lugar, la constitución de organismos multilaterales regionales como la UNASUR y la CELAC, evidentemente, apuntan al propio corazón de lo real significativo de la Organización de Estados Americanos como bien la define el Comandante Fidel Castro Ruz como el "ministerio de las colonias". En cuarto lugar, la experiencia energética en el centro de Europa con las importaciones de petróleo y gas rusos le han enseñado al Poder y a Washington la importancia que tiene, realmente, PetroCaribe a tal punto de crisis que ha sido el propio Vicepresidente estadounidense, Joe Biden, quien ha convocado a una reunión de países del Caricom a Washington para leerles la cartilla energética y preparar el camino para la mencionada en este texto como "Orden Ejecutiva". En quinto lugar, es evidente que el Pentágono está muy preocupado no solo por razones geoestratégicas que se vienen desarrollando gracias a las decisiones alcanzadas en el seno de la UNASUR sino por las importantes inversiones y comercio entre América Latina y la República Popular China. En sexto término, el Pentágono y las finanzas como la cultura estadounidenses necesitan mantener el control de las rutas navieras en el Mar Caribe no solo por razones militares sino por el importante tráfico de estupefacientes que circulan por ese ancho mar además de las rutas que salen desde la costa del Pacífico colombiano hacia el norte de América.

Un último e importante punto es el de rescatar el concepto de "…una emergencia nacional para confrontar tal amenaza…". Es evidente que Venezuela ni sus finanzas representan una amenaza como para que el Imperio en su política imperialista de nuevo cuño en el marco de la "nueva política Obama" (JVR dixit) decida declarar "…una emergencia…" de carácter nacional para que las influencias de la República Bolivariana de Venezuela, la Revolución Bolivariana y el Presidente constitucional Nicolás Maduro Moros puedan representar "…tal amenaza…" al incompleto equilibrio de la sociedad estadounidense, al Pentágono y mucho menos a Wall Street. Pero debemos expresarlo: ¡SALVEMOS AL CAPITALISMO Y EL CAPITALISMO YANQUI! (Obama-Biden dixit).

Visto lo visto, los EEUU de América, el Poder, la Casa Blanca, la Secretaria de Defensa, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro no les ha quedado más que asumir su propia realidad sin reflexionar en las lógicas consecuencias de los contenidos de la "Orden Ejecutiva" porque no solo han "perdido cara" ante la comunidad internacional sino porque ha consolidado ideológicamente a la Revolución Bolivariana cual está impactando en esas sociedades esclavizadas por las políticas neoliberales.

¿Vamos a una guerra? ¿Quién pierde? ¿Será que los suicidios de soldados que han regresado de Iraq, Afganistán no son una significativa lección? ¿De cuáles derechos humanos nos estamos refiriendo?

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1964 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a204250.htmlCd0NV CAC = Y co = US