Por eso no soy presidente de Venezuela

De acuerdo con un reciente artículo de noticia en Aporrea, estas son las cuatro decisiones que nuestro querido presidente Maduro tomó recientemente para contrarrestar las recientes maniobras del gobierno de EEUU contra nuestra Patria:

"Las ... decisiones diplomáticas en defensa de la Revolución Bolivariana y ante la injerencia del Gobierno de Estados Unidos que incluirían 1) la revisión y reducción inmediata del número de funcionarios que laboran en la embajada norteamericana ... 2) la segunda de las decisiones ... es la notificación obligatoria de los funcionarios norteamericanos, de cualquier tipo de reunión realizadas en el país ... 3) la tercera de las decisiones ... fue la implementación de un sistema de visado similar al utilizado por el Departamento de Estado, para otorgar el permiso de visita, estadía y trabajo en Venezuela ... 4) como último punto ... que ante la pretensión de Estados Unidos de ser la policía del mundo, convocó a una rebelión mundial contra el imperialismo y anunció una lista de políticos terroristas, que no podrán visitar jamás el país ... Entre los que conforman esta lista se encuentran George W. Bush, Dick Cheney, Bob Meléndez, entre otros."

Ver: http://aporrea.org/tiburon/n266056.html

Mis tripas dicen, "No, no, no Sr. Presidente Maduro."

1) Yo eliminaría la embajada de EEUU en Venezuela completamente y totalmente, si no, en algún momento, construirán una fortaleza como hicieron en Iraq. Si bien me recuerdo, es la embajada más costosa que jamás EEUU construyó en otro país, porque ya sabían que iban a estar allí por siempre para gobernar ese país con traidores vende patrias iraquíes al estilo Capriles Radonski, María Corina Machado, Antonio Ledezma, y Julio Borges, y otros cobardes venezolanos sin bolas ni corazones.

2) No habrá ninguna necesidad de que los diplomáticos o funcionarios estadounidenses notificaran sobre alguna reunión que realicen en el país con quien sea, o por cualquiera razón que sea, ya que no existiría ninguna embajada gringa, y no se permitiría tampoco, bajo mi presidencia, que entre al país ningún funcionario estadounidense, ni ningún gringo tampoco, de cualquier tipo que sea, a menos que hayan decidido claramente de nunca más pagar sus impuestos al gobierno de EEUU (ver más abajo). Un gringo es un gringo, y pagan sus impuestos al gobierno asesino que anda por el mundo matando a inocentes y convulsionando las sociedades que no se subyugan a ellos. Yo soy canadiense, y paré de pagar impuestos al gobierno canadiense cuando el gobierno de Canadá se juntó con la EEUU en sus ataques militares contra inocentes en Afganistán en el 2006 (hasta hoy siguen con EEUU), y por eso ese gobierno trató todo lo posible para destruir mi vida, y gracias a Chávez, hoy soy venezolano. No soy el único, pero somos muy pocos quienes tenemos las bolas para enfrentar al Diablo en carne propia.

3) No, no, no, ¿un sistema de visado similar al de EEUU? Hay que ir mucho más allá, muchísimo más, no se dejaría entrar al país a ningún ciudadano de EEUU que sigue pagando impuestos en EEUU. Toda persona que paga impuestos en ese país es cómplice de las millonarias matanzas de inocentes en Japón, Corea, Vietnam, Guatemala, Panamá, Kosovo, Afganistán, Iraq, Libia, Siria, el Sudan, y muchos otros países, incluso Venezuela.

4) No, no, no, la lista de terroristas gringos debe ser muchísimo más grande, y debe incluir a todos los que pagan impuestos a los gobiernos de EEUU, Canadá, y todos los países miembros de la OTAN, y todos los países amigos de EEUU, como Japón, Colombia, Chile. México, y un montón más. Es demasiado fácil condenar a algún árabe sin nombre de terrorismo cuando no se condena a nadie que financia el terrorismo de EEUU y sus aliados. Cada persona que paga impuestos en esos países es un financista del terrorismo de EEUU y sus aliados, y esa es la verdadera verdad. Cada una de esas personas son terroristas.

Bueno, como pueden ver, por eso no soy presidente de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1407 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a203511.htmlCd0NV CAC = Y co = US