El francotirador: de la Ilíada a la odisea gringa

El concepto "yanqui" para referirnos a los estadounidenses es limitado ya que el mismo nacería durante la "Guerra Civil" estadounidense cuando "el Sur" calificaba a sus adversarios industriales del norte como "yanquis" ("yanks"). Ello nos lleva a precisar que el concepto "gringo" es la denominación que el pueblo mexicano definió como expresión de expulsión a los invasores estadounidenses sustentándolo en el color "verde" del uniforme de los soldados del Estado estadounidense bajo el estruendoso grito de "green-go" ("verde lárgate"). El mismo, posiblemente, sería la expresión popular sico-social más precisa y contundente frente a la típica invasión del imperialismo estadounidense.

¿Estaría dispuesto el Poder estadounidense a tomar la decisión de desarrollar un escenario tipo Libia, Siria, Iraq, Afganistán, Ucrania en Venezuela? Ella debería ser la pregunta a proponer para un serio análisis geopolítico de nuestro entorno geográfico. Para ello se debe considerar el marco histórico de las realidades que han circunscrito las relaciones entre Venezuela y los EEUU de América y la de ambos con el resto de los países del continente americano. Es obligante y necesario traer al consciente aquella certera precisión de don Simón Bolívar sobre los EEUU de América pero adicionando el comportamiento imperial de ese país del norte cuando, demostrable es, su negación al agradecimiento sobre la participación de don Francisco de Miranda en su proceso independentista como colonia británica que se desarrollaría no por "un jarrón" sino por el alza de impuesto al té importado sino por solidaridad internacional contra-colonialista y pro-independencia.

En ese marco referente, en esa línea de desarrollo, al tiempo, también, es de obligación no solo considerar "ese egoísmo imperial" que no ha respetado lo más fundamental de las relaciones humanas sino "el cómo" se ha desarrollado ese pensamiento expansionista estadounidense al sur del río Bravo y al sur de la muy hispana península de la Florida cuando, por lógica capitalista, propusieron y aprobaron en su Legislativo la "Doctrina Monroe" que sería denominada, popularmente, por el propio imperio a modo de prepotencia como "patio trasero". Ello obliga a repensar y reflexionar sobre cómo se ha ido desarrollando esa doctrina imperial-imperialista sobre la base de los "espacios sin fronteras"; es decir, cómo se ha expresado la praxis del imperialismo "green-go" sobre las zonas geográficas como estados en esos espacios arriba en referencia. Ello nos lleva a conocer que Washington se ha impuesto y ha impuesto sus paradigmas a través de invasiones militares, golpes de estado, asesinatos selectivos, conspiraciones, guerra de mediana intensidad y compra de conciencias a contra-nacionales anti-nacionalista, anti-patriotas y sin ningún espíritu de pertenencia excepto al sistema capitalista y, ridículamente, a Miami todo ello durante un espacio de tiempo que le ha permitido a Washington imponer sus deseos de control y dominación imperial. Es decir, nos estamos refiriendo a tiempos pretéritos cuando, en cruda objetividad, analizamos las actuales realidades internacionales de cambios hacia un mundo pluripolar y es en estos instantes cuando comenzaremos a demostrar que los EEUU de América no se puede dar el lujo de desarrollar una invasión en Venezuela a menos que por interpuesto pudiera utilizar Colombia y sus siete (7) bases militares como "cabeza de playa" para poder desarrollar un guerra "tipo la de Europa de los tiempos históricos pasados" a diferencia del escenario actual en Ucrania donde aún se mantiene una "seudo-guerra-civil" controlada más por la paciencia del Presidente Vladimir Putin que por los halcones de la OTAN (Polonia, Estonia, España, Holanda, Gran Bretaña y los sectores conservadores estadounidenses).

Para poder demostrar nuestra propuesta es obligante referirnos a dos (2) variables: la primera sería la "nueva política Obama" (JVR dixit) y la segunda, los actuales escenarios de guerras de baja y media intensidad que están en curso globalmente. Hemos desarrollado en nuestro inmediato anterior algunas ideas nuestras sobre cómo consideramos la geopolítica de la tesis propuesta por José Vicente Rangel Vale (JVR) sobre la mencionada, hasta el hastío por nos, referida como la "nueva política Obama"; es decir, un proceso de reingeniería profunda de la geopolítica de la Política de Estado del Poder estadounidense en el marco de la también profunda reingeniería del sistema capitalista mundializado y/o sí así lo prefieren: globalizado.

Ello ha significado para el Poder estadounidense la necesidad de tener que, obligatoriamente, aceptar la presencia de un nuevo actor fundamental mundial: la República Popular China y el reacomodo de factores de poder con importante impacto en la geopolítica mundial y, en consecuencia, en los escenarios internacionales; nos referimos a los países miembros del BRIC plus Sudáfrica y a la importante relación UNASUR-CELAC. En este punto concreto referido a la importante relación UNASUR-CELAC debemos rescatar, obligatoriamente, que su significado "golpea directamente al propio corazón" tanto de la "Doctrina Monroe" ("patio trasero") como al denominado por el Comandante Fidel Castro como "el ministerio de las colonias", es decir, la Organización de Estados Americanos, la denominada como OEA siendo y convirtiéndose esta realidad en un paradigma supremamente importante para el desarrollo de nuestra segunda variable: escenarios actuales de guerra.

Estados Unidos de América viene desarrollando escenarios de guerra inmediatamente posterior a la finalización de la 2da. Guerra Mundial en la península de Corea, Vietnam, Iraq, Afganistán y los correspondientes apoyos militares en Libia, Siria, Cuerno de África y aquellos en los cuales no nos estamos acordando pero que ustedes pueden adicionar. Como pueden leer no hemos incluido los escenarios desplegados de violencia al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida lugar geográfico donde se elevaría una bandera venezolana porque los escenarios de violencia expuestos por el Poder estadounidense en nuestra región latinoamericana deben ser analizados en las particularidades y significados de la "Doctrina Monroe" cual no ha sido aplicada en otros escenarios allende la geografía del continente americano.

Es de todos nosotros conocido cómo se ha expresado la praxis de la "Doctrina Monroe" en nuestro continente. En ese marco debemos rescatar la importancia sico-ideológico-política que significa la frase para nada simple ni sencilla de "patio trasero" impresa en los inconscientes y en los conscientes de las fuerzas vivas estadounidenses. Ello es de importancia vital para poder comprender lo que nos consideramos como dos (2) etapas de los obligantes comportamientos del Poder estadounidense para y hacia toda la América Latina incluyendo, evidentemente, tanto Centroamérica como el Caribe.

Es decir, el Poder estadounidense, Washington en sus expresiones reales significativas de la Casa Blanca y el Congreso estadounidense y sus brazos ejecutores del Pentágono y la CIA, históricamente, han desarrollado una política de dominación hacia nuestra región de particulares características: asesinatos, golpes de estado, invasiones, etc. Ello les ha sido de fácil implementación y desarrollo político-militar y económico-financiero en objetivo-real-imperialista porque los escenarios internacionales post-2da. Guerra Mundial y en el marco de la "Guerra Fría" se lo han permitido fundamentalmente y como hito histórico como consecuencia de las decisiones, para nuestra región post "Crisis de los misiles" (1962).

Actualmente, los EEUU de América se confronta con unos escenarios total y profundamente diferentes a los pretéritos referidos cuando no es la confrontación de las armas lo que está en la mesa de las negociaciones y escenarios específicos sino la supervivencia del propio sistema capitalista en su actual etapa de crisis profunda de reingeniería con las particularidades realidades muy diferentes a aquellos escenarios que se expresaron durante los años de la etapa histórica denominada como "entre-guerras" (1919-1939).

Cuando profundizamos en el análisis de la "nueva política Obama" (JVR dixit) deberíamos considerar cómo "se está moviendo" el Pentágono junto al Secretario de Defensa estadounidense y el Departamento de Estado en la persona de John Kerry conjuntamente con el Vicepresidente Joe Biden en los escenarios internacionales, es decir, el Presidente Barack Obama está inmerso en las realidades nacionales internas estadounidenses. En primer término conocemos como los mencionados han viajado hacia la zona de Asia-Pacífico para reactivar, posterior al traslado de 30 mil soldados estadounidenses que estaban estacionados en la Alemania demócrata-cristiana hacia el norte de Australia y frente a Timor Oriental, acuerdos de Defensa mutua con "aliados y socios". Inmediatamente han impuesto la incorporación de países latinoamericanos a ese escenario geoestratégico de importancia vital para la marina estadounidense manteniendo "dormida" la 4ta. Flota en el Caribe.

En esa lógica debemos considerar los desarrollos bélicos en el Mediterráneo y en el Oriente Medio previo a los escenarios de golpe de estado en nueva modalidad en Ucrania buscando, en nuestro entender, dos escenarios: control, evidentemente, temporal de las exportaciones de petróleo y gas rusos hacia la Comunidad Europea y desarrollar una "guerra civil de mediana intensidad" en el oriente de Ucrania obligando a Rusia a respetar los acuerdos pretéritos firmados sobre Crimea y el gasto de sostener emigrantes ucranianos en sus territorios rusos. A estos escenarios debemos incorporar los permanentes ejercicios militares que viene realizando la OTAN en sus países miembros y las continuas provocaciones que se vienen desarrollando tanto por mar como por aire, contre Rusia fundamentalmente, en el mar Báltico.

Es decir, sí el capitalismo mundial se está preparando para una guerra de mediana intensidad global, el Poder estadounidense no puede, no debe y nos consideramos no quiere "alterar el actual status quo" en Venezuela y es por ello que ha decidido realizar el importante escenario de acercamiento hacia Cuba para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, el levantamiento del catastrófico embargo y tratar de alcanzar un acuerdo para continuar utilizando la cárcel de Guantánamo como base extremadamente estratégica para el control del mar Caribe.

¿Por qué los EEUU de América no le convienen, no le interesa alterar la realidad actual del proceso revolucionario que se está desarrollando en perfectibilidad en la República Bolivariana de Venezuela? La pregunta no conlleva que no sea de objetiva realidad la "Guerra Política" que viene desplegando el Pentágono en Venezuela; todo lo contrario, tiene la importancia vital para la consecución del "objetivo objetivos" necesarios tipo 2da. Guerra Mundial en el Caribe. Es decir, objetivamente en un supuesto escenario de derrocamiento del Gobierno del Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros, en la supuesta connivencia de la FANB hacia un gobierno no-revolucionario que significaría que dicho gobierno no-sería-ni-bolivariano-ni-histórico-ni-chavista lo cual es de contradicción histórico-profunda, en la supuesta aceptación del Poder Popular a un gobierno no-chavista ni revolucionario-nacionalista-bolivariano, y en la supuesta "tranquilidad" de factores contra-green-go no solo nacionales sino continentales americanos y, hasta, quizás, extra-continentales que pudieran desarrollar escenario "argelinos" en espacios geográficos de debilidades sico-sociales.

Todo ese escenario como antesala a escenarios de guerras de mediana intensidad no solo contra Rusia sino también contra China, el Caribe es fundamental para la seguridad y defensa de los EEUU de América como ruta del transporte de petróleo y gas además del hierro y la bauxita para tanques y aviones y materiales fundamentales para que las fábricas de Silicón Valley sigan echando humo.

¿Ello significa que la "Guerra Política" que vienen desarrollando los EEUU de América contra Venezuela "se va a parar"? Todo lo contrario, se intensificará hasta poder alcanzar un escenario de detente que pudieran llevar a conversaciones inteligentes en función de lo expresado en líneas anteriores. Para ello es de obligación la "voluntad política del Poder" y el status quo político estadounidense.

¿Qué hacer? en primer lugar, entender los contenidos expresados por Oscar Schemel en el programa "José Vicente hoy" (domingo, 22 de febrero, 2015. Televen); en segundo lugar, realizar una profunda reingeniería sobre cómo contravenir la "contrainsurgencia" que viene desarrollando el Pentágono, es decir, reiteramos nuestro señalamiento, es el Pentágono el centro de inteligencia que viene desarrollando la "Guerra Política" contra el Gobierno del Presidente constitucional Maduro Moros y no los factores radicales de la oposición; en tercer lugar, reactivar el "Gran Polo Patriótico"; en cuarto lugar, sí el señor Presidente Maduro Moros lo considera oportuno redefinir políticas expansivas en lo relativo a la producción agrícola; en quinto lugar, aplicar aquella tesis de "fortaleza y debilidad" en todo el territorio nacional y, por último, combatir frontalmente la corrupción.

Quienes hemos estudiado "Guerra Política" en aquellos mismos lugares donde nuestra gloriosa Armada Bolivariana conocemos que la guerra más difícil de combatir es la "Guerra Política" por el continuo desgaste sico-social que ella conlleva. Es por ello que nos permitimos sugerir la lectura del texto titulado: "The Insurgents, Part I: Community-Based Practice as Military Methodology".

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1137 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a203251.htmlCd0NV CAC = Y co = US