De nuevo las cruzadas

A riesgo de que alguien pueda pensar que estamos alucinando y echando a volar en exceso nuestra imaginación, nos atrevemos a expresar que nos asalta la idea, que toda esta cosa que actualmente divierte, indigna u ocupa al universo, aun cuando parezca un rompecabezas de varias piezas, obedece a un plan bien orquestado por el sionismo internacional y está perfectamente imbricado en el plan de dominación global, para lo cual requiere apoderarse de las riquezas energéticas del planeta, que no puede alcanzarlo sino a través de las cruentas guerras destinada a someter a los pueblos, mediante el terror psicológico y por las fuerza militar, para temer como resultado, reflotar su plataforma, que hace agua hace ya bastante tiempo..

El poder del sionismo internacional, que se expresa a través del Pentágono y de la OTAN ha encontrado en los pueblos del mundo árabe una resistencia ilimitada por los factores culturales y de manera muy especial, el espíritu religioso. Otro tanto ha ocurrido con Suramérica y el Caribe, que con la llama de la revolución bolivariana, sus pueblos han despertado y están regresando a sus raíces, lo que implica otro foco de resistencia, para su proyecto de colonización planetaria. Esta resistencia se hizo notoria e irreverente cuando en el Rio de la Plata, los países del ALBA, en la voz del Comandante Hugo Chavez Frías, mandaron “Al Carajo” al ALCA, propuesta que presentó George W . Bush, para maniatar al patio trasero a sus designios, mediante el coloniaje comercial y financiero.

El Occidente imperialista, de siempre ha visto en el resto del mundo, no iguales, que merecen respeto, sino presas para devorar, dominar y someter a su antojo. Por eso llama la atención, como se está utilizando al “Islam” , mediante atentados de falsa bandera, para satanizar a sus creyentes y a quienes profesen alguna amistad a los militantes de esa fe religiosa· Pero al mismo tiempo esa islamofobia es utilizada para fertilizar el campo del capitalismo.

Por eso nos atrevemos a sostener que el Estado Islámico, el atentado contra la revista Charlie Hedbo y el escándalo en Argentina, son tres ligaditos, que está aplicando el sionismo en su desesperación por encontrar salida a la crisis estructural que corroe sus bases y que amenaza con provocar una estruendosa caída de ese enorme edificio, que es el capitalismo en su fase superior y, que para nadie es un secreto que está tocando fondo y posiblemente esté pensando en buscar como tabla de salvación, una moderna cruzada, pero esta vez junto a los pueblos árabes están también sus pares de Latinoamérica y el Caribe.

Las cruzadas que azotaron al medio oriente desde el siglo XI al Siglo XIII, fue una campaña organizada por el papado, para arrasar y someter a los pueblos árabes. En esas llamadas cruzadas, en nombre de Dios, se cometieron los peores crímenes contra el mundo musulmán, al cual pretendían convertir al “cristianismo”, a sangre y fuego. En ese lapso de dos siglos los “cristianos”, con la misión de liberar los “sitios sagrados”, bajo el dominio musulmán realizaron ocho cruzadas, a cual más sangrienta, todas en nombre de Dios, pero bien lejos de los intereses y de la fe del Redentor del Mundo, puesto que todas tenían el fin capitalista, de dominación, pero nunca la protección y liberación de los pobres.

Desde entonces el mundo árabe ha sido estigmatizado como terrorista, porque ejerció el derecho a la defensa respondiendo a los bárbaros invasores con la resistencia armada, hasta hoy en vigencia.

Si embargo occidente que desde que se conoce el mundo ha ejercido el terrorismo de Estado, cometiendo los genocidios más repudiables, como el del “Nuevo Continente”, donde desde el Río Grande hasta La Patagonia, durante la conquista y el pillaje contra América fueron exterminados más de cien millones de pacíficos y cultos seres que habitaban estos territorios. A contraparte los árabes ocuparon a España, durante 700 años, único estado europeo tocado por los musulmanes y cuando lo abandonaron dejaron la imborrable huella, no de crímenes y saqueos, como la dejada en América por los europeos, sino de arquitectura, música, sabiduría, importantes aportes al idioma español y a la ciencia. Surge una pregunta muy importante ¿ En España se habla árabe y se tiene como biblia para el oficio religioso el Corán?, obvio que no a ellos el musulmán, les respetó, su idioma, su Dios y sus costumbres. Demos un vistazo, rápido a los territorios invadidos por Europa, a ver si encontramos uno solo que hable su idioma, que adore a sus dioses, que conserve su cultura. Encontraremos que no existe uno solo, porque simplemente, destruyeron sus culturas, porque es la formula más certera para someter y dominar a los pueblos.

Por eso lo que hacen la coalición Europa – Estados Unidos, en el Medio Oriente y en los países del sector Euroasiático y lo que hace Israel, como sicario imperial, en Palestina y Líbano, donde amén de asesinar a población civil, han hecho de las mezquitas y bibliotecas, objetivos militares.

Dentro de este contexto, vemos como ahora, la CIA, el MOSSAD y demás agencias criminales, con el apoyo de la ultra derecha en el Senado Norteamericano, representada por Jhon Mckain , han sembrado el Estado Islámico en Irak y Siria, para apoderarse de los yacimientos petroleros más importantes de esa región, mediante el terrorismo que siembra en los colectivos ese grupo criminal, con sus atrocidades, contra quienes no profesen su “religión” y de manera puntual, contra las mujeres. Este ejército de mercenarios entrenado, armado y dirigido por occidente, asesina y abusa de la población musulmana en nombre del Islam, cuyos principios están bien distantes del crimen contra la vida humana, el pillaje y la extorsión, que caracteriza al Estado Islámico.

Con este engendro infernal, occidente cumple dos objetivos: Petroleo barato y justificar las agresiones armadas contra los pueblos. Luego tenemos el atentado contra la revista “humorista” Charlie Hidbo, un instrumento para provocar a quienes profesan el islamismo, con caricaturas insultantes al profeta Mahoma, para lo cual por si acaso ya tenían preparados a dos “fanáticos”, para el atentado de falsa bandera. Es demasiado obvio, que uno de los responsables del atentado dejara su documento de identidad en el vehículo donde se trasladaron y luego que fueran acribillados a balazos por la policía, de la cual eran informantes, sin darles tiempo de nada. Seguramente estos fueron un calco de Osama Bin Ladem, creyeron en pajaritos preñados y ahí está el resultado, utilizados y luego desechados, como preservativos. Una práctica por parte de la CIA, bien conocida.

¿Para que sirvió este atentado?, para fines muy concretos: Charlie Hidbo, estaba muriendo por su baja circulación, de acuerdo a los cables internacionales. ¿Después del atentado, que es Charlie Hidbo, acaso la revista en vías de desaparecer antes de la balacera? Nada de eso hoy por hoy, su circulación se disparó a millones diarios de ejemplares, que son reclamados en el mundo entero y en todo planeta, surgen los grupos con su consigna “Todos somos Charlie”. En otras palabras, un monstruo de la mediática mundial, que al mismo tiempo sirve por doble partido para potenciar la Islamofobia y así justificar la agresión policial en Europa, contra los musulmanes. Con esto está el mandado hecho, los islamista son “Terroristas, enemigos de la libertad de expresión”, menudo ingrediente para montarlos en la olla del exterminio, a través de la “Cruzada contra el terrorismo mundial”, que tiene su embrión en la Casa Blanco, pero que el sionismo, lo ubica en todas partes, menos en su cuna.

Y finalmente el escándalo en Argentina, con la muerte del fiscal, que acusaría a la presidenta Cristina Fernández, de complicidad con los “terroristas iraníes”, que hace una década supuestamente atentaron contra un centro judío en Buenos Aires. El rompecabezas está completo: A Cristina, no le pueden perdonar, haber confrontado y desnudado ante el mundo a los “Fondos Buitres”, como una red delictiva mundial, que con el apoyo de la Justicia Norteamericana, somete a la espoliación a países con problemas económicos, comprando sus papeles a terceros para luego pretender cobrarles lo que a estos delincuentes se les ocurra.

Pero de paso también se encienden las alertas de la islamofobia en América Latina, se reetiqueta a Irán, como centro del terrorismo mundial y se concluye el eje del mal, con Suramérica, el Caribe y el mundo árabe. No más vueltas que dar, vienen de nuevo las cruzadas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1490 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: