Bolívar y Chávez: Nuestros Padres de la Patria asesinados por la misma mano

Para el momento en que escribo estas líneas, se conmemoran 184 años de la muerte física de nuestro Padre de la Patria, Simón Bolívar, una de las raíces de la Revolución que hoy vive nuestra Venezuela.

En el día de hoy, necesariamente se me viene a la cabeza lo escrito por mí en fecha 29 de julio del presente año, cuando formulaba mi crítica y mis apreciaciones de la película “Libertador”, escrita y dirigida por Alberto Arvelo, y protagonizada por el actor Edgar Ramírez, me permitiré transcribir algunos fragmentos de lo que señalé en el artículo de ese día, titulado “De cómo pudieron haber asesinado a Hugo Chávez” en su entrega número 10:

“Después de haber observado la película “Libertador”, pese a algunos sesgos que la película tiene, no tanto por no ceñirse estrictamente a la historiografía oficial, lo cual es válido en teatro y cine histórico, sino por mostrarnos a un Bolívar “gringotizado” por momentos, incluso con la indumentaria que utilizó el actor australiano Mel Gibson en la película “El Patriota”, pero, si les puedo señalar, sin ánimo de pecar de inmodesto, que mis artículos referidos sobre el asesinato de Hugo Chávez cobra pertinencia y vigencia.”

“...Llaménme loco si quieren, pero nuestros Libertadores, que en el espíritu son uno sólo: Bolívar y Chávez fueron asesinados casi de la misma manera y por el mismo enemigo: El imperialismo estadounidense.”

“De acuerdo a la película, resulta verdaderamente extraño que un enfermo de “tuberculosis”, porque esa fue o es la versión oficial sobre la muerte de nuestro Libertador Simón Bolívar, estuviera preparando campañas militares para la reunificación de la Colombia la Grande, la Colombia Redonda. ¿No creen?. De hecho, el mismo Comandante-Presidente Hugo Chávez, en el propio Panteón Nacional, leyó documentos que sustentan esta aseveración. Pero, él también lo dijo: “La Historia siempre la escribieron los vencedores” que no siempre fueron los afectos de la causa revolucionaria y de la libertad de los pueblos”.

“De hecho, la misma historiografía oficial no nos echa el cuento completo sobre el verdadero motivo del asesinato del Gran Mariscal de Ayacucho: Antonio José de Sucre. Sucre, cuando salió hacia Ecuador, hacia el Sur, no sólo era para encontrarse con su esposa y con su hijita, sino también para iniciar una campaña militar en el Sur del Continente, para recobrar el sueño originario del Libertador, y someter por la fuerza a los facciosos y divisionistas que conspiraban en contra de la unidad colombiana en aquél entonces. A recuperar el proyecto de unidad bolivariana que amenazaba con desmoronarse, como en efecto ocurrió. Sucre iba a cumplir instrucciones de Simón Bolívar, y por eso lo mataron en la selva de Berruecos.”

“En el caso de Bolívar, cuando escribíamos los motivos por los que habría sido asesinado Hugo Chávez, serían los mismos por los que Simón Bolívar pudo haber sido envenenado y asesinado. Bolívar en 1828, se negó a entregar el incipiente sistema financiero, si así se le puede catalogar, a los ingleses. Motivo más que suficiente para intentar asesinar a una de las raíces fundamentales de nuestro proceso político revolucionario que vivimos actualmente en nuestro país.”

“El mismo Comandante Hugo Chávez habló de esta campaña militar que preparaba Bolívar para recuperar la Gran Colombia, de hecho, el iba por vía marítima, saliendo desde Cartagena de Indias, a desembarcar en Caracas para iniciar esta empresa, cosa que no le gustaba mucho a su edecán, Daniel Florencio O Leary, ya que le expresó a Libertador que no podían protegerlo en el mar.”

“Parte del plan de Simón Bolívar era enviar a Sucre al sur, Rafael Urdaneta se quedaría en Bogotá, mientras Bolívar y sus tropas, vía marítima, como ya lo expliqué, avanzaban militarmente sobre Caracas, para someter a Paéz.”

“Incluso, cuando Bolívar se despedía de su amada Manuela Sáenz, ésta le advertía que sus enemigos decían que él tenía tuberculosis, y que se cuidara. En ese momento, Bolívar no estaba ni siquiera resfriado, y cuando ya iba a iniciar esta empresa militar, empezó a presentar estos problemas de salud, la cual empezó a deteriorarse de manera muy acelerada. Cualquier paralelismo con lo pasado con el Comandante Chávez no es pura coincidencia.”

“Incluso, desde mi óptica, me parece altamente sospechoso que las investigaciones que se estaban llevando a cabo respecto a las causas de la muerte del Libertador Simón Bolívar, iniciadas por Hugo Chávez, quedaron paralizadas. No sé ustedes, pero esto me resulta altamente sospechoso.”

“Es decir, de manera resumida, las formas biológicas para asesinar a personas, y más cuando estos se convierten en estorbo de los poderosos del mundo, no son ni siquiera tan novedosas, vienen desde tiempos inmemoriales. Y son formas tan sutiles y tan eficaces, que dejan pocas evidencias.”
La opinión emitida por el Presidente Hugo Chávez, el 25 de julio de 2011, en momentos en que se leía el Informe de la Comisión designada para investigar el fallecimiento de Bolívar, sorprendió a los historiadores oficiales. El Presidente Chávez dijo en Cadena Nacional: “Asumo la responsabilidad ante la historia, a Bolívar lo Mataron”. Esta aseveración del Presidente Chávez, que no sólo es un asiduo lector, sino que es un inquisidor de la historia manipulada, un gran conocedor de la trayectoria de Bolívar y un apasionado de la vida y obra del Libertador, es compartida por muchos venezolanos, ante tantas evidencias que corroboran esta tesis del asesinato.

Los realistas contaban con espías y curas que filtraban la información obtenida en los confesionarios. Bolívar contrarrestaba a los espías realistas generando más de una carta, a distintos destinatarios y con distinta información.

Así como los académicos han publicado cartas que demuestran que Bolívar agonizaba, veinte cartas escritas por Bolívar dicen todo lo contrario. Hay dos fechadas en Cartagena el 18 de septiembre de 1830, en la primera dirigida al General Urdaneta dice: “…me llaman a la capital para que vaya a presidir los destinos de la República, que desgraciadamente ha quedado sin gobierno (…) Desde luego me pondré en marcha para esa capital (…) Hasta que llegue ese momento deseo servir únicamente como ciudadano y como soldado”. La segunda dirigida al coronel Castelli: “…Usted verá por mi Proclama que he respondido al grito de la patria; y además marcho a la cabeza de dos mil hombres a restablecer el orden donde quiera que esté turbado. Mis antiguos compañeros me volverán a ver a su lado participando de sus peligros y de sus trabajos ¡Muy pronto me tendrán ustedes por allá!”
Otra carta fechada también en Cartagena el 25 de septiembre de 1830, dirigida a Estanislao Vergara: “Dentro de tres días me voy hacia Santa Marta por hacer ejercicio, por salir del fastidio en que estoy y por mejorar de temperamento”. En estas cartas Bolívar no menciona para nada la supuesta enfermedad y se nos presenta saludable, altivo, guerrero y dispuesto.

Cuando se investiga sobre la muerte del Libertador, uno de los enigmas más intrigantes, ha sido el viaje por mar que emprendió desde Barranquilla hasta Santa Marta, que según la historia oficial, fue a solicitud del propio Bolívar, puesto que requería botar la bilis en procura de mejorar su malestar, ya que él se mareaba a bordo de un barco. ¿Pero de donde surgió la afirmación de que Bolívar se mareaba en un barco?
El 5 de marzo del 2013 muere el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías; un hombre excepcional, más que un líder político, una entidad que llegó al mundo para cumplir una misión, como muy pocos elegidos ha conocido la historia, donde hallamos personajes inmortales como Simón Bolívar El Libertador.

Pienso también que el solo hecho de investigar las verdaderas causas sobre la muerte de Simón Bolívar, también incidieron sobre el asesinato de Hugo Chávez. Con nuestro Comandante sucedió lo impensable,ya que su muerte se dio en el marco de otra gran conspiración, que más que una especulación, como muchos quieren hacer ver, están las declaraciones de Chávez, horas antes de ser operado, donde denuncia a los Estados Unidos como los artífices de un nuevo magnicidio, como lo fue con el Libertador Simón Bolívar.Aquí lo dicho por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías:
“Es muy difícil explicar, a estas alturas, lo que nos ha estado aconteciendo a algunos Presidentes en América Latina ¿Al menos es extraño! Muy…muy extraño… sería extraño que hubieran desarrollado tecnología para inocular el cáncer? Y que nadie lo sepa hasta ahora… y se descubra esto dentro de cincuenta años… o no sé cuanto… no lo sé… sólo lo dejo a la reflexión… pero esto es muy… muy… muy extraño, que nos haya dado cáncer a Presidente Lugo; a Dilma cuando era candidata, y opuso en riesgo en algún momento su candidatura para la elección Presidencial del Brasil, porque Lula no podía reelegirse otra vez… Después vengo yo ¡Y pummm! entrando en año electoral… a los pocos días Lula… Fidel siempre me lo dijo: “Chávez ten cuidado… Chávez ten cuidado porque tú te le tiras a la gente encima… mira… cuidado; esta gente ha desarrollado tecnología; tú eres muy descuidado… cuidado con lo que comes, con lo que te dan a comer… cuidado, que se yo, cuidado con una pequeña aguja y te inyectan no sé qué”

Porque se demostró, cincuentas años después… o cuarenta años después, que el Gobierno de Estados Unidos, la CIA, y no sé cuántos organismos más, lanzaron sobre Guatemala una Operación Biológica, Química y Radiológica, y contaminarnos de no sé cuántas enfermedades, a unos cuantos guatemaltecos, entre otras enfermedades venéreas, para hacer algunas pruebas… Ese es Estados Unidos… ¡Cómo murió Yaser Arafat, por ejemplo, el gran líder palestino, el único diagnóstico que se conoce, que lo dio su médico: “Extrañas Alteraciones en la Sangre”. No hubo forma de salvarle la vida a Yaser Arafat.

Pero, volviendo al tema de la muerte de Bolívar, hay testigos de que para el momento en que Bolívar llega a Santa Marta, de acuerdo a las aseveraciones de Próspero Reverend, había un buque de guerra estadounidense llamado “La Grampus”, y la existencia de esa nave estadounidense, explica la existencia de una bitácora, que se puede constituir en una prueba más sobre la muerte de nuestro Padre de la Patria, de acuerdo a todo un trabajo de investigación que realizó el camarada Jorge Mier Hoffman.

Según y que esta embarcación estadounidense se encontraría en territorio de la entonces Colombia por “curiosidad” y que tuvieron la gentileza de colaborar con Alejándro Próspero Reverend en el diagnóstico del Libertador, quien prácticamente había sido desahuciado por la tuberculosis.

La nave se encontraba para el momento en que Bolívar llega a Santa Marta, el 1 de diciembre de 1830. Mier Hoffman se dió a la tarea de buscar la bitácora entendiendo que el capitán de dicha embarcación registra de puño y letra todos los acontecimientos. Y entre esa búsqueda, se encuentra que en el centenario de la muerte de Bolívar, el Gobierno de Colombia le envía al embajador de EEUU, una carta en agradecimiento de que en algún momento de la historia los Estados Unidos colaboraron con el Libertador, porque lo asistió el médico de dicha nave, entendiendo que existía esa bitácora en Colombia, puesto que la embajada le envió copia de la misma a la Academia Nacional de la Historia de ese país.

Mier Hoffman fue a buscar la bitácora y estuvo varios días buscando la bitácora, incluso acompañado del Presidente de la Academia de la Historia colombiana, y se dieron cuenta que la bitácora desapareció. Pero encontraron que esa bitácora fue enviada a la Academia de la Historia de acá de Venezuela, la cual también desapareció de los documentos de nuestra Academia de Historia en nuestro país. ¿Por qué desaparece un documento de tanta trascendencia histórica en nuestro país de esa manera?

No quedo otra que irse a los archivos navales en Washington, en el cual hubo necesidad de coordinar la labor de abogados, expertos en documentos antiguos, para que un documento desclasificado como éste le fuera entregado a este historiador. En la bitácora se develan muchos de los misterios de lo que pasó con Bolívar.

Mientras que la historia oficial nos dice que Bolívar llegó el 1 de diciembre de 1830 a Santa Marta, el capitán Isaac Mayo, que era capitán de una nave de guerra nos dice que en esa misma fecha, estaba capturando a nuestro Libertador Simón Bolívar en alta mar.

El 7 de septiembre de 1830, por instrucciones de Andrew Jackson, en ese entonces Presidente de EEUU, el capitán de la Grampus, un barco de guerra de 24 cañones, tiene la misión de navegar aguas colombianas, bajo el argumento de que Colombia era un país “muy inestable”, por no decir que era peligroso. Con instrucciones de dirigirse al puerto de Santo Domingo y esperar nuevas instrucciones. Así lo hizo el capitán.

El día 29 de noviembre, la nave se dirige a Cartagena, y el día 30 sale hacia Santa Marta buscando a Bolívar, y en el transcurso de esa búsqueda ubica diferentes barcos hasta ubicar en el que iba el Libertador.

El 1 de diciembre ubican al bergantín “Manuel”, donde iba a bordo el Libertador e inmediatamente le hace un disparo de cañón y envía un bote con soldados a abordar la embarcación donde va nuestro Libertador, llevándole una carta del Presidente Andrew Jackson dirigida a Bolívar a través de una nave de guerra. Curioso que el Presidente de Estados Unidos no le haga llegar esta carta a nuestro Libertador a través de su embajador en Colombia, como gesto a las formas diplomáticas, y menos entregarla de manera violenta con un disparo de cañón.

Debemos suponer que en dicha carta había instrucciones precisas de que hacer con el Libertador, en caso de ser capturado por esta nave de guerra estadounidense. La historia sería muy larga de contar, pero Bolívar es capturado, por instrucciones de Andrew Jackson, porque tenía razones para hacerlo.

En 1817, Bolívar se encontraba en Angostura, y estaba prácticamente sumido en no poder avanzar porque los españoles estaban recibiendo armas, y ocurre la captura de dos barcos estadounidenses en las aguas del Orinoco, las goletas “ Tigris” y “Liberty” , que llevaban armamento para los españoles. En ese momento Bolívar se plantea que si era válido declararle la guerra a España en nuestro territorio, también era válido hacerlo con La Florida, porque este territorio en ese momento estaba en manos de España, y Bolívar se propone la tarea, la cual fue desaparecida por nuestra historia, que fue la invasión de Florida, enviando una expedición dirigida por Gregorio Mc Gregor, que estaba casado con una sobrina de nuestro Libertador, y va con 150 hombres, llegan a la Florida, capturan la Florida, capturan la isla de Amelia, pasan a Fernandina y fundan la República Bolivariana de La Florida. Es decir, lo que hoy en día es Miami fue una República Bolivariana por sesenta y siete (67) días.

Por eso como hipótesis, Jackson ordeno la captura de nuestro Libertador, como represalia a esa acción heroica. En es tiempo de la república de Florida, los Estados Unidos tenían como su Comandante en Jefe a Andrew Jackson. Como la República de Florida era libre, se generó un conflicto con la intención de sacar a los patriotas,utilizando una técnica muy común y que se ha hecho muy popular: Un Tribunal de Washington declara que Gregorio Mc Gregor es un contrabandista y se emite una orden de captura, y con este documento se invade La Florida. Cualquier parecido con lo hecho con Noriega en Panamá, y otros países no es pura coincidencia, y hasta ahora les ha funcionado muy bien.

Lograron disolver la República de la Florida, para borrar de la historia este incidente, que significo invadir una Nación que ya era libre como La Florida, entonces se invento una transacción comercial por 5 millones de dólares, se borro todo eso y Estados Unidos le compraba a España dicho territorio. ¿Que tal?

Transcurren trece (13) años de esa situación, Bolívar viene con un ejército de 2000 hombres a invadir Venezuela, en virtud de que había un personaje, Pedro Carujo, el que mató a Fergunson, hirió a Diego Ibarra y golpeó a Manuelita Sáenz en la fatídica noche del 25 de septiembre de 1828 en la que casi matan a Bolívar, era este asesino y sicario para la época. El logra ser indultado, se va a Venezuela, y aquí es recibido por Paéz como un héroe, al extremo de darle una medalla de reconocimiento por atentar contra la vida de nuestro Libertador, y lo nombran comandante en jefe de las tropas de Maracaibo.

Bolívar ante esa situación sale de Bogotá, pero no sale como nos lo han pintado, que Bolívar y que salió enfermo, pues no, Bolívar salió con un ejército de 2000 hombres dispuesto a invadir Venezuela a restablecer el orden pérdido. Y en ese momento, el Presidente de EEUU era Andrew Jackson, entonces este sujeto se planteo: “Si Bolívar en un momento dado, sin contar con la fuerza que tenía desde Angostura fue capaz de presentarse en las costas de Florida y crear una República, que sería capaz de hacer ahora Bolívar como Presidente de seis naciones y un ejército bien dispuesto.

Por razones de espacio, y por ya existir trabajos históricos al respecto, no me quiero extender más de lo que ya he hecho, pero si podemos señalar que la muerte de Bolívar fue producto de una gran conspiración donde muchos actores estuvieron involucrados, un ambiente de complicidad total, donde el primer cabecilla fue Andrew Jackson, al extremo que planifican toda una estrategia para obligar a Bolívar a salir como salió, rompiendo inclusive su propia seguridad de montarse en un barco y permitir que sus tropas vayan por ciénagas para alcanzarlo en Santa Marta, ocurre el asesinato de Sucre.

Viene una complicidad general que trata de borrar de la memoria histórica de los venezolanos y venezolanas los hechos que ocurrieron en Santa Marta, y aparece solamente Alejandro Próspero Reverend, que por cierto no era doctor, y eso lo determinó el doctor Pepe Izquierdo, y Reverend justificó una tuberculosis que nunca existió, puesto que la tuberculosis de Bolívar era endémica, su madre murió de tuberculosis.

Siempre se dijo que en lo que llega Bolívar a Santa Marta, Alejandro Próspero Reverend se hizo asistir de un médico de la nave de guerra, que era el doctor Brian Mcknight, y así ha sido tomado por mucha bibliografía, pero resulta que dicho doctor no aparece en la bitácora de dicha nave, ni existe la supuesta asistencia que se le hizo a Bolívar.

Sin duda Bolívar fue asesinado, Bolívar fue ajusticiado, porque Bolívar venía a Venezuela con una disposición de derrotar a Paéz, para acabar con Carujo, lamentablemente se encontró en su camino con la traición, se enervó por el asesinato de Sucre, y cometió la imprudencia de montarse solo en una embarcación donde lo estaba esperando una nave de guerra estadounidense tal y como lo reportó en la bitácora de la Grampus, el teniente Isaac Mayo.

Pero al Libertador se le permitió como último deseo, escribir una carta, la cual dirigió a Fanny Du Villars, que Vicente Lecuna califica de apócrifa, pero que tiene códigos masones donde Bolívar da las respuestas de como, cuando, quien lo mató y en donde están sus restos.

Que cosas que pareciera que los ciclos históricos cada cierto tiempo parecen repetirse. Y que hombres como nuestro Padre Bolívar, y nuestro Gigante Hugo Chávez, más allá de los nombres y de ciertos y determinados actores y hayan cambiado algunas formas , algunos modos, hayan sido asesinados por la misma mano imperial. Por eso es que tenemos que triunfar y consolidar el camino que nuestros libertadores nos legaron.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3104 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a199907.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO