¡So EEUU!

¡Ey! ¡Ya va! No es el SOS sifrinoide del, “socorro, o sea, sálvame demasiado”, de los pupilos a neo-nazi-fascistas oposicionistas pidiendo la intervención. ¡No!, es el ¡SO! que empleamos en nuestramericana mestiza para mandar a callar la ofensa, insolencia, arrogancia: ¡SO EEUU!, más respeto al pueblo de Bolívar. Y, a la vez, es un llamado a la conciencia del pueblo norteamericano, desinformado y manipulado por sus mass media en cuanto a las barbaridades que sus gobiernos continúan haciendo en el planeta “por la paz y la democracia”, y que no es más que el saqueo de los recursos de los países que sean presa fácil de mal poner e invadir, con la finalidad de salvaguardar el insostenible y gravoso, “american dream”, arrogantemente presentado por el sistema. Sueño, que al mismo tiempo es negado a muchos que seducidos por el poder persuasivo de la publicidad se aventuran a alcanzarlo, (terminan muertos, presos, y, si corren con suerte, deportados o tratados como ciudadanos de cuarta o quinta).

El llamado es a ese pueblo norteamericano, que tiene el derecho a disfrutar ese sueño, pesadilla…, o, como carajo quieran llamarlo, pero, no a costa de la depredación, saqueo y muerte. Todos los pueblos del mundo tienen sus sueños y el derecho a alcanzarlos, a disfrutarlos, como también el derecho a tomar decisiones y el rumbo a seguir en democracia, en perfecta paz y en armonía con el entorno, sin obedecer las directrices a capricho protervo de sus dirigentes imperiales a petición de despatriados locales que sueñan con recuperar sus privilegios perdidos.

La mayoría del pueblo venezolano creyó y sigue creyendo en el socialismo concebido por el comandante eterno y que con gallardía continúa el presidente Maduro, dándole al pueblo lo que es del pueblo negado por gobiernos anteriores sumisos, lo que no perdonan sus gobernantes y la sarta de degastados y derrotados pitiyanquis que todavía viven en la patria de Bolívar, y allá, especialmente en Miami, convertido en guarida bajo la protección y auspicio gringo.

Ustedes, prefieren el sistema de gobierno que tienen con solamente dos partidos políticos tan parecidos que son igualiiitos, “el mismo musiú con diferente cachimba”, y ningún país de nuestra galaxia ha intentado derrocarlos, ni mucho menos, a través de las mamparas mal llamadas ONG y en gavilla con sus embajadas, desestabilizarlos como lo vienen haciendo sus gobernantes. Se respeta la decisión de poner en la silla a quien diantre elijan ustedes. Pero, por favor, díganle a su gobierno, que respete la decisión que se ha dado el pueblo venezolano y deje de estar entrometiéndose en nuestros asuntos.

Venezuela es tan noble, para otros, hasta tonta (? ), que, a pesar de la depravada injerencia y apoyo, que con caradurismo niegan, al oposicionismo, a golpes de estado, paros petroleros y de instituciones, desestabilización, saboteos, terrorismo, paramilitarismo, guerra económica, falsas acusaciones, ahora sanciones…todavía sigue suministrándoles petróleo seguro para su bienestar económico y de buena voluntad provee combustible para calefacción a precio solidario, en parte donado, para que un porcentaje de sus casi 50 millones de pobres no mueran de frío, amén que sus empresas transnacionales sigan operando libremente en su otrora patio trasero.

Es tiempo de reflexionar. Basta de seguir eligiendo gobernantes genocidas y ecocidas. No les basta lo que han hecho de Irak, Afganistán, Libia, Egipto, Siria, Crimea… ¿hasta cuándo van a seguir apoyando la destrucción de civilizaciones enteras, callados, indolentes, indiferentes? Es hora de levantar la voz a favor de la vida y de los pueblos del mundo, de exigir a sus mandatarios el fin de su política guerrerista, invasora, saqueadora y espía.

¿Se han preguntado qué pasaría si los países del mundo agredidos, invadidos, bombardeados, bloqueados, asediados, obstaculizados, espiados…por sus gobiernos y secuaces, decidieran aplicar la ley del Talión: “aquel que cometiere un delito recibirá como pena lo mismo que provocó”?

Señores, el pueblo libre y soberano de Bolívar, Chávez y Maduro ama la paz, pero también está dispuesto a defender a la Patria.

Vivan su “american dream” en paz que nosotros viviremos “nuestro sueño”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.



Elmer Montero

Licenciado en Comunicación Social,locutor,productor radial,escritor,compositor,músico,poeta.

 elmersanto@hotmail.com      @elmersanto

Visite el perfil de Elmer Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elmer Montero

Elmer Montero

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Oposición