Los desechables...

La maquinaria imperialista no anda con cuentos, solo basta recordar el asesinato de John Kennedy, según bajo la tesis de que negociaría con Cuba, para entender de lo que son capaces estos imperialistas y su entramado complejo de mafias regadas por el mundo. El caso de Leopoldo López es ejemplarizante; este dirigente de la ultraderecha, uno de los más convencidos de las salidas fascistas, el impulsor de "la salida", refiriéndose a la salida inconstitucional del presidente (Golpe de estado), promotor de la consigna "Maduro vete ya", se ve amenazado por sus propios panas que consideran "rentable" la muerte del líder opositor. Algo que solo en una novela de Alfred Hitchecock se puede remitir a la imaginación o en la de unos fascistas que son capaces de cualquier cosa para llevar a cabo sus pretensiones de acabar con la revolución bolivariana.

Las ironías de la vida, Leopoldo fue un incansable cazador de líderes chavistas en el golpe de estado de 2002, entre ellos a Diosdado, ahora a quien él persiguió, Diosdado Cabello, le lleva a presentarse ante la justicia sin que corra riesgo alguno y el estado venezolano le protege la vida ante tanta locura imperialista desatada que coloca su vida en peligro.
En el espejo de Leopoldo se deben estar viendo muchos líderes opositores que se entregaron al imperialismo como traidores a la patria de Bolívar, el imperio desecha a los que ya usa y le encanta usar material desechable sin importarle que contaminen el mundo y lo llenen de sangre. Solo basta preguntarse ¿A quien beneficia la muerte de Leopoldo López, o de cualquier otro líder de la oposición? Está clarito, solo beneficia a quienes les interesa que en Venezuela se desate una guerra civil para justificar una intervención imperialista, es decir, al imperialismo, porque estemos claros señores de la MUD, ustedes no gobernarían en un escenario negado de un retorno de la derecha al poder, serían títeres del imperio, pero también serían los que expondrían el pellejo... ¿Quien gobernaría en una hipotética invasión y derrocamiento de la revolución? He allí el gran problema de muchos opositores, no lo deciden acá en la MUD, lo deciden en el centro imperialista y aquí acatan cuan borregos. Así como ocurre con Uribe Vélez, chantajeado por sus vínculos con la droga, es probable que Leopoldo les resultara incómodo para sus perversos planes, aunque les fuera útil hasta cierta etapa del plan golpista, sobretodo en el inicio de la mecha incendiaria que de paso se les va a quedar fría porque el pueblo junto al gobierno y la FANB se encargará de congelarla.

Quien verdaderamente dirige el golpe es el imperio, los cuadros opositores de acá solo son instrumentos del mismo… que por prepotencia y vanidad no quieren cambiar su actitud y prefieren la bota yanqui, antes que la libertad junto al pueblo de Venezuela y terminar asumiendo que fueron derrotados por la historia y una pléyade de dirigentes que dirigió Chávez, los educó y les enseñó la vía para defender la patria en este momento histórico.
La botija petrolera es demasiado grande para que el imperio se quede tranquilo, son capaces de cualquier cosa para descarrilar la revolución bolivariana y Latinoamericana que se les viene encima y sin capacidad política para maniobrar. Solo el poderío militar les queda, ya nadie les cree, solo los disociados que por odio los llevan a asumir actitudes fascistas y carentes de toda lógica.

Solo los ingenuos se creen el cuento de una "protesta pacífica" que es todo lo contrario, edulcorada por la maquinaria mediática imperialista que trasmite al mundo una realidad virtual... Solo pequeños grupos de opositores salen a trancar las calles con tácticas subversivas, a las cuales el gobierno las enfrenta con toda la legalidad, sin represión, tan así que han recurrido a fotos montadas para regar por el mundo la tesis de la insurrección popular en Venezuela, cosa que es absolutamente falsa.

Bien lo dijo el presidente Maduro, "no hemos derrotado totalmente el golpe en desarrollo" y nos pide estar alerta, pero lo que realmente ocurre, el efecto político de todos estos hechos, es que políticamente el imperialismo ha sido derrotado, solo le queda pequeños grupos violentos, por lo tanto peligrosos, que intentarán causar destrozos y violencia, pero que a la larga serán reducidos también. Este pueblo está preparado para las batallas de largo aliento, solo los pequeño burgueses se desesperan, los pueblos tenemos la paciencia milenaria de años de lucha por sobrevivir ante tanta ignominia imperialista, estamos curtidos en la lucha y dispuestos a resistir el tiempo que sea necesario con la paciencia requerida.

Sin embargo, los desechables parecieran entrar en un callejón sin salida, el imperio les presiona, les exige contundencia, ellos han tenido que vincularse a sectores como el paramilitarismo colombiano dirigido por Uribe, sector peligroso que incluso hasta la propia burguesía detesta, pero es la estrategia imperialista y callados se la calan. Leopoldo López no es ningún dirigente salido de los sectores populares, ni siquiera de los sectores medios, pertenece a la alta burguesía criolla, no obstante, si fueron capaces los imperialistas de sacrificar a Bin Laden, socio de Busch, qué puede esperar este muchacho fascista que políticamente lo lanzaron a los leones para que lo devoren sin compasión. Los expertos dicen que el fascismo es la última barrera del imperialismo, lo usó contra la URSS, lo usan cada vez que les conviene. Para ello se aprovechan de un conjunto de condiciones objetivas y subjetivas que crean desestabilización y conmoción, pero en el caso venezolano esto no les resultará y no les resultará porque el pueblo es pacífico, cree en al paz; adversan al gobierno de Maduro, pero creen en la paz y las salidas democráticas que son extensas en nuestra constitución...

Históricamente el imperio está derrotado, pero hay que estar atentos a las maniobras imperialista en lo militar, y la capacidad para financiar desestabilizaciones y en eso, la acción de "los desechables", que solo sirven en el concepto imperialista para generar violencia, se pudiera activar con otros cuadros de la burguesía que sin importarle su futuro los lanzarían a la derrota más estruendosa que imperio en el mundo se ha llevado, esto será peor que el Viet Nam y se les derrotará con la paz, la unidad y la constancia.
Por la paz y la revolución... Unidad con Maduro y el gobierno revolucionario, es lo que Chávez y la historia nos exige.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1294 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor