Nobel de la paz o noble de la criminalidad

Pareciera que el flamante Nobel de la Paz, inquilino de la Casa Blanca y relacionista del Complejo militar, industrial y comunicacional que sojuzga al mundo, sufre de una sed compulsiva de sangre árabe, porque para sus ansias de la praxis criminal, no hay verdad que valga, salvo la necesidad de derramar sangre inocente en el mundo para oxigenar el moribundo sistema al cual sirve, sustentado en el consumismo y derroche de los recursos naturales, sin importarle la vida del planeta y los millones de seres vivos que lo habitan.

El pueblo norteamericano y especialmente las minorías latinas y afro que votaron por la opción que más se acercaba su condición resultaron defraudadas bien pronto, al comprobar que habían electo nada más y nada menos que a un continuador de los crímenes del beodo y paranoico que se atribuye tener comunicación con Dios y que gracias ese don especial llevó en 2003 “la democracia, la libertad y la felicidad” a los pueblos de Irak y de Afganistan, cuya desastrosa situación, que les mantiene inmersos en un baño de sangre, da fe de la obra de Gorge W. Bush y continuada por su sucesor Barak Hussein Obama, el primer presidente de piel oscura que pisa la Casa Blanca y laureado con el premio “Nobel de la Paz”.

Este Nobel de la Paz, llevó a la Libia, “La democracia, la libertad y la paz”, pero de lo sepulcros que llevan en sus misiles y aviones drones, los criminales de la Organización del Tratado de Atlántico Norte, sicario que ahora hace el trabajo sucio para el imperio del norte y de esta manera los “amos de los prisioneros de guarra” ( Los Marines), no arriesgan el pellejo, sino que luego caen en bandadas a realizar el saqueo de museos, centros religiosos y a rematar a los lesionados y lesionadas de todas las edades y a divertirse maltratando y violando a quienes sobreviven, para luego someterlos a las torturas permanente, que superan con creces a las que aplicaban los nazis en sus campos de concentración.

Esas hazañas recientemente las realizaron en Irak, Afganistan y Libia y ahora quieren reeditarlas, en Siria, para aumentar la población zombi, que tienen en el campo de concentración de Guantánamo, territorio cubano, retenido a la fuerza, por el imperio norteamericano, gracias a la conducta inútil y genuflexa de la Organización las Naciones Unidas, donde valga mencionar, que su presidente siempre proviene de algún protectorado imperial y el llamado Consejo de Seguridad, no representa la dignidad de los pueblos del mundo, puesto que lo integran los “triunfadores de la II guerra mundial” y donde los “débiles”, no tienen voz ni voto.

El sumo vocero de la mafia sionista, que está orquestando la Tercera Guerra Mundial, para ver si oxigena su podrido sistema, ya llevó a juicio, acusó y sentenció la culpa de Siria, a quien hay que castigar, por el presunto uso de armas químicas en contra de los rebeldes. El veredicto de este “Premio Nobel de la paz”, es una vergonzosa patraña, que solo la puede sustentar un sujeto de su catadura, por cuanto los propios mercenarios declararon a la periodista Dale Gavlak de la Asociated Press, que el ataque del 21 de agosto, había ocurrido por accidente, ya que recibieron las armas de Arabia Saudita y no estaban preparados para manejarlas y tampoco les advirtieron que eran químicas y por allí vino la tragedia, que las hienas sedientas de sangre quieren atribuirle al reegimen de Bashard Al Assad.

Otro cara dura Anders Fogh Ramussen jefe de la OTAN, de la manera más descarada viene a hablar de hacer justicia contra quienes usan armas prohibidas. Habrá que preguntar: ¿Quien castiga al responsable de la organización criminal como la OTAN, por haber contaminado a Los Balcanes, Irack, Libia y Afganistan, con las balas cargadas de uranio empobrecido? ¿Quien castiga a los responsables de la “Operación plomo fundido” contra la civil y desarmada población palestina, sometida al exterminio por el sionismo internacional? ¿Quien y cuando va a castigar a los responsables del exterminio del barrio El Chorrillo en Panamá, por una criminal, injusta y despiadada invasión contra un país indefenso?

¿Quien y cuando va a castigar a los criminales que han sembrado y armado mercenarios en Siria, para originar una guerra que en 30 meses deja como saldo unos siete millones de desplazados, entre ellos dos millones de niños y niñas cuyas edades, no pasan de los once años, amén de las miles de muertes producto de las acciones terroristas cometidas por los mercenarios?

Manos mal, que al criminal imperio se les están poniendo las cosas más difíciles de lo que pensó, para ejecutar su proyecto de globalización de su dictadura, financiera, tecnocrática y militar, porque ya algunos incondicionales de su patio trasero europeo, le han dicho no a las pretensiones de invadir a este pacífico y laborioso país árabe, como lo es Siria, cuyo único crimen ha sido izar las banderas de la dignidad rebelde en defensa de la cultura y soberanía del Medio Oriente, traicionado por los vende patria que nunca faltan.

Pero a la negativa de los lacayos europeos, se suma ahora la posición clara y terminante de dos potencias, miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y con derecho a veto, como son Rusia y China, que saben que, a parte de las riquezas naturales, que busca el imperio en el mundo árabe, también está el proyecto de reducirlos a un archipiélago de republiquitas, a través de la explotación de las contradicciones religiosas y tribales, que serian aprovechadas al máximo por el sionismo internacional, una vez vez liquidadas y divididas Siria e Irán.

Esa es la aspiración del norte, para una vez, establecido su domino en esa región, vendría por la reconquista de su patrio trasero suramericano y del Caribe, actualmente en rebelión, cabalgando sobre un “cambio de épocas”, en busca de sus ancestros para cimentar de manera definitiva su independencia y soberanía, montadas en una plataforma de federación de estados o patria grande, con un solo proyecto, dentro de la diversidad, ser libres para siempre.

Paralelamente, las acciones de Estado Forajido, cometidas contra países del mundo incluidos sus aliados también les están aguando la fista al señor de la Guarra. Mexico y Brasil, a través de sus presidentes Enrique Peña Nieto y Dilma Rousseff, respectivamente llevaran a la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas, la querella por el espionaje que sobre sus gobiernos realizó Washington, durante años, hasta que el agente Snowden, destapó la hoya, cuando filtró los documentos a los medios internacionales y se fue a Rusia, donde parmanece a la espera de asilo político. Tanto México como Brasil, llamaron a consulta a sus embajadores ante Estados Unidos de Norteamáricañ

La agresión a Siria, podría desatar una tercera conflagración mundial de consecuencias inimaginables para la humanidad, por cuanto el planeta no es mismo de los años 40. La respuesta árabe, pudiera reflejarse en un ataque sin tregua, contra Israel, país poseedor del mayor arsenal atómico en el medio oriente y cuyos gobernantes, son desalmados y propotentes a la hora de mostrar la supremacía que se atribuyen.

La resistencia contra el proyecto hegemónico imperial, tiene raíces en los cinco continentes y son los pueblos fundamentalmente quienes se oponen a las maniobras del Nobel de las paz o noble de la criminalidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1821 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: