Nos mataron a Chávez

Santa Marta para los bolivarianos es sinónimo de muerte. Hasta allí fue el Presidente el 10 de agosto de 2010 a reunirse con Juan Manuel Santos. El mediador de ese encuentro era el flamante Secretario General de UNASUR, Néstor Kirchner.

El 27 de octubre de 2010 muere sorpresivamente el ex presidente argentino Néstor Kirchner. Meses después, Chávez comienza a sufrir fuertes dolores.
El10 de junio de 2011 –tras diez meses de Santa Marta- el Comandante Hugo Chávez es intervenido de urgencia en Cuba. El 20 vuelve a ser operado de un tumor.
Junio ingrato. Unos sueños revelaban órganos del Presidente acechados por la maldad. Hubo vibraciones telúricas, insomnios vigilantes, tensión amorosa. Intuición conspirativa.
El 30 de junio el Presidente Chávez informa que está en tratamiento contra el cáncer. Cumplido el primer ciclo de quimioterapia, regresa a Caracas con la buena nueva que no detectaron células malignas en su cuerpo.

21 de febrero 2012: Chávez informa que estuvo en Cuba y que le han detectado una "lesión”. El 26 de febrero es operado en La Habana, por una recurrencia del cáncer.
En agosto de 2010 en Santa Marta, además de mucho calor, había mucha conspiración antibolivariana. Toda Colombia era una emboscada antichavista. Presencia militar y mercenaria gringa, paramilitarismo a granel, y la siempre omnipresente brujería sionista.
Murió el que le dijo a Bush “no nos vas a patotear”, y enfermó el que en la ONU lo comparó con el diablo, con el famoso “por aquí huele a azufre”.

Ambos fueron sentenciados a muerte. La orden de matar a Chávez fue verbalizada públicamente el 17 de noviembre del 2010 por el congresista norteamericano Connie Mack, portavoz, junto a la ultraderechista Ileana Ros-Lehtinen, de la mafia de Miami.
Antes, el 23 de agosto de 2005, el predicador evangélico Pat Robertson pidió al gobierno de Estados Unidos que asesinara a Chávez, y ya en 2000 el senador Coverdell pidió ocupar militarmente a Colombia para controlar a Venezuela.

El Comandante denunció los crímenes de Israel. La ira del sionismo se desató en su contra. A Chávez lo apuntaba lo peor de lo peor.

Colombia está tomada desde hace rato por el eficiente terrorismo sionista. A partir de 1988 el coronel israelí Yair Klein y tres expertos más, entrenaron a los descuartizadores de humanos: los paramilitares. Con apoyo económico, político y militar-policial tejieron una telaraña criminal de asesinatos masivos y selectivos, tráfico de armas, drogas y otros etcéteras tenebrosos. También por ese entonces los Uribe Vélez crearon su propio grupo “Los Doce Apóstoles”.

Nuestros enemigos controlan el capital transnacional de la guerra y las farmacéuticas. Mala combinación, cuando la tecnología que debiera servir a la vida, sirve a los malvados. La intuición combativa nos dice a nuestro amado líder lo mataron.
La película “El Mensajero del Miedo”, con antecedentes en los sesenta, tiempos de la “guerra fría”, y ahora versionada en 2004 por el director Jonathan Demme, revela códigos que debemos releer.

Con Chávez en ristre y venciendo, por la gloria vivida y las victorias por venir.


caciquenigale@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4981 veces.



Yldefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas