EEUU busca implicar a Venezuela con las FARC

El enfrentamiento entre el ejército colombiano y las FARC donde lamentablemente murieron 12 soldados del ejército colombiano, acaecido el 21/05/12, me hizo recordar el artículo publicado por la compatriota y amiga Eva Golinger, la cual desde el 2006, viene denunciando un documento secreto desclasificado por el gobierno gringo, donde el equipo de operaciones psicológicas esta buscando la manera de culpar al gobierno venezolano como cómplice de la FARC.

Eva expuso en su artículo: “el documento secreto dejado sin censura explica como el Plan Patriota (conocido como Plan Colombia) ha empujado las actividades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a territorio venezolano…” “No puede ser una coincidencia la llegada del Grupo 4 de Operaciones Psicológicas (Activa) del Ejército de EE.UU. en Colombia el 2006 y la estrategia de empujar a las FARC y el conflicto civil colombiano a territorio venezolano.

Coincide también, cuando el Departamento de Estado y el Pentágono comienzan a acusar públicamente a Venezuela de colaborar con el terrorismo, específicamente haciendo referencia a una supuesta relación con las FARC. Fue en el primer semestre del año 2006 que Washington colocó a Venezuela en una lista de “países que no colaboran con la lucha contra el terrorismo”, imponiendo entonces una sanción contra el país suramericano que resultó en la prohibición de la venta de armamento de Estados Unidos y de cualquier empresa internacional que utiliza tecnología estadounidense.

El informe del Departamento de Estado de 2006 decía, “La cooperación de Venezuela en la campaña internacional contra el terrorismo siguió siendo insignificante…No está claro hasta qué punto el gobierno de Venezuela ofreció apoyo material a los terroristas colombianos, si lo hizo, y a qué nivel…” (Informe del Departamento de Estado de 2006, disponible en inglés en www.state.gov)

Pocos meses después, en julio de 2006, el Subcomité sobre Terrorismo Internacional y No Proliferación de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense realizó una audiencia denominada “Venezuela: ¿Centro del terrorismo en América del Sur?”, en donde declararon, “Venezuela, bajo el presidente Hugo Chávez, ha tolerado a los terroristas en su suelo y ha forjado estrechas relaciones con Estados oficialmente patrocinadores del terrorismo designados como Cuba, Irán y Corea del Norte. Los grupos terroristas colombianos utilizan el territorio venezolano como paraíso seguro…”

Al mismo tiempo, la prensa internacional comenzó a promover matrices de opinión vinculando a Venezuela con el terrorismo. Artículos y editoriales en el Washington Post, New York Times, Washington Times, Wall Street Journal, El País de España, El Tiempo de Bogotá, el Miami Herald, entre otros, repetían una y otra vez el supuesto vínculo entre el gobierno venezolano y las FARC en Colombia, aunque nunca presentaron ni una sola prueba contundente. Las evidencias todas se basaban en fuentes “anónimas”, “altos oficiales de Washington”, y “analistas”, sin nombrar nombres ni datos ni hechos concretos.

El Grupo 4 de Operaciones Psicológicas (Activa) del Ejército de EE.UU, es la única unidad operativa de operaciones psicológicas en el ejército. La unidad está compuesta por 1.300 funcionarios y constituye 26% de todas las unidades de operaciones psicológicas del ejército, los demás 74% son conformadas por reservistas. Para el año 2011, tienen planificado que la unidad crecerá a tener aproximadamente 2.300 tropas expertas en operaciones psicológicas. La misión oficial del Grupo 4 de Operaciones Psicológicas (Activa) es desplegarse rápidamente a cualquier parte del mundo para planificar, desarrollar y conducir operaciones psicológicas y asuntos “civiles” (léase subversión) en apoyo a las fuerzas de coalición y las agencias gubernamentales de Washington.

El Presidente Chávez está clasificado como un “dictador” en la opinión pública internacional y pocos los que dudan de su supuesta “relación” con las FARC en Colombia, a pesar de que nunca ha habido ni una sola prueba que confirma dicha relación. Las operaciones psicológicas son consideradas por el Pentágono su “arma más poderoso” hoy en día.

A través de pantallas, emisoras, periódicos, afiches, diseños de ropa y objetos, transmiten sus mensajes dirigidos y bien planificados para influir sutilmente sobre la opinión pública y sus percepciones sobre temas de interés. Es el nuevo campo de batalla donde todos estamos forzados de asumir un papel, porque nadie se escapa de la información y la comunicación en el mundo de hoy. Es la lucha por la verdad y la justicia contra la mentira y la manipulación. La decisión de ser víctima o combatiente dentro de esta guerra irregular está en manos de cada uno de nosotros. No te dejes engañar”.


germansaltron@gmail.com

Transcripto por Germán Saltrón Negretti.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Germán Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a143858.htmlCd0NV CAC = Y co = US