Ojo pelado que viene el "formato Venezuela"

El imperio más la OTAN (Organización del Atlántico Norte), han desarrollado un formato guía para intervenir en cualquier país; bien sea porque se oponga a los intereses imperiales o porque estos choquen o se encuentren en cualquier lugar; o bien sea porque este sea productor de petróleo o de cualquier otro recurso indispensable al logro de los objetivos de estos (imperio+OTAN) y aún de su propia supervivencia. Debo aclarar, que estos formatos varían de acuerdo a cada escenario; por ejemplo, el “formato Libia” no ha podido ser aplicado en Siria debido, a la oportuna actuación de Rusia y China vetando la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que contemplaba la intervención armada en Siria y la creación de una zona libre de vuelos, que al igual que en Libia se refería a la prohibición de vuelo de los aviones militares de Siria, más no de los aviones imperiales. Hagamos, primero un ligero análisis del “formato Siria”, para luego entrar de lleno en el “formato Venezuela”.

“FORMATO SIRIA”:

¿Cuál es la verdadera razón para tratar de desestabilizar a Siria?; ésta no tiene una producción petrolera que sirva de detonante para que se le invada; tampoco posee Siria recursos estratégicos que los empuje a tomar una medida tan importante como peligrosa; en Libia si existía una poderosa razón, el petróleo liviano en abundancia y a la vuelta de la esquina para Europa (OTAN). Pero, si echamos una mirada detenida al mapa del Mediterráneo y El Oriente Medio, nos daremos cuenta que Siria ocupa el margen oriental del Mediterráneo, posición esta, que le brindaría al imperio+OTAN una gran ventaja geoestratégica: en primer lugar porque controlarían todo el Mediterráneo; pero también a Turquía, que a pesar de ser parte de Europa, su raza y religión los acerca a los demás pueblos de la región; y, en consecuencia los aparta del entorno Católico dominante en el resto de Europa. En segundo lugar, Israel, carente de recursos energéticos, dispondría del petróleo sirio libremente, no teniendo que depender del petróleo egipcio; e, igualmente expandiría sus constreñidos límites geográficos en detrimento de Siria, y no olvidemos que es el sionismo el que mueve al imperio y no al revés. En tercer lugar, Siria constituye un obstáculo para la salida del petróleo de Iraq, ahora en manos imperiales hacia el mediterráneo y el Atlántico, sin tener que hacerlo por el Golfo Pérsico, dando la vuelta por el Mar Rojo vía estrecho de Suez; de esta ventaja se favorecería, igualmente el petróleo de Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes, Kuwuait y Bahrein; haciendo notar que el verdadero dueño de todo este petróleo es el imperio. Vaya si no hay razón para logar un cambio de régimen en Siria.

Ahora bien, en Siria la situación se ha complicado por la actuación de Rusia y China; sin embargo, estos han mordido el peine, que muy habilmente le ha tendido el imperio, al nombrar a Kofi Annán, títere del imperio desde que fue designado y apoyado por éste para ser Secretario General de la ONU, como mediador para que desarrollara seis puntos, como hoja de ruta, imponiendo a través del Consejo de Seguridad de la ONU la obligatoriedad para Siria de no solamente poner fin a la utilización de su Ejército, sino de retirarlo de todas las zonas de conflicto; más no así para los terroristas invasores entrenados y colocados en Siria por el imperio, que ahora tendrán luz verde para actuar con mayor libertad e impunidad. Rusia y China, como rectores del mundo libre, deben hacer que las armas de los rebeldes invasores les sean retenidas por las Fuerzas Armadas de Siria y se les conmine a ejercer sus derechos como oposición a través de medios democráticos exclusivamente.

EL “FORMATO VENEZUELA”:

En la confabulación y golpe de estado del 11 de abril del año 2.002, el imperio utilizó un formato, que no había sido utilizado en ninguna parte; se trató de manipular a la oposición apátrida para que asistiera a una marcha, que no pasaba de ser un ejercicio de apoyo masivo y luego manipularla para que se dirigiera al Palacio de Miraflores. Paralelamente la oligarquía que gobernaba a PDVSA, donde militaban los mayores traidores de la Patria, debían servir de detonante para aglutinar a la mayor cantidad de oposicionistas en torno a la “falsa” idea de que Chávez quería controlar PDVSA para regalar nuestro petróleo, y ellos, como grandes gladiadores y salvadores de la Patria estaban obligados a agarrarse de cualquier recurso para impedirlo. Simultáneamente, se desplegó una feroz guerra de IV Generación a través de los medios privados, de que Chávez era un dictador, que quería quitarles los hijos a sus padres, que quería quitarles la propiedad privada de vehículos, negocios (recuérdese el caso de la panadería y de la ferretería, de que si tenías dos habitaciones en tu casa te quitarían una) y demás medios de sustentación a sus verdaderos dueños. Esta guerra de IV Gen, a pesar del fracaso del golpe de estado, no ha dejado de ser desplegada y los medios privados han seguido cometiendo el delito de traición a la Patria en forma continuada, lo que constituye un agravante más en ese camino de traiciones. Pero algo que no tomaron en cuenta ni el imperio ni los golpistas es que, para que un golpe de estado triunfe se requiere la confluencia de dos factores; a saber: el apoyo del pueblo y el apoyo de la Fuerza Armada, ambos deben actuar en forma simultánea, no vale que uno lo haga primero y otro después, ni que se haga a cuenta gota como se hizo el 11 de abril. Po ello, ese formato ya no le sirve al imperio, porque no cuentan con la FANB, ni cuentan con el pueblo necesario; de manera que deben recurrir, necesariamente, a otros expedientes.

Ya estamos observando algunos de estos; el primero, la inseguridad; el imperio gasta una suma considerable de Dólares, en pagarle a sicarios, la mayoría provenientes de Colombia, para que asesinen a personas indefensas, su modus operandi es igual al que utilizan en su País de origen, se desplazan dos en una moto, el de atrás dispara y el otro conduce; en otras ocasiones se seleccionan personas públicas como el caso del ex gobernador de Apure, donde dos sicarios en moto se dirigieron al restaurante donde éste comía y lo asesinaron; aquí lo importante es que los medios de comunicación privados y apátridas se hagan de estas noticias y las difundan repetidamente a todo el mundo (guerra de IV Gen). En segundo lugar, secuestrar, asesinar o robar a funcionarios diplomáticos, para hacer más contundente el factor inseguridad, diciendo, que ni los diplomáticos se salvan de la avalancha de inseguridad; y, de otra parte, tratar de mal poner a nuestro Gobierno con aquellos a quienes se les ataca a sus agentes diplomáticos. Aquí, tampoco, contaron con que nuestro País tiene unos Cuerpos Policiales y de investigación de primera categoría, y que, gracias a ellos hemos evitado que esos Gobiernos puedan alegar alguna queja contra nuestro Gobierno. Que vendrá después, bueno, yo creo que podrían venir asesinatos de miembros de la FANB, de directores de Cuerpos Policiales e Inspectores; asesinato de políticos de la oposición y ocasionalmente de políticos nuestros; todo ello, para poder decir que aquí ya no se puede vivir. Habrán huelgas, sobre todo de aquellos servicios que ellos controlen; vale decir: de transporte privado, de farmacias, de médicos y enfermeras, de ensamblaje de vehículos, de maestros; y, hasta de bancos privados. Todo ello como detonantes para logar la desestabilización del País.

Ahora, dentro del “formato Venezuela”, podríamos hacer el intento de ordenar su secuencia:

PRIMERO: La desestabilización del País; ya hemos visto las acciones a realizarse para el logro de este objetivo. La Guerra de IV Gen debe jugar un papel primordial en esta fase, creando matrices de opinión y divulgándolas a toda la orbe terrestre como si se tratara de hechos ciertos.

SEGUNDO: Dado que la brecha entre el Presidente Chávez y el candidato de la oposición en cuanto a posibles electores, no baja, sino, por el contrario, tiende a aumentar, entonces es presumible la irreversibilidad de esta. Esto significa que, o no va la oposición a participar en el proceso de elecciones o va a cambiar a su candidato o van a desestabilizar al País de tal forma que no se puedan realizar las elecciones presidenciales en las fechas previstas y quizás en un tiempo indeterminado, todo ello de acuerdo al grado de caos que logren. En la primera y en la última hipótesis se procederá al segundo paso del formato; que es: LA INFILTRACIÓN de mercenarios terroristas paramilitares (perdonen la redundancia), ya entrenados en el País vecino en el uso de armas pesadas y en explosivos, para llenar de terror a nuestra población. Las matrices de opinión van a decir, que los muertos corresponden a la represión de los medios gubernamentales y que los mercenarios sólo actúan para proteger a la población indefensa (Guerra de IV Gen). Aquí estamos obligados a evaluar, concienzudamente, los casos de Libia y Siria, porque esta infiltración de mercenarios, debidamente armados, ha sido una constante en ambos casos.

TERCERO: Una vez que la Guerra de IV Gen ha logrado su efecto internacional, entonces, corresponde el turno a la actuación de la ONU, en especial a su Consejo de Seguridad, aquí, el imperio+OTAN, tratarán de imponer una resolución, diferente a las de Libia y Siria, ya que Rusia y China la vetarían como acaban de hacer con el caso de Siria. Esta resolución aplicable a Venezuela estaría fundamentada en una supuesta agresión a nuestra vecina colonia imperial; y de ahí, la presencia de las siete bases militares en su territorio. Los motivos podrían ser muchos, pero dentro de las posibilidades, se me ocurre, por ejemplo, el derribamiento de una aeronave militar o comercial, preferiblemente esta última, por parte de aviones o misiles imperiales, crear falsas pruebas y acusar a Venezuela de tan ominoso hecho. Entonces el imperio deshaciéndose en alharacas solicitará de inmediato una reunión urgente del Consejo de Seguridad pidiendo una retaliación militar, que se convertiría en sucesivos bombardeos a Venezuela, su sede gubernamental, las bases militares, su población, sus fuentes energéticas y su infraestructura. Como Nuestro vecino no tiene esa capacidad militar, entonces el imperio, dados los convenios existentes, ayudará a que tal cosa se logre. Si alguno cree que estos pactos no existen, los remito a la Guerra de Corea, en la década de los cincuenta, cuando nuestro vecino tuvo que enviar soldados a esta guerra, ese pacto que se denomina MDAP ( Military Defense Allied Pact) Pacto de Aliados de Defensa Militar, está aún vigente.

CUARTO: En el ínterin, se nombrará un Consejo Nacional Transitorio, compuesto por las fuerzas invasoras. Se retirarán los representantes diplomáticos venezolanos del imperio+OTAN y de algunos países lacayos. Se le dará entrada a este Consejo como representante único en la ONU y demás organismos internacionales. Igualmente se posesionarán de los cargos de Presidente de la República, que ya no será bolivariana, De los cargos de Ministros; miembros de los Tribunales de Justicia y demás Poderes del Estado. El imperio+OTAN y los países lacayos del imperio romperán, de inmediato, relaciones con Venezuela.

QUINTO: a los miembros de los poderes estatales que hayan quedado vivos y hayan sido detenidos, previamente, se les torturará (la tortura es legal en EEUUAA), se les desaparecerá (procedimiento ampliamente utilizado en la IV República), o, en el mejor de los casos, se les condenará a la pena máxima.

SEXTO: El Escudo y la Bandera Nacional volverán a ser como lo eran en la IV República. Las misiones desaparecerán, el régimen de dotación de viviendas se adaptará al imperante en la IV República, no serán gratuitas ni serán subsidiadas, o las pagas o te la quitan de inmediato. La educación será paga, se privatizarán los hospitales, se Privatizará PDVSA y se le entregará al imperio para cubrir sus gastos de guerra, Venezuela será retirada de la OPEP, se subirá el precio de la gasolina y se llevará a los precios internacionales. No habrá prestaciones sociales para los trabajadores. Las pensiones del Seguro Social se bajarán a un mínimo, igual sucederá con el salario mínimo, que volverá a ser de hambre. Se aumentará la edad para la jubilación. No habrá medicinas gratis. Desparecerán los cesta tickets. Volverá la Ley de Vagos y maleantes para mandarte preso sin que se respete el debido proceso. Se institucionalizará la tortura (como era en la IV Rep). Se derogará la Constitución del año 1.999 y se implantará, provisionalmente; la del año 1.961 mientras una Asamblea Constituyente elegida por La Asamblea promulgue una nueva. Desaparecerá la Asamblea Nacional y volveremos al Congreso bicameral. El Consejo Nacional Electoral volverá a ser el Consejo Supremo Electoral y sus miembros serán elegidos a dedo. El Poder Moral desaparecerá y volveremos a los tres poderes clásicos (Ejecutivo, Legislativo y Judicial). Se privatizaría la Banca, se Privatizaría el Seguro Social. Se les quitaría las tierras a los agricultores y volveríamos al latifundio. La Fuerza Armada se desarmaría y pasaría a ser Policía Nacional (como siempre lo ha deseado el imperio). Esto no es sino una pincelada de lo que va, realmente, a suceder.

Si tú no quieres que esto suceda, entonces déjate de andar en dos aguas, ni ser neutral, ponte pilas y conviértete en un verdadero revolucionario, apoya decididamente este proceso liderado por nuestro Comandante Presidente Chávez. No hay otra oportunidad igual, porque esto igual sucedería de ir a elecciones y perderlas con la oposición, que ya están entregados al imperio.

*Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y Abogado del Pueblo.


brauliomartinez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2431 veces.



Braulio Martínez Zerpa*

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas