La nueva doctrina de Obama, José Vicente Rangel dixit

La tesis propuesta por José Vicente Rangel –JVR-, en su columna de los días lunes “ElEspejo” (Últimas Noticias, 31 de octubre, 2011, pág., 22 ElPaís), titulada: “La nueva doctrina Obama” es novedosa no solo entre los estudiosos en lengua castellana sino no tratada, en público ni oficialmente, por la intelectualidad que pulula en los “think tank” en los EEUU de América, asesores de senadores y legisladores, Pentágono y otras instituciones oficiales, de “asesores bien pagados”, de expertos inclusive allende los mares.

La idea central de la tesis en referencia la expone, JVR, en tres ideas principales: cuando la relaciona con el proceso político-militar expansionista-imperialista en la Historia de los comportamientos y decisiones de varios Presidentes del país del norte; la segunda idea es cuando se refiere a las actitudes tradicionales-históricas de la “Europa cansada” que alguna persona de lejanas tierras nos confió como opinión personal; la tercera y última idea sería la propia “nueva doctrina militar” que, justamente, JVR se la adscribe a Barack Obama.

¿Tiene razón JVR en proponernos que le pongamos seria atención a las nuevas realidades geo-militares que está imponiendo Barack Obama y su gobierno, para ser más precisos, el Poder, como bien lo calificaba Müller Rojas con su nueva doctrina imperialista y, además, qué significaría-definiría esa nueva doctrina imperialista: consolidación, expansión, evitar la decadencia no tanto del “imperialismo” sino del Imperio, la reingeniería global y total del sistema capitalista cuando el sistema en si mismo ha entrado en un supuesto proceso de decadencia en tránsito hacia nuevas formas de organización social cuando ésta la asume el Poder Popular? Sí aceptamos la tesis de JVR tendríamos que preguntarnos ¿cuáles incidencias estarían teniendo la praxis de la misma cuando se refiere a las relaciones actuales que se mantienen, desde finalizada la 2da Guerra Mundial, en ambas orillas del Atlántico? Así como nos inquirimos ¿cuáles son las relaciones-realidades de la crisis financiera en el sistema capitalista en cuanto lo militar-en-nueva-expansión-imperialista cuando ha traspasado hacia las interioridades de las sociedades capitalistas con efectos sociales de gravedad objetiva; cuando los sectores sociales profundamente afectados por la reingeniería obligada pero no en perfectibilidad del propio sistema capitalista en su fase en crisis de la Globalización se están manifestando, públicamente, con propuestas reales, objetivas y de necesaria solución sico-social y económicas-filosóficas independientemente de factores sociales en participación en edad, género, clase social, educación? ¿Por qué era necesaria una “nueva doctrina” militar, qué significa en las realidades actuales geopolíticas cuando se vislumbra el ascenso, por demás importante, de la República Popular China conjuntamente con las realidades de los países BRIC? Por último ¿cómo se diferencias las doctrinas militares de los procesos imperialistas en ascenso a partir del siglo XIX con respecto a la “nueva doctrina Obama” y porqué ha sido elegido por el Poder a un afro-americano como Barack Obama para desarrollar el caos global como hemos visto, en reciente fecha, en Libia?

La tesis de JVR se sustenta, entre otras propuestas entre líneas, en que Obama ha evitado que las tropas estadounidenses hayan sufrido bajas en la destrucción sistemática de ciertas ciudades de Libia apoyando a la OTAN con tecnología militar de alta calificación: “…Ahora el presidente norteamericano encubre sus designios utilizando el recurso de no exponer sus efectivos militares, sino una sofisticada tecnología para asesinar a los adversarios…” (Idem) Para poder alcanzar esos objetivos políticos más que militares nos precisa JVR que “…con aporte logístico y apoyo moral –o inmoral- a otros países cumple tal cometido. En el caso Libia delegando en la Otan la operación mediático-militar y dirigiendo a distancia su desarrollo…” (Ibidem) Como siempre JVR no da descanso a la reflexión del Otro. Pero nos vamos a permitir algunas ideas sobre “los caídos” en acciones militares en el sector de las tropas estadounidenses en Iraq y Afganistán. Cuando nos remitimos a las frías cifras de las estadísticas de soldados “muertos en combate” en ambos países referidos podríamos llegar a la conclusión, usando la filosofía de la muerte utilizada tanto por el Pentágono como por las instituciones de inteligencia del país del norte, que la cifra de fallecidos es “manejable” porque, así mismo utilizando la misma referencia de la intelectualidad estadounidense que analiza el tema en cuestión, al comparar las bajas en la Guerra de Vietnam, esas estadísticas, son, como ya expresamos más arriba, “manejables”; quizás sea por ello que la sociedad del “american way of life” no se ha manifestado contra ambas incursiones imperialistas en aquellos países además de otros factores que desde el Poder se ponen en expresión como lo mediático-consumismo. Entonces ello nos lleva a reflexionar como nos obliga JVR de las razones por las cuales Barack Obama, Pentágono, el Poder y Hillary Rodham Clinton no se “mojaron” con tropas en tierra en los accionares asesinos de la OTAN en Libia. En este estadio del texto debemos, entonces, separar los accionares de Washington de aquellos de los países de la Comunidad Europea. Básicamente, la destrucción de algunas ciudades en Libia se realizó con más de 20 mil bombardeos de aviones de países europeos miembros de la OTAN plus toda la tecnología de punta en misiles, aviones no tripulados e inteligencia satelital que aportó la “maquinaria de guerra” de los EEUU de América.

Una vez asesinado Qaddafi, el Secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, ha realizado un tour por Indonesia, Japón y Corea del Sur. Desde tiempos atrás, la maquinaria intelectual –think tank-, el Departamento de Estado, Secretaria de Defensa, Pentágono, declaraciones oficiales provenientes del Congreso estadounidense y de la Casa Blanca, unas veces a través de sus voceros, en otras oportunidades del propio Barack Obama como Presidente de los EEUU de América, han venido enfocando sus atenciones en un tema específico en “pleno desarrollo” en el escenario geopolítico mundial: el crecimiento sostenido de la República Popular China, crecimiento no solo económico y social-cultural sino también militar. El desarrollo de la confrontación promovida desde Washington se sustenta en la “seguridad” en las “rutas marítimas” que cruzan el Mar del Sur de China y el Mar Oriental de China y los avances que en tecnología misilística ha venido desarrollando China como, por ejemplo, el misil-anti-portaviones. En declaraciones del Secretario Panetta se ha conocido la intención de trasladar portaviones estadounidenses desde el mar Mediterráneo hacia la Región del Asia y el Pacífico. En ese orden, es de toda lógica los avances que en relaciones militares ha venido desarrollando el Pentágono con países latinoamericanos como son Colombia, Perú y Chile con costas sobre las aguas del Pacífico.

Parece que JVR tiene razón: hay una “nueva doctrina-militar Obama”

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1859 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a132722.htmlCd0NV CAC = Y co = US