Se activan los Cipayos

La jauría nacional e internacional está activada. El amo del norte dio la orden y las marionetas se movilizan al máximo. Aplauden la grosera y abusiva medida coercitiva tomada por el imperio contra PDVSA, empresa soberana de los venezolanos que puede llevar relaciones comerciales, con quien le parezca y con quien le ofrezca mejores condiciones en las negociaciones.

Emplazan al Estado Venezolano, para que responda, si es cierto o no que en Falcón existe una base con armas “prohibidas” por la ONU. Para las Malinche venezolanas las calumnias del imperio son santa palabra y Venezuela debe responder y cuando mínimo presentar excusas al amo, por haber permitido que por negligencia en algún momento llegara a dudar de su lealtad. De allí que ONGs, financiadas por la USAID y la NED, fachadas de la CIA estén reclamando al gobierno del presidente Chávez, una explicación a cerca de sus nexos con el gobierno de Irán.

No cogen pausa. Cuando las ahora “difuntas” computadora de Raúl Reyes, subterfugio creado por el narco número 38 de DEA, por orden de Washington, para relacionar al Chavez y al gobierno venezolano con las FARC, se desbocaron a pedir explicaciones al Estado, ahora están eufóricos con las armas nucleares de Falcón. Estas deben ser las sustitutas de las computadoras de Bin Ladem, que ahora con la resolución de la corte colombiana en contra de las de Raúl Reyes, quedan con la espalda afuera y poca credibilidad.

Realmente aún cuando busquemos y rebusquemos razones para que un venezolano que quiera a su patria, se coloque al lado del imperio, en sus ataques contra el país y contra la revolución bolivariana, no encontramos justificación y únicamente llegamos a la conclusión que se trata de personas que nacieron en este país producto de un accidente, pero que jamás han merecido el gentilicio del cual reniegan cotidianamente.

Desgraciadamente estos personeros a través de los procesos democráticos que se dan en el país han logrado obtener algunos cargos de representación popular, cuyos espacios han utilizado para ir en contra de los intereses de quienes cayeron por inocentes y les dieron el voto para resultar electos.

Es así como encontramos que la bancada oposicionista en la Asamblea Nacional, se negó a dar apoyo al rechazo que contra la intervención imperial en los asuntos internos de nuestra patria produjo la bancada patriota.

La campaña de ablandamiento en contra del pueblo bolivariano continúa avanzando a través de la canalla mediática nacional e internacional y de los cipayos que se activaron apenas recibieron el latigazo y bozal de arepa dispensado por el amo. La jauría está sedienta. Los recursos energéticos venezolanos son una tentación para el pentágonos y sus cachorros. La voracidad imperial necesita con urgencia nuevas fuentes seguras y baratas de hidrocarburos, por eso afina campañas desestabilizadoras contra el gobierno bolivariano en busca de entronizar nuevamente a sus sirvientes en las esferas del poder nacional, para de nuevo tener petroleo a siete dólares el barril, como lo tuvieron hasta el 98, del siglo pasado, cuando el pueblo despertó de su letargo y echó a patadas de Miraflores a los cipayos del imperio y recuperó la dignidad bolivariana a través del gobierno revolucionario que llegó para quedarse.

El pueblo y las organizaciones revolucionarias comprometidas con el proceso debemos mantenernos en alerta, frente a la activación de los cipayos y las malinche.

Periodista* CNP 2414. cd2620@gmail.com cadiz2021@yahoo.es.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: