Hillary Clinton, Imperialismo y Derechos Humanos

No buscamos repetir las verdades que permanentemente se expresan cuando se mencionan las violaciones a los Derechos Humanos que, reiteradamente, vienen cometiendo los Estados Unidos de América a través de sus representantes oficiales de diferentes entes gubernamentales no solo en el escenario interno-nacional sino en sus accionares en países en cualesquiera región del mundo donde éstos se encuentren geográficamente. Recientemente, por ejemplo, las continuas noticias de prensa que se refieren a las violaciones a los Derechos Humanos de los trabajadores públicos en los estados de Wisconsin y Ohio con la amenaza que se extienda a todo el territorio nacional donde las máximas autoridades que pertenecen y ejercen, ejecutivamente, funciones públicas de cuadros del partido republicano –GOP-; como, así mismo, nos podemos referir a las informaciones tanto de las agencias de noticias internacionales, Twitter, Facebook, entre otras, como, también, declaraciones públicas desde organismos oficiales del Estado estadounidense cuando los “aviones no tripulados” –drones- han asesinado a civiles sin importar las edades de los fallecidos tanto en Afganistán como en Paquistán; es decir, que “a confesión de partes, relevo de pruebas” pero, aún así, los organismos nacionales estadounidenses, públicos y privados, y los organismos internacionales responsables de estos temas de violaciones de los DDHH Internacionales y Nacionales no se pronuncian ni se inquietan; sería no solamente de estúpidos sino de ignaros tratar de elaborar un discurso sustentado en la “lógica formal” (mucho menos, dialéctica) para justificar cualesquiera justificación con relación a la gravedad de lo expresado más arriba; la realidad objetiva del porqué no se ejercen los accionares legales correspondiente es porque los Estados Unidos de América es la 1ra Potencia Mundial, es el país imperialista por excelencia en los actuales momentos históricos de la Humanidad, porque controla los accionares de los organismos jurisdiccionales nacionales e internacionales que son los responsables ante la Humanidad y ante la sociedad estadounidense a los cuales les corresponde, moral y éticamente, actuar-ejercer responsabilidades sobre aquellas continuas, permanentes, demostrables y aceptadas violaciones de los Derechos Humanos tanto en lo interno-nacional como en las ejercidas y ejecutadas en otras naciones donde se violan todos los Derechos Humanos que, como tales derechos, fueron aceptados desde algunos siglos pasados por las lógicas evoluciones y perfectibilidades de los accionares humanos además de lo que por “natura” es un derecho que le corresponde al “ser creado”.

Como expresamos más arriba no vamos a entrar a “rellenar” las realidades expuestas sino vamos a tratar de analizar el tema de las violaciones de los Derechos Humanos por parte de los Estados Unidos de América sustentándonos en otras lógicas y en los discursos de la Secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, siempre teniendo presente el carácter de “país imperialista” que ejerce y se ejerce desde Washington irradiando esas “cualidades” sobre el resto de los países del planeta Tierra.

En ese orden, comencemos precisando que los EEUU de América nació como nación con “el espíritu” de la lógica expansión que viene en el paquete que se llama “sistema capitalista”. Esta realidad se hizo evidente, no solo en las ponencias y discusiones que se realizaron en las Cámaras legislativas de aquella nación, sino que sus praxis expansionistas se demuestran tanto en Filipinas, Cuba y Japón como en sus presencias, propuestas, pertenencias durante las discusiones de Acuerdos y Tratados impuestos por las Potencias Extranjeras a China desde finales del siglo XIX y, particularmente, durante y a posteriori de la “Rebelión de los Boxers”; es decir y consideramos importante explicarlo, cuando un movimiento social chino manifestó, militantemente, su rechazo no solo a la presencia de las “Catorce Potencias Extranjeras” sino a la subyugación a la que habían sometido Gobierno y pueblo chino desde 1839, cuando dichas Potencias acordaron unificar ejércitos e invadir China desde el puerto de Tianjin arrasando con “todo lo que encontraban a su paso”, destruyendo el exquisito Palacio de Verano, en las afueras de Beijing, cual había sido diseñado por los jesuitas. El triunfo de los ejércitos de las Potencias conllevó la imposición y firma de unos Acuerdos donde obligaban al [los] Gobierno[s] chino[s] a pagar “costas de guerra” que el [los] Gobierno[s] chino[s] tardaría[n] en cancelar, exactamente, 50 años, es decir, estarían pagando hasta el año 1950.

La “prima voce” pero de ninguna manera el “primus inter pares”, la ejerció, por primera vez, como potencia in corpore, el Gobierno-representante de los EEUU de América y desde entonces su hegemonía fue en ascenso hasta llegar a alcanzar, primeramente, la cohabitación con la URSS para, posteriormente, convertir el mundo en un escenario unipolar bajo su preeminencia. Este fue el “hecho histórico” que permitió a ese “País del Norte” su ascenso al “podio” de los desmanes y muertes gracias a esos paradigmas de ese sistema que los humanos hemos denominado como “capitalismo”. Pero ello no queda ahí; en el tema de “mass media” se diseñó una Política de Estado antes de las apariciones de CNN y FOX y de aquella película: “Citizen Kane”, aunque usted no lo crea. Vayamos al texto titulado: “Una nación transformada por la información” de A.D.Chandles y J.W.Cortada y publicado por Oxford (no son chavistas ni neo-marxistas yanquis). En el texto se contienen informaciones sobre el proceso de la información como “arma de guerra” aunque los autores así no lo manifiesten; por ejemplo cuando se refieren a que “…entre la estructuración de la Constitución federal en 1787 y el estallido de la 1ra Guerra Mundial en 1914…EEUU se convirtió en una de las naciones industriales mas poderosas del mundo…lo que fue acompañado por la transformación en el ambiente de la información…” (Idem). El texto referido contiene toda una descripción de la participación de la “información” en las políticas de Estado en su ascenso a convertirse en la primera potencia mundial. Pero toda política acompañada por la “información” tiene, necesariamente, que contener “ideas” que permitan sustentar los objetivos políticos que se buscan alcanzar, es decir, deben contener “ideología” sustentada en paradigmas filosóficos que, en el caso de los EEUU de América, se confunden/complementan con “realidades teológicas”, es decir, la Biblia. En ese contexto ideológico era necesario “crear” héroes como el David del Antiguo Testamento pero “modernizado”; para ello, los pensadores del “régimen green-go” idearon y diseñaron las figuras de Superman, Batman, Batichica, Robin, etc., que les permitían y aún lo ejercen desarrollar aquellas tesis del “héroe y el villano”, “el policía bueno, el policía malo”, a lo que siempre se le ha condimentado con la “Teoría del Miedo” y la “Teoría del Caos”. Pero, respetado(a) lector(a), si profundizamos “un poquito más” podríamos apreciar que ninguno de los héroes de comiquitas referidos son independientes per se sino que su “trabajo luterano” siempre está en perfecta relación y sintonía con la defensa y mantenimiento del status quo, es decir, con el “american way of life”. En ese orden, nada extraño nos debería parecer que el ex-Presidente George W Bush, hijo, y la reciente loa al actor Ronald Reagan, formaran parte de una pléyade de héroes públicos que actuaron en función de preservar sus “realidades nacionales” aunque con unos niveles de caos que, quizás, eran del todo necesarios para el mantenimiento del sistema capitalista.

Pero es necesario diferenciar el Gobierno del señor Bush, hijo, del Gobierno del afro-americano, Barack Obama. Cabe la pregunta: ¿Por qué el Poder (Müller Rojas decía) ha permitido que un afro-americano se convirtiera en huésped de la Casa Blanca? Es un tema no analizado en profundidad si nos remitimos a la Historia, ,uy reciente, relativamente cuando hablamos en “tiempos históricos”, de aquella “Nación del Norte” cuando se desarrolló un movimiento por los Derechos Humanos de los “negros”, porque en aquellos tiempos se les denominaba “negro”. Regresemos a Bush, hijo. Consideramos que durante el Gobierno del inmediatamente mencionado, es decir, en los “pasillos del Poder”, se expresaba el Gobierno en un permanente “caos” cuando se presentaban contradicciones entre el Vicepresidente y su “friend” y la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice. Ese permanente caos permitió que se conociera públicamente las debilidades de la Casa Blanca algo que el Poder no podía ni debía permitir. Si observamos y analizamos el comportamiento actual de los miembros del Gobierno estadounidense captamos que aquellos momentos de caos del pasado no se expresan en esos “pasillos del Poder” en Washington. Es evidente que la verticalidad actual la ocupa el binomio “Obama-Clinton” donde el Secretario de Defensa, Robert Gates, desconocemos si “está dentro o ha sido dejado de relleno”. Si aceptamos nuestra idea, entonces, se comprenden las actitudes hacia Barack Obama cuando es, en los actuales momentos, criticado por aquel sector de votantes que “compró” su programa de Gobierno; cuando la sociedad de “centro y centro-izquierda” aún junto al conjunto de los neo-marxistas lo critican por “abrazarse” a las tesis y políticas “neo-liberales” que viene imponiendo el Partido Republicano desde Ronald Reagan a pesar del reciente triunfo electoral de ese partido político, las que viene desarrollando Barack Obama con sus políticas, decisiones y actitudes gubernamentales, francamente, de “derechas cuasi-extremas”.

El Presidente de los EEUU de América, Barack Obama, conscientemente, busca y tiene como objetivo fundamental el recuperar el “cuadro de honor” como 1ra Potencia mundial porque el Poder, como tal, así lo requiere ante la “política del caos” y las contradicciones internas del propio sistema capitalista que por razones de la “dialéctica del desarrollo” ha llevado al Poder a tener que reconocer que los desarrollos de los BRIC, particularmente, el desarrollo de China a pesar de las fuertes inversiones de “capital estadounidense” en aquella economía “Dengsiana” no ha tenido el desarrollo de una “lógica formal” que se esperaba alcanzara, es decir, que las sociedades chinas entraran en contradicción en lo que podríamos calificar como una “lucha de clases”; cuando Latinoamérica viene en avance hacia “nuevos modelos de desarrollo autóctono y telúrico”; cuando las “masas” islámicas vienen desarrollando movimientos de cambios sociales que nadie, aún, podría decirnos hacia donde se dirigen esos cambios profundos; cuando las realidades del Sudeste Asiático van conociendo las contradicciones en temas de “seguridad y defensa” que los nuevos escenarios se vienen desarrollando cuando los EEUU de América van entrando en su propia contradicción como Potencia militar en “lejanas tierras” teniendo que sustentar su “permanencia” en países que contradicciones entre si como son las relaciones bilaterales entre Japón y Corea del Sur.

La demostración de las ideas antepuestas, las presentaremos en segundas entregas.

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2667 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a119182.htmlCd0NV CAC = Y co = US