Barack Obama le habló al pueblo...pero...

El Presidente estadounidense, Barack Obama, en su discurso sobre el “Estado de la Unión” aseveró que: “this country is a mess”…por ello, presentó sus ideas de futuro para los EEUU de América. Lo hizo ante los representantes de la “Democracia Representativa” elegidos, indirectamente, por votantes que no eligen a sus legisladores, directamente, al Congreso de lo que podríamos calificar como la 1ra Potencia Mundial que desde que arribó Obama a la Casa Blanca comienza a verse, a si misma, tal y como, realmente, es; ver su realidad real tanto en lo social-sociedad, educación, ideología, cultura, infraestructura, dependencia energética, económica, asuntos laborales, financiera-deuda-bonos, militar y la política.

Podríamos calificar a las tesis propuestas por Barak Obama como un programa de Estado para los próximos 50 años, es decir, no expuso un Plan Quinquenal como, por ejemplo, se diseña en la República Popular China. La idea central del discurso fue que para mantener, reorientar, desarrollar y consolidar el/su Imperialismo, la nación estadounidense, deberá desarrollar diferentes y diversas políticas centradas en tres áreas fundamentales: educación/tecnologías; finanzas/deuda; infraestructura/ocupación de la mano de obra en forma masiva sosteniendo esos objetivos en el rescate de la clase media estadounidense-puestos de trabajo-consumo, en las exportaciones tanto de servicios, bienes de capital y productos “In-bond” procedentes de Asia y, además, políticas basadas en la neo-Dependencia tanto buscando reconquistar su “patio trasero” (léase: América Latina)  como a través de la promoción de la conceptualmente denominada como la “Democracia Liberal” en sus diferentes manifestaciones en relación directa a los escenarios correspondientes como, por ejemplo, la que se está desarrollando, actualmente, en Tunez, en Egipto, en Sudán y en El Líbano, es decir y permítasenos denominarlo como la “Crisis del Mediterráneo”; así como en el escenario geoestratégico que ocupa la geografía desde Afganistán hasta el Golfo Pérsico, zona geográfica que, solamente, pudo ser dominada por aquellos “guerreros a caballo” procedentes de las estepas mongolas; tal como la reingeniería de la OTAN y los sistemas de seguridad geo-militar de la Europa centro y occidental ajena a la influencia en la región asiática-eslava (léase: Rusia y el Caspio-Urales).

Dejando de lado los ejemplos expuestos por el Presidente Obama como, por ejemplo, aquel del pequeño empresario estadounidense cuya compañía fue la responsable de rescatar a los 33 mineros chilenos en fecha, relativamente, reciente; por cierto, ¿qué le dirá el Presidente Piñera cuando el Presidente Barack Obama ponga un pie en tierras de O´Higgins? Como decíamos, dejando de lado los comentarios a pie de página, la “Propuesta Obama” para un futuro, según Obama, promisorio para la nación (no se si para el común: obreros, lumpen-proletariat, afro-americanos, pueblos originarios, hispanos, indocumentados, encarcelados, militares en crisis sicológicas, drogadictos y los desclasados que habitan en las aceras de las grandes ciudades) es “Idealismo”, puro y duro, a pesar de su “Realismo” cuando a lo concreto hizo referencia. Pero lo que Barack Obama nunca dijo, nunca mencionó, nunca refirió, nunca leyó una línea es cómo se van a implementar esas políticas pro-positivas para el Poder-poder estadounidense a pesar del ejemplo/tesis de la “Teoría del Sputnik”. Barack Obama no presentó cómo se van a desarrollar esas políticas cuando, actualmente, hay un “diálogo por dependencia” de los EEUU de América con China, India, Brasil, Rusia (los BRIC); Arabia Saudita, Nigeria, Canadá, Venezuela cuando hablamos de petróleo; con la Comunidad Europea que ya sobrepasó aquella crisis del Plan Marshall aún cuando, actualmente, se exprese el “rescate del euro”; no apuntó en su “paper” una pequeña referencia a Japón, su socio en el área del Pacífico Occidental (no olvidemos que las costas occidentales de toda la América continental son bañadas por el Pacífico Oriental) pero si se refirió a la llamada Corea del Sur; no mencionó la objetiva importancia de la Región del Asia y El Pacífico como tampoco se refirió a la Región del Océano Indico mucho menos los países miembros de la ASEAN y su socio anglo-sajón de Australia. Fue el discurso de un pater familias (por aquello del Imperio Romano en decadencia), de un shaman de la mejor tribu sioux, de un “buen jesuita” tradicional, de un ideólogo del protestantismo cuando se refirió a aquella frase de “freedom, justice and business”, es decir, “democracia representativa de 3rd grado, justicia de las armas y billete” o ¿no son éstas las tesis victorianas que permitieron la expansión imperialista del Imperio Británico por las regiones geográficas que hoy denomina el capitalismo en sus tesis de dependencia como “países del 3rd Mundo, países subdesarrollados, países en desarrollo”? es decir, para traducirlo en lenguaje histórico: “fusil mas religión es progreso económico…capitalista”.

¿Será que el Presidente Barack Obama propuso en su discurso pedagógico algunas políticas-soluciones diferentes a lo que un país Imperial-imperialista hubiera propuesto en iguales y objetivas circunstancias? El discurso del Presidente de los EEUU de  América fue el discurso de un líder adscrito al Poder que hablaba de las soluciones a las crisis en las realidades estadounidense, porque son varias las crisis en las que está incurso el país del Norte; pero todas y cada una de aquellas soluciones lo obligaba a pensar que para esa “Arca de Noé” era y sería necesario que el resto de los países del Planeta deberían ejercer la política del kow-tow. El contenido del discurso y su reacción tanto a lo interno de los EEUU de América como en esas clases medias consumistas mundiales y gracias a esa ideología estadounidense bien estructurada y promocionada que ha penetrado en lo profundo de las sociedades capitalistas globales; las ideas de Obama “calaron”, es decir, sigue siendo Barack Obama la “esperanza estadounidense”; frente al caos mundial generalizado, el cual es consecuencias de las políticas cotidianas que salen de Washington y Wall Street, el discurso de Papá-gringo ha sido recibido como regalo de cumpleaños, es decir, como la “esperanza del pobre”. Pero analicemos el texto para tratar de demostrar nuestros pensamientos sin negar por ello que el filósofo-político social-demócrata con visos liberales es un líder que traspasa fronteras en un mundo globalizado-capitalista.

El Presidente Obama comenzó su discurso como una “Oda al Olimpo”, es decir, los “dioses humanos” quienes en sus “fortalezas y debilidades” estaban compartiendo la misma mesa dejando que las “sobras-migajas” se escurran hacia la nueva “División Internacional del Trabajo” gracias a la reingeniería global: “…We will move forward together…We are part of the American family…I believe we can.  And I believe we must…for the challenges we face are bigger than party and bigger than politics…” (“…caminaremos juntos…somos parte de la familia Americana…estoy seguro que podemos. Y estoy convencido que lo debemos llevar a cabo…porque los retos que enfrentamos son mas grandes que cualquier partido [político], y mas grandes que los objetivos políticos [de cada uno de los partidos, sea el demócrata, sea el republicano]…) Mas honesto, imposible. Pero la mirada la dirigió a dos países que vienen alterando los mercados: China y la India. En ese orden dijo que “…nations like China and India realized that with some changes of their own, they could compete in this new world…” (“…naciones como China e India han captado que con algunos cambios internos, podrían competir en este nuevo mundo…) Interesante frase con un dejo de prepotencia rayando la soberbia y poco ética pero con realismo Imperial-imperialista en su contenido. Nos explicamos. El Presidente de los EEUU de América, señor Barack Obama, presentó dos aseveraciones; la primera está contenida en la frase: “…with some changes of their own…” Cualquier conocimiento teórico-político, experiencia personal, cuadros estadísticos e información general a las cuales podamos accesar nos informan que los cambios que se vienen realizando hacen ya algunos años en ambos países referidos son profundos cuasi estructurales, claro, cada uno de ellos con sus características particulares-nacionales. En China, por ejemplo, los cambios estructurales que se viene implementando desde 1979 buscan eso que en marxismo se califica como el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción en el marco de una economía de transición hacia el socialismo (No olvidar aquella frase de Deng Xiaoping de la ventana y las moscas). Por ejemplo, en el caso chino, cualquier análisis sobre la estructura, sobre las políticas y objetivos económicos comparativos entre cualquier zaibatsu japonés (obviamente), CITIC, el primer gran conglomerado chino y cualquier transnacional capitalista norteamericana nos enseñan los porqués de la  solidez  y las diferencias entre economías diferentes en mercados globalizados. Pero ello lo dejamos para economistas y expertos financieros.

Barack Obama mostró  profunda preocupación con la situación real y objetiva en los EEUU de América y propuso que “…Over the next 10 years, nearly half of all new jobs will require education that goes beyond a high school education…” Esta frase nos trajo aquella política de Bill Clinton sobre desempleo-estudio. Pero es una importante, objetiva y realista propuesta de Obama aunque debemos ser también objetivos en nuestro comentario. A título de ejemplo, un comentario. En alguna ocasión, una alto cuadro del Partido Comunista Chino sobre una de nuestras preguntas sobre población nos hizo ver una realidad muy china: en un país con mas de un millardo de seres humanos se podrían alcanzar profesionales de cualesquiera área con una muy alta cualificación. Nos preguntamos: ¿podría competir los EEUU de América con tamaña realidad? Ello implica que, en el mundo capitalista, en las actuales realidades geopolíticas, en ese país que consideramos “imperialista” y que intelectuales de “think tanks” se pregunten ¿cómo se derrumbó el Imperio Romano? siga siendo la 1ra Potencia Mundial en el escenario propuesto de un “plan reformista” de desarrollo a 50 años, podrá resistir los cambios no previstos que se vienen escenificando en las actuales realidades mundiales como son, por ejemplo, la Revolución Bolivariana, las realidades que están girando, en estos días, en el Mediterráneo, en las nuevas relaciones energéticas que unen a Rusia con Europa Central y con China, Japón, la península de Corea y, posiblemente, a la India, regiones alejadas del continente americano y, por ende, de los EEUU de América. Interrogante inquietante para el capitalismo estadounidense. La realidad para los EEUU de América es más inquietante que ese optimismo que el Presidente Barack Obama trató de reimpulsar con sus ideas-políticas entre quienes deciden los destinos de la sociedad estadounidense sin consultarla; es mas inquietante cuando las derechas estadounidenses están divididas entre los secesionistas y los confederados; cuando los llamados demócratas se inquietan cuando esas derechas estornudan como, en ocasiones, asevera Bill Mahler. La propuesta de Barack Obama es importante e inquietante. Es importante porque en las realidades actuales de la economía mundial globalizada se necesita que la clase media estadounidense sea rescatada para que consuma aunque suene muy cínico; es inquietante porque para que aquella economía estadounidense “salga del atolladero” va a necesitar bien que expandir sus acciones militares para consolidar sus controles sobre las materias primas y/o negociar bajo los paradigmas del respeto y mutuo beneficio. God save America! 
 

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2021 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a116825.htmlCd0NV CAC = Y co = US