Sentir bolivariano

¡Somos anti-imperialistas!

El pasado martes 23 de noviembre, se realizó en el Salón Elíptico de la Asamblea Nacional (AN), donde se guarda el ejemplar original del acta de independencia de 1811, una sesión extraordinaria para manifestar públicamente el repudio a las políticas de agresión del gobierno de Estados Unidos contra los países que conforman la Alianza Bolivariana para nuestra América (ALBA) y específicamente, contra nuestro país.  

Estuvimos allí, junto al Comandante Presidente Hugo Chávez, los(as) Gobernadores(as) Bolivarianos(as), una representación de los(as) Alcaldes(as) Revolucionarios (as), autoridades de todos los poderes públicos, diplomáticos, el tren ministerial; y fundamental, los (as) voceros (as) del poder popular. Además, una gran cantidad de gente en la calle, en los alrededores del edificio de la Asamblea Nacional manifestando, como representantes de la gran mayoría del pueblo, la necesidad de decirle NO a las intenciones hegemónicas del imperio y a la defensa de nuestra soberanía y a la autodeterminación de los pueblos. 

A través de la suscripción del Manifiesto Antiimperialista en defensa de la patria, se plantea al mundo: “…La determinación de derrumbar las cadenas imperiales que nos han mantenido dominados hasta nuestros días. Sacar adelante el proyecto que está permitiendo liberar a los pueblos históricamente oprimidos de nuestra América es el objetivo estratégico. Quienes hemos tomado la decisión de construir nuestra propia historia, basada en los inalienables principios de autodeterminación y soberanía, hemos decidido continuar el tránsito en el sendero de la definitiva independencia de nuestras naciones, como continuación de los proyectos enmarcados en las gestas independentistas planteadas por nuestros libertadores hace doscientos años”. 

Se rechaza contundentemente la satanización que quieren hacer de nuestros gobiernos; la ultraderecha norteamericana, envalentonada tal vez por la reciente victoria electoral en el congreso estadounidense, proclama abiertamente sus amenazas contra las naciones de Nuestra América, pretendiendo aislar al Alba, por ser este proyecto una vía segura a la consolidación del sueño bolivariano: La unión plena entre nuestras naciones, para enfrentar al imperio del norte. 

En el manifiesto aprobado el martes 23, se denuncian contundentemente las amenazas del mencionado imperio: “Las amenazas ya han sido proferidas, en alta voz, y bajo el patrocinio del propio congreso estadounidense, desde cuya emblemática sede, nuestros países han sido abiertamente amenazados por una ultra derecha embriagada en sus delirios de victoria electoral, escoltada por un aquelarre compuesto por señalados representantes de los sectores más reaccionarios, de las oligarquías más rancias, de las clases históricamente dominantes, de los apátridas del continente. Dentro de este esquema, resulta pasmoso el descaro y la tranquilidad con que los conjurados admiten estar trabajando por la exclusión del sistema internacional de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), buscando provocar un aislamiento como el que han venido intentando contra la gloriosa Revolución Cubana desde hace más de 50 años.”  

Igualmente se denuncia que una de  las tácticas usadas es la de tratar de crear matrices de opinión, tergiversando la verdad sobre los importantes logros de los gobiernos progresistas, en materia de inclusión social, acceso a las nuevas tecnologías, soberanía alimentaria; es decir, intentando desconocer el incremento considerable que se ha logrado en equidad social, en esos países nuestros americanos. 

Es por ello que cada día el pueblo debe estar mejor organizado, con mucha unidad y en permanente movilización, dispuesto a todo para defender la patria, la Constitución y al Presidente Chávez, a quien bajo las mentiras imperiales de “Amenaza para los Estados Unidos”, “Líder Antiestadounidense”, “dictador vinculado al terrorismo y narcotráfico”, ha sido condenado a muerte. Han lanzado una declaración de guerra, que nadie lo dude, apoyados por los pitiyanquis criollos: medios de comunicación privados, algunos periodistas, partidos políticos de oposición y las llamadas “Organizaciones no gubernamentales”; todos al servicio del imperio del norte.

Así que, Compatriotas Bolivarianos (as), mantengámonos muy alertas para seguir luchando con mucho tesón y sin subestimar al adversario, contra la conspiración y la agresión permanente del enemigo externo, apoyado por los traidores a la patria; para seguir avanzando por el camino de la dignidad nacional, el patriotismo y el deseo de igualdad y justicia social. 

El  manifiesto lo plantea de la siguiente manera: “Es por esto que llamamos a los hombres y mujeres que aman a Venezuela, a manifestar su justa indignación contra la obscena amenaza a nuestra nación, que se organiza desde la propia capital de los Estados Unidos, con la complicidad de la oligarquía apátrida, continental y nacional. Convocamos, pues, a la defensa irrestricta de la patria, con la movilización popular, porque está en  juego el futuro de Venezuela. En los campos, en los ríos, en la selva, en el monte, en los llanos, en los andes, en el mar, en cada hogar, en cada aula, en cada oficina, fábrica y taller, los patriotas deben conocer y denunciar el peligro que se cierne sobre nuestra patria, actuando con responsabilidad, con organización, con unidad y conciencia nacional. No volveremos a ser colonia, pues por nuestras venas palpita la sangre de Guaicaipuro, de Simón Bolívar, de Ezequiel Zamora, de Manuela Sáenz y del Negro Primero, de todos los hombres y mujeres que a diario construyen la patria con amor, responsabilidad y sacrificio.”  

El llamado justo es, como lo dijo el propio Comandante Presidente Hugo Chávez, en el acto al que se ha hecho referencia, a radicalizar el proceso revolucionario. Para ello debemos estar cada día más claros (as) en que aquí  no hay cabida para medias tintas, que debemos acelerar la aplicación de las (3R)2, que no permitiremos actos de desestabilización de ningún tipo por parte de la ultraderecha nacional y extranjera; que estamos dispuestos, de ser necesario, a morir peleando por nuestra libertad y soberanía.  

La Alianza Bolivariana para Nuestra América (ALBA) es portadora del espíritu libertario de Simón Bolívar. Por ello, todos(as) debemos gritar a todo pulmón: ¡Somos Antiimperialistas! 

¡Patria socialista o muerte!

Venceremos!! 

Barinas, 29 de noviembre de 2010

sentirbolivarianobarinas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2116 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas