(Un café contigo)

El Psicoanálisis. Breve reseña

¿Qué es el psicoanálisis?

Es un cuerpo epistemológico, teórico, conceptual con más de 100 años de desarrollo, a partir de Sigmundo Freud, (1856-1939) tiene como objeto de estudio por una parte al Inconsciente, el Preconsciente y lo Consciente, por otra el yo, el superyo y el Ello. Son las dos Tópicas de Freud.

Para Lacan los cuatro conceptos fundamentales son: El inconsciente, la repetición, la transferencia y la pulsión.

¿Se desconoce y se teme al psicoanálisis?

Se desconoce al Psicoanálisis, el cual cambió el sentido de la "normalidad" psíquica, del "Ser", alterando la tradición filosófica occidental. Somos sujetos compuestos por una rapsodia de temas con una coherencia incoherente, en las tópicas y estructuras de la psiquis. Se teme el conocerse a "si mismo". Mantenemos un equilibrio emocional inestable. Convive en nuestro inconsciente como señala Lacan lo simbólico, lo imaginario y lo real, y él mismo nos dice que: "El inconsciente está estructurado como un lenguaje". Allí se expresan sueños, fantasías, delirios, actos fallidos del individuo. El analizante las va a expresar mediante "asociaciones libres", tratando de superar "las resistencias y el deseo".

El psicoanálisis lo aborda Freud, desde la Interpretación de los sueños, la Psicopatología de la vida cotidiana y El malestar en la Cultura, obras fundamentales. Se pueden entender a partir de estos trabajos fenómenos individuales y sociales.

Somos seres sociales, arrojados al mundo; desde que nacemos dependemos del otro y la otra, la madre, el padre, la familia, la comunidad. La individualidad es el cuerpo, la psiquis es una rapsodia de lenguaje, símbolos, signos, metáforas y metonimias, imaginarios y lo real. Lacan lo expresa brillantemente en la frase: "Creemos que decimos lo que queremos, pero es lo que han querido los otros, más específicamente nuestra familia, que nos habla".

Señala Dussel que: "...praxis y práctico quiere significar el acto humano que se dirige a otra persona humana; acto hacia otra persona y relación misma de persona a persona...Cuando estoy con mi rostro ante el rostro del otro en la relación práctica, en la presencia de praxis, él es alguien para mí y yo soy alguien para él ".

Grandes transformaciones en el mundo.

Primero lo fué que nosotros no somos el centro del universo, realizado por los Chinos y luego por Nicolás Copérnico (Polaco). Segundo: La Teoría de la Evolución de Charles Darwin y más recientemente la Teoría de la Autopoiesis de Humberto Maturana y Francisco Varela (Chilenos). Tercero: El marxismo, que plantea la existencia del sujeto alienado: el trabajador quien produce la riqueza no es dueño de ella, ni la disfruta, ni la goza. Cuarto: Freud: El sujeto al nacer es arrojado al mundo, es la primera pérdida, el paraíso encontrado en el vientre materno, existió y se pierde. Nacemos dependiendo del otro y otra. Nacemos con una filogénesis y una ontogénesis. El inconsciente es la primera estructura psíquica del niño, contienen inicialmente el ego y el narcisismo del niño, el cual es abrumador.

Señala Marcelo Colussi:

"La inmensa mayoría ingresamos, y a eso le llamamos, en términos de estructura del sujeto: neurosis. Tenemos miedo a decirnos neuróticos, pero en términos estructurales, en cuanto a la construcción del sujeto psicológico que somos, eso es la normalidad: la posibilidad de ingresar al mundo de la ley humana, de los códigos sociales imperantes, siempre con un manejable monto de angustia, algunos síntomas e inhibiciones que no impiden vivir (¿quién no tiene alguna "rareza"?). Algo se pierde en ese ingreso, algo queda excluido, reprimido (la fantasía que se es todo, que se puede todo); pero gracias a ese pasaje, la gran mayoría de seres humanos participamos del todo social como sujetos adaptados. En otros términos: ingresamos en la Ley.

Quien no ingresa y queda encerrado en su propio mundo, es el psicótico, que vive en la alucinación, en el delirio. Observamos nosotros que muchos tienen cura si son tratados por LA OTRA PSIQUIATRÍA O LA PSICOLOGÍA SOCIAL CLÍNICA, CON TERAPIAS DE GRUPOS, comprobadas por Enrique Pichón Rivere, Alfredo Moffatt en Argentina, dentro de los Hospicios, (Manicomios) u hospitales para supuestos locos.

Hay un tercer grupo, muy pequeño, que ingresa a medias: por un lado "juega" a ser normal integrado respetando el orden social, legal, y por otro lo viola, lo transgrede sin culpa."

Solo faltan aquí los pedófilos y perversos, quienes deben ser internados en cárceles u hospitales psiquiátricos según los delitos.

Un tipo de psiquiatría y de manuales pretenden clasificar, ordenar, medicar, prescribir, sin aproximarse a la cura.

El psicoanálisis, por el contrario, sin etiquetar a nadie, privilegia la palabra, escucha las "indecibles", con lo que ayuda a procesarlas y resolverlas.

Se consiguen ahora, los manuales de vamos a ser felices, autoayuda, coaching, la Psicología positiva, los manuales de trastornos psíquicos como el DSM-5 o el CIE-10, que cambian sus conceptos o teorías en cada edición y está siendo elaborado en gran parte por personas vinculados a laboratorios de medicación, también la neurociencias de medicamentos que no curan ningún trastorno ni psicopatología, pero te medican y crean adicciones, como el caso de los Trastornos de Deficit Atención e hiperactividad (TDAH) en niños o adolescentes.

En los manuales no aparecen dos psicopatologías importantes que ocurren en la humanidad, las cuales hemos clasificado y caracterizado así:

  1. TTEX: Trastorno del Trabajador Explotado: Es la situación emocional que vive el trabajador, que es obligado por el patrono a trabajar 10, 12 y hasta 14 horas diarias o que necesita trabajar este tiempo, en la misma o diferente empresa, para poder alcanzar su salario adecuado y necesidades básicas y las de su familia, por los salarios insuficientes. De esta situación surge el estrés, depresiones, neurosis, psicosis, inclusive el suicidio, como ocurre en alto índice en Japón, entre profesionales.

2) SINPEX: Síndrome del Patrono o Empresario Explotador: Es el síndrome de una específica clase o grupo social. Según la Teoría de Freud, tiene su origen en la etapa anal del desarrollo sexual infantil, la avaricia, la compulsión o neurosis obsesiva de acumular. Y se le agrega el entorno de crianza familiar y cultural. Es muy extraño el empresario o patrono que no padece este síndrome.

Recomiendo que vean la película brasileña : Nise, el corazón de la locura. https://ok.ru/video/3179289774735

También el documental de Argentina: "El hereje". Alfredo Moffatt. Sin plata y sin permiso. En youtube. https://www.youtube.com/watch?v=2qTIo3QpUeM



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1106 veces.



Alexander Alvarado Contreras

Abogado y Psicólogo Social. Mgs. Desarrollo Cultural Endógeno. Escritor.

 alexanderalvaradocontreras@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Alvarado Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: