Vacunas, células madre y genes: Revolución tecnológica en medicina

A pesar de no haberse solucionado muchos problemas de salud que afectan millones de personas, tales como la tuberculosis, estamos viviendo un gran avance en lo referente a tratamientos de enfermedades en otras áreas de salud. Vacunas, medicina regenerativa con terapias celulares y correcciones de genes en enfermedades hereditarias representan en la actualidad una gran esperanza para la población mundial.

A raíz de la pandemia por la Covid-19, hemos visto el desarrollo de vacunas altamente seguras y efectivas, y generadas en un tiempo sorprendentemente corto. En la actualidad se han desarrollado vacunas contra Covid-19 en un período de 3 a 4 semanas comparado con vacunas anteriores que tomaron de 2 a 5 años su producción. Es importante tener en cuenta que en estos dos tipos de vacunas no se usa el virus de la Covid-19 sino una parte de él. En Venezuela se aplicará a la población la vacuna (Sputnik) producida en Rusia (1). Esta vacuna como las de las empresas Moderna y Pfizer han demostrado una gran seguridad y efectividad en la población vacunada (2). Sin duda que el desarrollo y uso de este tipo de vacunas permitirá controlar de una manera rápida una gran variedad de enfermedades transmisibles, como las de origen viral

Otra área de la medicina que muestra grandes avances es la posibilidad de regenerar órganos y tejidos dañados. El continuo avance en investigaciones con células madre ha permitido el uso de estas células en medicina regenerativa. Cada vez son más aceptados los tratamientos (terapias avanzadas) con células madre para regeneración de piel, hueso y córnea. Otras áreas de aplicación de estas terapias continúan en investigación. En Venezuela, en la Unidad de Terapia Celular del IVIC, se realizan conjuntamente con especialistas tratamientos para regeneración de hueso, piel y cartílago (3,4).

El 2020 fue reconocido con el premio Nóbel de Química la tecnología que permite corregir "genes defectuosos" (CRISPR-Cas9). Una gran variedad de enfermedades hereditarias podrán ser tratadas usando esta tipo de tecnología, lo cual permitiría curar pacientes que anteriormente no tenían ninguna posibilidad de tratamiento. Recientemente se reportó la curación de pacientes que sufrían de Anemia Drepanocitícia y Beta-talasemia (enfermedades hereditarias que afecta la hemoglobina que transporta oxígeno en los glóbulos rojos) mediante la corrección del gen que produce esta enfermedad (5).

Sin duda que estamos ante lo que constituye una revolución tecnológica en medicina. Estos avances son una prueba más de la importancia de la investigación básica que se realiza en los laboratorios y que avanza hasta su aplicación en pacientes. Muchos de estos conocimientos serán presentados en el V Congreso de Células Madre organizado por la UTC del IVIC del 01 al 05 de Noviembre (@utcivic).

1. https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S0140-6736%2821%2900234-8

2. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2035389

3. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32501530/

4. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26980620/

5. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2031054

José Cardier, MD, PhD

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1007 veces.



José Cardier

Investigador Titular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC- Médico, PhD Inmunología

 jacardier@gmail.com

Visite el perfil de José Cardier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: