El que no oye consejos podría contagiar a sus abuelos y a las personas con discapacidad

Ante todo quiero enviarles un cordial y respetuoso saludos a todos los seres humanos que vivimos en Venezuela y en el mundo entero. A todos aquellos hombres y mujeres de buena voluntad que se levantan cada día con su mejor sonrisa, mirando frente al sol con la valentía y el entusiasmo de trabajar para sacar adelante a su familia.

Quiero enviarles un saludo muy especial a todas las luchadoras y combativas personas con discapacidad que han nacido en el país ubicado al Norte de América del Sur .

El motivo de estas palabras que escribo con mi lengua, es para realizar un llamado a todos ustedes mis hermanos y hermanas con Discapacidad y sin Discapacidad.

Mi intención es convocarlos a que no perdamos la cordura, a que no pequemos por ignorantes y lo más importante a recordarles que debemos aprender a cuidarnos, por nuestra salud y por la de las demás personas.

Mi llamado para ustedes es: Calma, Formación y Prevención

Cómo todos ya sabemos el 13 de marzo de 2020 el Presidente Nicolás Maduro Moros, informó al pueblo Venezolano la confirmación de los dos primeros casos del coronavirus en esta Nación.

Una situación en que debemos activar todos nuestros instintos de sobrevivencia sin dejar atrás a nadie, es importante resaltar que la clave para derrotar lo que nos tiene conmocionados es la solidaridad, es la generosidad que tenemos que brindar a nuestros conciudadanos para poder mantenernos y superar lo que se considera, una enfermedad sumamente peligrosa que está ocasionando estragos a nivel mundial, en todos los aspectos que rigen a las sociedades como son lo económico, cultural, deportivo etc.

Pero el más importante es la Salud de los seres humanos. Pues en estos momentos en cada segundo que transcurre se encuentran en riesgo millones de vidas si no tomamos las medidas preventivas a tiempo.

Ante la actual situación que estamos viviendo en Venezuela con la detección de 36 casos documentados de personas infectadas con el Covid19 . A la fecha que escribo estas líneas en donde siento que me " Faltan palabras a la lengua para los sentimientos del alma" Tal cómo lo diría Fray Luis de León.

Es que quisiera tener el poder de hacer entender a mis hermanos y hermanas de que el Covid19 no es un juego, ni una campaña publicitaria para infundir miedo y pánico en nuestra ya convulsionada sociedad, debido a la polaridad que existe entre los partidos políticos que hacen vida en Venezuela.

El covid19 existe y es tan dañino como las sanciones económicas hacia un país. El covid19 es tan contagioso cómo un ambicioso y corrupto político que carcome un sistema y mortalmente peligroso como es la inanición y mengua que están padeciendo muchos de nuestros compatriotas actualmente, pero como no es tan contagioso no se le ha brindado la atención que merece esta situación para ser paleada.

Pido a Dios que tenga clemencia con los bienaventurados y esto permita atender de manera eficaz a un sector de la población qué no están bien desde hace bastante tiempo. En Venezuela existen un número importante de personas que necesita de que se le puedan atender con protocolos de salud eficaces. Un ejemplo de ello es el flagelo de las úlceras de presión o denominadas " escaras" que tienen en vilo a muchas personas con discapacidad en situación de cama. En Venezuela la hiperinflación, la especulación tiene en jaque a los bolsillos de los trabajadores más humildes que tienen un salario mínimo, que realmente no alcanza para nada. Lo que ocasiona un grave problema nutricional en el pueblo venezolano que trae como consecuencias la baja de nuestras defensas, de la hemoglobina etc.

Líderes y lideresas, que se encuentran en espacios de toma de decisiones. Ha llegado el momento de trabajar sin descanso para lograr lo que a veces pueda parecer imposible. "Poder ser el gobierno que garantice la mayor estabilidad política, económica y social a sus ciudadanos". Esa debe ser la premisa que debe regir en ustedes. Fue el honorable pueblo Venezolano quien confío en ustedes para que asumieran la responsabilidad de guiarlos y conducirlos. Estoy hablando desde la responsabilidad que asume el Presidente del poder Ejecutivo y su gabinete ministerial junto a los demás Presidentes del poder Judicial , Legislativo, Electoral y Moral que conforman el Estado. Sumado a ellos Diputados, Gobernadores y burgomaestres.

Ese es el reto por el que se debe trabajar con voluntad de lucha hermanos y hermanas. Y para lograrlo tenemos que derrotar a la pandemia que enfrenta el mundo y que tristemente tiene azotado a países de Europa como Italia y España, por no haber tomado las medidas preventivas a tiempo y por la irresponsabilidad de muchas personas de hacer caso omiso a las constantes advertencias que ya venían anunciando especialistas en epidemiología.

Hermanos y hermanas, como Venezolano, como Persona con Discapacidad muscoesqueletica debido a una lesión medular C5, C6 y C7 que tuve veinte y tres años atrás y Como miembro del Movimiento Socialista Unido de Personas con Discapacidad ( MOSUPDIS ) hago un llamado a la conciencia de todas las personas con discapacidad y sus familiares a sumarnos todas y todos al esfuerzo, que el Gobierno Revolucionario y sus autoridades gubernamentales vienen implementando a través de la recomendación de las medidas preventivas emitidas desde la Organización Mundial de la Salud en búsqueda de que logremos detener los focos de contagio, y por ende lograr controlar la pandemia ocasionada por el virus covid19, en el mundo entero y que lastimosamente llegó a nuestra Amada Venezuela.

Está en nuestras Manos Limpias que logremos controlar el virus covid19, en la tierra de Bolívar mis hermanas y hermanos.

Está en la Paciencia y Fortaleza que nos caracteriza a las personas con discapacidad, en que ya muchos de nosotros hemos tenido o tenemos la experiencia de saber lo que es VIVIR permaneciendo en nuestros hogares día y noche sin salir a ningún lugar al menos que sea necesario, todo ello debido al mundo inaccesible al que muchos nos enfrentamos y por el que trabajamos día con día para seguir derrumbando todas las barreras y obstáculos arquitectónicos, de movilidad o actitudinales que nos confina a estar encerrados .

Está desde nuestra humildad enseñar a otros que el mundo no se detiene por permanecer en casa y por ende la vida misma. Es cuestión de aprender a vivir de manera diferente. Si nosotros lo hemos logrado a lo largo de nuestra vida, estamos totalmente seguro que Todas las mujeres y hombres sin limitaciones ni enfermedades también lo lograrán.

No es fácil Compatriotas, por supuesto que lo sabemos pero tengan paciencia, la distancia social que por razones de fuerza mayor nos toca cumplir en estos momentos al día de hoy y hasta que sea necesario, es lo único que garantizará que mañana en el futuro permita que podamos volver a besarnos, abrazarnos y poder seguir luchando por nuestros deberes y derechos. Para seguir trabajando por nuestra familia y nuestro país

Toda caótica experiencia siempre nos dejará un aprendizaje, si algo conocemos de ello somos los que hemos adquirido una discapacidad y estoy casi seguro que a todos nos dejará alguna enseñanza.

Quizás algunos aprenderán de esta situación que deben ser cada día menos materialistas, cuantos padres dejan de compartir tiempo de calidad con sus hijos en búsqueda de acumular dinero.

Los que somos analfabetas tecnológicos seguro aprenderemos de nuestros sobrinos e hijos todas las aplicaciones que existan en ese mundo virtual donde viven conectados personas del mundo entero.

Otros quizás aprendan a ser más solidarios y menos egoístas, quizás logren entender que cómo seres sociales siempre vamos a necesitar el uno del el otro, que todos somos vulnerables y por lo tanto cuando todo vuelva a la "normalidad" lleguemos a ser mejores seres humanos. En donde nadie tenga que quedarse en casa, porque todos tenemos que trabajar para construir un mejor país y en el que también queremos participar y trabajar todas las personas con discapacidad de Venezuela.

Es importante Compatriotas que se queden en casa. ¡Por favor quédate en casa! : Si tienes una madre, un padre, una esposa, esposo, hijo, hija, abuela, una amiga o amigo con discapacidad, ahora más que nunca debes garantizar las normas de higiene; que eviten cualquier tipo de infección en tu ser amado.

Al cuidarse ustedes también están cuidándolo y hasta salvando la vida de su familiar. Si vas a salir a la calle en búsqueda de comida o medicina, al no más llegar a casa corre a ducharte antes de saludar a tus familiares.

Para las personas que no conocen y no tienen la experiencia de vivir con una persona con discapacidad, entiendan y comprendan que las personas con discapacidad además de nuestra limitaciones bien sea físicas, sensoriales, intelectuales o biopsicosociales que nos califica y clasifica como persona con discapacidad dentro de una sociedad, requerimos de manera permanente una atención integral, debido a que presentamos constantes enfermedades de baja frecuencia y crónicas que pueden ocasionar desde fuertes infecciones en las vías urinarias y todo el sistema excretor, (una patología que es muy frecuente en las personas con discapacidad muscoesqueletica que por causa de lesiones medulares debemos usar sondas Foley). Aunado a esto es importante dar a conocer que también somos propensos a enfermedades respiratorias dónde los más perjudicados somos los que estamos en situación de cama y que sin querer caer en victimización somos más vulnerables ante el coronavirus, porque justamente los pulmones, el hígado y los riñones son los órganos que el virus golpea.

Sólo dos ejemplos les expongo a modo de información para que conozcan un poco del porque somos un sector de la población más vulnerable junto a la de los adultos mayores.

Por lo tanto si ustedes también se cuidan nos estarán cuidando a nosotros. Si ejecutan la medida preventiva más eficaz para contrarrestar al coronavirus que es quedarse en casa, este virus desaparecerá paulatinamente y lograremos salir de esta crisis con la mayor brevedad posible y con el menor dolor.

Es por ello que mi primer llamado es a la calma de nuestro pueblo. No podemos caer en la desesperanza y desesperación que puede traer el miedo, seamos fuertes, recuerden que es natural que el hombre como especie teme a lo que es desconocido.

Un segundo llamado que hago a ustedes mis compatriotas, es que vamos todos a Formarnos para conocer a que nos enfrentamos: cómo es que se propaga y las consecuencias que tiene este virus sobre un niño, un joven, un adulto mayor o una persona con discapacidad . Toda esta información debe ser estudiada, analizada, recopilada de fuentes confiables cómo los portales de la organización mundial de la salud, en los medios de comunicación oficiales que son los que garantizarán una información oportuna y veraz.

Y mi último llamado o recomendación, es que por favor respeta tu vida y la de los demás y asume con paciencia y convicción cada una de las medidas de prevención que tenemos. La responsabilidad de acatar con disciplina y coraje, pues de ellas depende nuestras vidas y la de las demás personas que aman su vida y la de sus semejantes, cumpliendo el último mandamiento que Dios nos dejó: " Amaos unos a los otros como yo les he amado a ustedes".

Venezolanos y Venezolanas, desde mi humilde caserío llamado la sabanetas , Ubicado en el Estado Trujillo por el que corrí cuando fui un niño , en donde escuche junto a mi madre el Vals Conticinio del maestro Laudelino Mejías por primera vez .El lugar donde conocí la historia de nuestro Doctor José Gregorio Hernández. El siervo de Dios. El doctor de los pobres que junto a la abuela le prendía su vela en el pequeño altar que tiene en su habitación de donde se encontraba acompañado por la virgen María y el niño Dios, para que nos concediera salud y sabiduría. Pido a Ustedes que seamos ejemplo de disciplina y amor a la vida , pido que puedan brotar y aflorar los sentimientos de bondad que están inmersos en todo ser humano, por encima de ideales políticos y creencias religiosas , que promueve desde nuestro corazón la solidaridad, la empatía, el respeto a la vida , la generosidad y el amor . Por todo esos principios por favor: Quédate en casa.

Si debes salir de casa que sea a lo necesario y toma en cuenta cada medida que evite contagiarte. Al regresar debes tomar todas las medidas necesarias que eviten que ese malévolo virus se propaguen dentro de sus hogares.

Ahora me despido hermanos y hermanas invocando a el compromiso que hará posible la victoria ante esta pandemia! Quédate en casa!, me despido pidiendo a Dios que le otorgue el don de la sabiduría a los científicos que están trabajando para encontrar la cura mientras nosotros cuidamos de nosotros mismos, y a nuestros seres amados con la prevención. !Quédate en casa!. Cómo me estoy quedando yo.

 

laquintavertebras@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 595 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas