Las redes y su enredo: lo social y lo educativo

Desenredando un poco el titulo que he escogido para el presente artículo quisiera amable lector que en lo sucesivo, desglosemos términos que nos ayuden a comprender el desafío que nos presenta la sociedad de la información actualmente. ¿Cree usted que estemos a punto de desenredarlo o a punto de enredarlo más? Acompáñame y veremos, y como dirían los usuarios, ¡que ruede pues!

Para comenzar sugiero situarnos en el momento histórico en que nos encontramos y no es otro sino en la postmodernidad o mejor dicho en la condición postmoderna, como la llamaría el profesor Cristóbal Ruiz Román en su estudio La educación en la sociedad postmoderna: desafíos y oportunidades.

Por su parte se nos presenta en la misma dirección, la investigación que catalogo de "muy interesante" planteada por Claudio Álvarez Terán y Byung Chul Han, con su trabajo La Revolución en la Posmodernidad, donde destaca lo siguiente: "En la Posmodernidad, se impone la psicopolítica, se busca la mente como fuerza productiva (Big Data) utilizando el exceso de información y la transparencia disfrazando la Libertad". Totalmente de acuerdo con el planteamiento que presentan los anteriores referentes. Es más, permítanme recomendarles muy respetuosamente revisar, leer y analizar dicha investigación, ya que me parece muy completa y aclara muchas dudas sobre el tema en cuestión.

Diríamos entonces que, hoy se está en lo obsoleto de los conceptos, estamos inmersos dentro de la condición posmoderna, ergo, todo es efímero. Nada es absoluto.

En este complejo panorama pregunto: ¿Qué hacer? Hay una realidad acuciante, pues todo tiene su impronta postmoderna, todas las respuestas, definiciones, conceptos etc., tambalean, es más haciendo la siguiente consideración, y adentrándonos en el conocimiento de la historia de nuestros ancestros, (un ejemplo que debería ser muy significativo para todos) en 1542, con la llegada de Cristóbal Colón y todo lo que sabemos al respecto –o todo cuanto creemos saber- nos asaltaron, desvalijaron, saquearon, mataron, donde a fuerza (sangre) impusieron temor y terror pero cavilando al respecto pienso que hoy –en parte- es peor, puesto que ellos -nuestros ancestros- ayer, ¡RESISTIERON! Pero hoy, nosotros lo ACEPTAMOS, ¿Qué aceptamos? Todo aquello que no implique investigación. Se acepta básicamente lo que se nos ofrece en "tiempo real" en todas y cada una de las llamadas "redes sociales" y es curioso como para nuestros ancestros la palabra red era de un significado tan pero tan diferente, así como lo es para nuestros pescadores artesanales en la actualidad, importa entonces, aclarar que, con la utilización de este instrumento –la red- casi que sagrado para unos y otros -ancestros y pescadores- se ponía en práctica el legado ancestral de la pesca y se garantizaba la provisión y por tanto, la alimentación.

Ahora bien, la red en la cual nos introdujo la 2.0, dista mucho de ser un legado ancestral y mucho menos de traer consigo provisión y alimentación, bueno o al menos esa es mi opinión muy personal, la cual deduzco partiendo de lo que he podido observar en los pequeños espacios donde interactúo socialmente y pienso que casi siempre –por no decir siempre- se cumple su verdadera función que es la de desinformar y ensimismar a los individuos.

La palabra red o "redes sociales" conocidas y llamadas equivocadamente así, son solo un elemento más dentro de un todo (medios sociales) dentro de este marco, las redes en sí, son plataformas (ese debería ser el nombre con el que las llamemos) en las cuales se interactúa, por tanto, redes sociales serian entonces los hilos largos, cortos, delgados o gruesos, que se entrelazan o se crean en estas plataformas (twitter, facebook, instagram, etc.), al conectarse, compartir contenido, relacionarse y comunicarse recíprocamente. Claro, entiendo que a veces más que una red termina siendo una maraña o por poner un ejemplo que nos brinda la naturaleza, termina pareciéndose mucho a la maleza sobretodo la que se enreda, bueno –por si acaso- les digo, no soy especialista en temas del trabajo de la tierra y aunque soy de un pueblo tachirense viví muy ajena a ello, considero que a los de mi generación (años 80) el sistema nos inculcó que el trabajo del campo era de menor importancia en comparación con el trabajo de la ciudad y quizá ese mismo sistema ahora nos quiera inculcar otras cosas a través de las plataformas, cosas como, la sociedad individualista, egoísta, etc. Etc. ¿Qué vainas no? Bueno en fin, la maleza, malas hierbas, o adventicias (en su terminología botánica) nos refiere a algo malo dentro de un huerto, ya que crecen en lugares no deseados, rivalizando por los nutrientes y por el agua disponible en el suelo, creando el problema, porque se diseminan con mucha rapidez, obstaculizando el crecimiento de lo que verdaderamente queremos que crezca. Sin embargo, no todo es negativo, leyendo un poquito sobre el tema me conseguí con que las adventicias poseen cualidades que brindan utilidad a los sembradores, y es que todo por feo o malo que parezca tiene su lado bonito o bueno, mencionaré algunas de ellas: nos orientan en cuanto a definir con qué tipo de suelo se está trabajando, además de estabilizarlo y controlar su erosión. Bueno esas son solo algunas de las razones positivas o cualidades que poseen las llamadas malas hierbas y quise hacer el símil con el tema porque sé que en la actualidad muchas personas honran el trabajo del campo hasta en la misma ciudad y como sociedad hemos aprendido a valorar lo que en otrora nunca nos importó. Entonces podríamos concatenar lo uno con lo otro diciendo que todo reside en el uso que se le confiera.

Lector y lectora, ¿Cómo se podría definir entonces el fenómeno social y su impacto en lo educativo y la dinámica que nos presentan dichas plataformas? el objetivo de estas letras que usted está leyendo en este momento, no es causar en usted la idea de pensar cual plataforma es mejor o peor, sino que el objetivo de estas letras que escribo consiste en dejar en usted, la incertidumbre que le conduzca curiosamente a indagar sobre el tema y pueda usted mismo meditar y darse sus propias conclusiones a manera de aprendizaje óptimo para crecer.

Por su parte, entiendo que lo educativo no riñe con la era de las nuevas tecnologías sino que en su función debe destacar el ayudar orientando a todos y todas a dar sentido, interpretar, contextualizar y ser crítico de la información que se presenta en contraparte de solo ser transmisores de la misma. Hoy en día nadie escapa del contexto cibernético, y si bien es cierto el mismo consta de herramientas que entrelazan al colectivo, en términos amistosos, recreativos, etc., también es cierto que pareciera que dicta al Inconsciente de ese colectivo el NO hacer ningún esfuerzo mental que implique actuar de manera razonable y consciente y por ende, mejorar.

Ojo, soy usuaria de algunas plataformas mas no obsesionada con lo que pasa supuestamente "en tiempo real" en las mismas, y miren, la situación es tan terrible que –permítanme la anécdota- una amiga que también es docente, me comento que: un día llegó a la escuela donde trabaja y donde estudian sus hijos, la mayoría de niños estaban vestidos de andinitos muy lindos y bellos, debido a una actividad propia de la feria de San Sebastián que se celebra aquí en San Cristóbal cada mes de Enero, y pues sus niños iban vestiditos con sus respectivos uniformes escolares del diario, pues si ¡el colmo! Por no utilizar el whatsapp –hasta entonces- no supo lo del vestuario de sus hijos, es triste pues sus compañeros y compañeras de trabajo que obviamente son las maestras de sus hijos, todo, escúchese bien TODO lo ruedan por el Whatsapp, desde la hora de salida hasta la de entrada del otro día etc. etc., pues ella el día anterior fue buscó sus hijos –como rutinariamente lo hace- y no le mencionaron nada del vestuario de ellos para la actividad del siguiente día, y pues bueno nada, así esta la sociedad, para decirte hola como estas, ya ni teniéndote en frente lo manifiestan, pero por el whatsapp hasta lo más recóndito te hurgan. Eso fue verídico, lo certifico, pues la profe es mi amiga y confieso que a mí también me pasaba antes de utilizar whatsapp, yo me resistía un tilín al uso de la misma, pero para que no me pase como a mi amiga con sus niños, pues que mas me tocó, me uní, algo así como que si no puedes con el enemigo pues únete a ver qué sucede.

Todo esto en cuanto a los adultos, pero lo que respecta a los niños es más alarmante aun, ya que los responsables de los más pequeños por el simple hecho de que no los fastidien buscan la manera de comprarle todo tipo de pantallas, en las cuales los niños viven expuestos muchas horas al día trayendo consigo consecuencias poco favorables para su desarrollo físico y mental, es mas algunos se atreven a señalar que la relación niño- pantalla es tan adictiva como lo es el efecto de cualquier droga en el cerebro humano, observemos los planteamientos que hace la Dra. Carolina Pérez, máster en Educación quien ha hecho estudios muy serios e intensos con respecto a este tema.

En conclusión, la clave está en el control y la supervisión de los padres, maestros y todos los responsables de la formación de los niños y niñas, y en el caso de los jóvenes y adultos en evitar el exceso o la sobreexposición a las mismas, teniendo conciencia de lo que se nos está transmitiendo y hacer la respectiva decantación. De manera especial tratar en lo posible y esforzarnos por no perder la interacción familiar y social (person to person) que sí es real y verdadera. Esquivando inteligentemente lo concerniente a chisme o fake news (que desinforma) pero al mismo tiempo recomendando que ese terreno no se abandone sino que por el contrario eduquemos lo social sin enredos y dándole una correcta utilización a las plataformas.

Cierro con una parte del coro de la canción "todo eléctrico" que nos dejara don Armando Molero, venezolano, conocido como el cantor de la zulianidad, la pieza aunque muy antigua cobra vigencia en este mundo cibernético actual y dice así: "yo de la ciencia respeto mucho los adelantos, pero de la electricidad estoy un poco harto, mas algún día nos electrizan hasta la sopa, y electrizados iremos todos viento en popa y hasta yo creo que un aparato se inventará para conquistar la suegra por medio de la electricidad". Hasta una próxima oportunidad. Bendiciones.

Carmen Teresa Alviarez de Largo. Profesora de Música. teresadelargo@yahoo.es;



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 355 veces.



Carmen Teresa Alviarez de Largo

Profesora de música

 teresadelargo@yahoo.es

Visite el perfil de Carmen Teresa Alviarez de Largo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carmen Teresa Alviarez de Largo

Carmen Teresa Alviarez de Largo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a287102.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO