Y la factura electrónica, pa´cuándo José David?

A partir de este lunes 20 de agosto, el partero Nicolás Maduro Moros ha seleccionado como el día que la patria de Bolívar y Chávez verá nacer un nuevo modelo económico, sustentado en un novedosísimo Sistema Financiero Nacional con repercusiones a lo internacional, habida cuenta, que los ojos del mundo estarán puestos en la Venezuela Bolivariana en función de estudiar los efectos reversos que sobre políticas imperialistas estadounidenses de bloqueo y asfixia de países soberanos, aplica la entidad criminal para someterlos a sus directrices coloniales de nuevo cuño. Lo anunciado, hasta ahora, del Plan de Recuperación Económica deja un grato sabor en el paladar de quienes "sentimos la patria hasta en las vísceras", como dijera Augusto Mijares, pues los efectos positivos de las medidas anunciadas tendrán un efecto retruque, sobre todo en aquellos gobiernos y oligarquías, que se conjugaron con la entidad imperialista para hacerle al daño al país y pueblo venezolano, indistintamente fuera su pensamiento político. Lo decíamos en artículo previo (https://www.aporrea.org/economia/a267637.html), que el desespero -ante la contundencia de las medidas anunciadas- llevaría a las bandas criminales neo granadinas a tomar acciones, no vistas nunca antes por la mayoría de los venezolanos y venezolanas de nuestros tiempos, tal como lo fuera el frustrado intento de magnicidio, no solo del Jefe del Estado sino incluso, del Alto Mando Militar, los líderes de los Poderes Públicos, ministros y ministras, y Cuerpo Diplomático que acompañaba al Hno. Presidente Maduro en la tarima.

Un segundo cuerpo de medidas, anunciadas por el Hno. Presidente Maduro este lunes 13, despejan el bosque y nos permiten apreciar la sabana con mayor claridad. No se trata de una simple Reconversión Monetaria como lo fuera la de 2008, emprendida por nuestro Comandante Chávez, sino de la entrada en vigencia de un nuevo Sistema Monetario, inédito en el planeta. El Bolívar Soberano (BsS) naciente, estará respaldado por la criptomoneda o criptoactivo, como prefieren llamarla algunos, como moneda complementaria a la cual estará atada. Que a fin de cuentas, será respaldada por nuestro principal y poderoso producto de exportación: el Petróleo. Esta medida, obligará a los actores económicos nacionales a llevar unidades contables en ambas monedas; con lo cual, bien podemos afirmar que la hegemonía del dólar sobre la economía venezolana estaría llegando a su etapa final y, con ello, seremos testigos del punto final del modelo de capitalismo rentístico que caracterizó a la Venezuela del siglo XX, y buena parte del presente. No es poca cosa, el calibre de la decisión asumida por el Hno. Presidente Nicolás Maduro. Se trata de una verdadera Revolución Económica en la que estaremos inmersos a partir de este lunes 20 de agosto.

Apostamos por el Petro, como moneda de futuro traída a tiempo presente. El BCV, publicará –diariamente- las cifras oficiales del funcionamiento y el anclaje del Bolívar Soberano al Petro. Sueldos y precios de los bienes que se comercializan en el mercado nacional, estarán también referenciados al Petro; lo que, sin duda, imposibilitará a la delincuencia comercial-importadora, continuar manejando a su antojo la disposición de los precios de los productos ofertados en sus comercios. Puesto que una elevación sustantiva de precios, obligaría al Gobierno Revolucionario a elevar en la misma proporción los sueldos y salarios hasta equilibrarlos. De tal manera, que ya no sería tan rentable jugar con los precios de los productos, como mecanismo para jugar al golpe de Estado. Además, se ha demostrado, que en Venezuela esos mecanismos de desestabilización imperial han fracasado. Por lo demás, a ningún burgués le interesaría utilizar los precios de sus productos –la especulación- como mecanismo de sustento de sus tasas de ganancias, ya que lo que ahorraría por un lado se le iría en pago de nóminas y, por el otro, aunque el Hno. Presidente Maduro no lo ha anunciado todavía, esperamos una reforma estructural del ISLR en función de minimizar la inmensa evasión fiscal que existe en el país, y la creación de nuevos impuestos que aborden a la especulación y la castiguen, con pagos adicionales al Fisco Nacional para quienes cometan ese tipo de delitos de corrupción empresarial.

Esta apuesta, que ha hecho el Hno. Presidente Maduro, por el uso extensivo de la tecnología en nuestra economía, quedaría inconclusa si no se concreta una orden presidencial que diera –públicamente- el Jefe del Estado, en febrero de 2016, referente a la implementación de la facturación electrónica. Un año después, 2017, el Jefe del Estado insistía sobre el tema públicamente: "Para eso [factura electrónica] vamos a instalar un sistema muy exitoso de facturación electrónica digital que en el Ecuador ha dado resultados extraordinarios para la Revolución Ciudadana y le he pedido al presidente Rafael Correa que el equipo nuestro (el compañero José David Cabello, Rodolfo Medina y todos los ministros involucrados) vayan inmediatamente a conformar un solo equipo venezolano-ecuatoriano e instalemos el sistema contra la evasión, el fraude y la elusión en Venezuela".

Pero, ¿Qué es una factura electrónica? Se estará preguntando usted amigo, amiga lectora, pues eso: una factura, solo que no es física, en formato papel sino que usted bien pudiera recibirla en su correo en formato pdf o xps u otro, que tiene los mismos efectos legales que la expedida en papel como contraparte por la entrega de bienes o la prestación de servicios. Los efectos positivos de la instrumentación de la facturación electrónica son muchos, en especial, para el país todo en la recaudación de sus impuestos, pues como lo reseña el economista ecuatoriano y miembro del consejo directivo del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), Mauro Andino Alarcón: "Las personales naturales y jurídicas sabrán que el Estado dispone de información directa y en línea de todas sus transacciones por lo que será muy difícil mentir. Mediante este sistema se conocen de manera más expedita las compras y las ventas de los negocios". Ello, haría imposible –por ejemplo- que lo cobrado por concepto de IVA, se lo apropie el comerciante-delincuente, como viene ocurriendo en la actualidad masivamente. Por lo demás, el SENIAT, conectado online con las cajas registradoras de los comercios del país, obtendría información casi que instantánea de los movimientos de compra-venta de los comercios ubicados en territorio nacional, reduciendo la evasión Fiscal. Como bien señala Alarcón: "Con la factura electrónica, los agentes de retención no pueden mentir porque hay un control cruzado" (…) "Con este sistema se reduce la tentación de los comerciantes de cobrar el impuesto y no enterarlo al fisco. Además se puede hacer cortes de inmediato sobre los aportes de los negocios, en especial las grandes cadenas comerciales", trayendo enormes ventajas al ente recaudador nacional, el SENIAT, pues: "Automáticamente la información se almacena en las bases de datos del Seniat, que tendrá información en línea sobre cualquier transacción, de esta manera se reducen los gastos de papel y de la gestión operativa tanto de las empresas como del organismo tributario". Con la entrada en vigencia del Plan de Recuperación Económica, ha llegado la hora de acelerar toda la planificación y ejecución de la entrada en vigencia plena de la facturación electrónica en la economía venezolana, para hacerla más transparente y menos delictiva, en beneficio de la ciudadanía toda…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1160 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a267789.htmlCd0NV CAC = Y co = US