El futuro de la humanidad

“Creer es dudar” afirmaba en clase el Dr Francisco Pereira, lo que provocaba y generaba partipación por parte del estudiantado y hacía de las clases de Fisiología Vegetal un espacio para la discusión en aquella aula exclusiva donde había en un lateral un altar para el venerado San Petrolito.  Esas clases muy dinamizadas por el carisma, pedagogía y metodología empleada por el Dr Pereira, siempre nos conducía hacia la “degeneración”, intencionada o no, de temas muy diversos del conocimiento que cubrían y desbordaban los contenidos programáticos establecidos formalmente para la ciencia del “funcionamiento de las plantas”.

Pereira afirmaba, previa alerta de su condición agnóstica y de “no saber persignarse siquiera”, reconocía que en relación a la presencia de la tierra y toda la realidad existente, “toda obra tiene su autor”.  La remembranza al apreciado profesor Pereira viene dada, por el hecho cierto de aprovechar este espacio para señalar que el futuro que avizoro en mi imaginario particular no necesariamente hace de la humanidad una especie paria que tenga que abandonar o desbordar su cuna y poblar todo el entorno planetario circundante como lo plantea el astrofísico Stephen Hawking (http://elpais.com/elpais/2015/09/24/ciencia/1443106788_324837.html). 

Esas afirmaciones, con todo el respeto que se merece el Dr Hawking, ameritan mayor debate y establecer compromisos políticos y fundamentalmente éticos para toda la humanidad. Tarea esta que no debe soslayarse por lo acelerado del ritmo de “progreso y desarrollo” que nos imponen desde los centros hegemónicos que mediatizan las opiniones y actuaciones del ciudadano común, pretendiendo siempre moldearla cual plastilina y adecuarla a intereses bien particulares y evidentemente mezquinos de una minoría oligárquica y plutocrática planetaria que bien sabido tiene sus sucursales y procónsules en nuestros países. 

Eso de seguir así, generaría un inmenso “agujero negro” de irresponsabilidad superior para el liderazgo que detenta el poder a escala planetaria que nos tragaría por entero.  Evidentemente, esa clase debe tener planificado su migración a un planeta o región aledaña y abandonar “nuestra única nave”, como lo dice Walter Martínez, una vez colapse todas las condiciones para seguir habitando nuestra hermosa y querida esfera azul. Soy de los que cree que no nos pueden inducir en ese sueño colectivo que sabemos nos conduciría como humanidad a una debacle total. Esa visión apocalíptica de la cual Hollywood acumula fortunas desproporcionadas mercantilizando con la tragedia humana y haciendo de ella una estética de la contradicción.

Existen otras opciones por establecer reglas claras y conformación de centros de poder que equilibren y enfrenten las urgentes medidas de rescate de nuestra biósfera del desastre ambiental generado por el capitalismo depredador, discúlpenme la redundancia, y los equivocados modos de producción fracasados del pasado reciente.    Hay que insistir en políticas educativas formativas del nuevo ciudadano responsable con el tema ambiental, con conocimiento profundo y cotidiano para atender sus propias necesidades alimentarias, de salud, lúdico y creativo para alcanzar su propia realización individual, colectiva y comunitaria sin interferencias mezquinas de los centros de poder hegemónicos perversos que han demostrado su rotundo fracaso.

En caso contrario, estaríamos reconociendo la tesis de que la especie humana como proyecto es un fracaso autodestructivo señalada por Emil Michel Cioran. Tampoco nos confiemos de que el “arco minero” constituye la tabla de salvación que nos señala la posteridad de aquel santo ofrendado con flores plásticas cagadas de mosca del aula de clase del recordado “Kiko Pereira”, en un pueblo surgido de la bonanza petrolera; recuerdo que guardo del Jusepin de mis años formativos como Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Oriente (UDO).

aquilesjap@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1249 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Arco Minero

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Arco Minero


Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a233498.htmlCd0NV CAC = Y co = US