¡Rumbo a la Margarita tecnológica!

Inicio agradeciendo las enormes muestras de afecto y apoyo que estamos recibiendo en el recorrido que venimos haciendo por Margarita y Coche. Ha calado positivamente en todos los sectores nuestra propuesta de las “10 buenas leyes”, porque los ciudadanos vislumbran posibilidades ciertas de transformación y crecimiento tanto personal como regional.

Hoy quiero hablarles de nuestro proyecto de Ley “Margarita Tecnológica”. Una ampliación de lo que asomáramos en 2013 como Polo Tecnológico del Caribe. Recuperemos el tiempo, contamos con vuestro apoyo para que tenga rango de Ley Federal.

Aspiramos a crear un centro de innovación de nivel internacional, capaz de convocar a mentes talentosas y creativas de Nueva Esparta, que tiene muchas, y del resto de Venezuela en primera instancia.

Necesitamos que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promover, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos que implican el desarrollo integral de nuestras islas.

Si queremos terminar con el robo de talento venezolano debemos generar opciones de desarrollo interno, con salida laboral incluida. Queremos de corazón que nuestros jóvenes no abandonen al país porque los necesitamos a todos. Por eso nuestra gigantesca inversión en educación, especialmente universitaria.

Tenemos una gran oportunidad que debemos aprovechar. La tecnología es una verdadera industria sin chimeneas que genera excelentes empleos y alta facturación nacional e internacional. No sustituye nada. Agrega, suma potencial. Nos eleva a una categoría superior que nos permitirá hacer crecer exponencialmente nuestro PIB.

Nos respaldan el ítem 7 del artículo 4 de la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación que establece: “Estimular la capacidad de innovación tecnológica del sector productivo, empresarial y académico, tanto público como privado”; y el 14 que ordena: “Estimular la participación del sector privado, a través de mecanismos que permitan la inversión de recursos financieros para el desarrollo de las actividades científicas, tecnológicas, de innovación y sus aplicaciones”.

Queridos amigos: esta ley reconfirma nuestra mentalidad de que Nueva Esparta sea un estado productivo de verdad. No meramente especulativo. Esa es la diferencia afirmativa de nuestro modelo de desarrollo con cualquier otro.

Los convoco a participar, opinar, aportar. Escríbanme. ¡Cuenten conmigo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1901 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ciencia, tecnología e innovación


Revise artículos similares en la sección:
Regionales