Wikileaks se quedo corta

En el documento filtrado por Wikileaks, en la que describe, de manera cierta como se planificó la salida de Eduardo Samán del Ministerio de Comercio propiciada por la Cámara Venezolana del Medicamento (CAVEME), demuestra la conspiración urdida por estos mercenarios de las transnacionales farmacéutica contra Venezuela y su infiltración en las instituciones del Estado, llevadas por personalidades dentro del gobierno nacional. El oficio firmado por el embajador de Estados Unidos, Patrick Duddy, revela que el borrador de la Ley de Propiedad Intelectual propuesto por Eduardo Samán preocupó, y aun debe preocupar, a los representantes que defienden los Derechos de “Propiedad Intelectual” de las transnacionales en el país. Siendo el punto álgido de esta propuesta la implementación del derecho por el Estado, de otorgar patentes bajo la figura de “concesiones” para explotar de forma local, por un período de veinte años, cumpliendo con el acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual(ADPIC).

Los ataques de estos mercenarios venían siendo observados desde el “Primer Foro Universitario sobre Propiedad Intelectual, el cual se llevó a cabo el pasado 22 de abril de 2009, por el Dr. William Basante, quien participó en el evento “Invitación Día Mundial de la Propiedad Intelectual”, realizado en La Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Central de Venezuela,donde se contó con la asistencia de varios ponentes, entre otros la Dra. Hildegard Rondón De Sansó, quien dictó el discurso de orden, denominado: Situación Actual de la Propiedad Industrial en Venezuela”.

El Dr. William Basante, detectó en esa reunión los movimientos descritos en el documento que filtró Wikileaks, dos años después. Indicando que Abogados y especialistas, analizaron y emitieron sus opiniones sobre aspectos legales del tema; Por la tarde hubo una exposición titulada “Las Patentes Farmacéuticas” por parte del Señor Francisco Allende quien funge como Asesor General de la Cámara Venezolana de Medicamentos (CAVEME). El señor Allende, exhibió una visión totalmente parcializada a favor de las Empresas Multinacionales Farmacéuticas, contrarias a establecer justicia social en nuestro país, sin un átomo de sensibilidad a nuestras necesidades y en una especie de chantaje, nos exige que si queremos que la Industria Farmacéutica Multinacional siga creando medicamentos, tenemos que pagar lo que ellos quieran cobrar.

Estos Señores, que juegan con la salud de la humanidad, establecieron su juego, al punto de solicitar los servicios al Imperio Nazista de USA ,del muñequeo con sus gendarmes que se encuentran incrustados dentro del gobierno nacional, para ir contra un ministro que desarrollaba una plataforma nacional en defensa de los interese del pueblo. En este punto, el artículo del Dr. Basante se refiere: “De lo contrario, podríamos despertar un día y NO encontrar más drogas nuevas. Lo que ocultó el señor Allende es que las Industrias Farmacéuticas Multinacionales se han convertido en unas máquinas comerciales de venta de drogas de limitados beneficios, que en muchos casos no justifican sus elevados precios. No es cierta su afirmación según la cual los altos costos de las drogas son principalmente resultados de los programas de investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, sino que estos se deben mayormente a costos de mercadeo, administración y especulación bursátil de los mismos, o sea, relativa ineficiencia en su funcionamiento.

Como pudimos ver desde ese foro el señor Allende no escondió, su franca intención de defender a una industria bien protegida contra las pérdidas y a pesar que los negocios riesgosos tienen ganancias variables, la Industria Farmacéutica ha sido con el correr de los años junto con las Petroleras, de las más rentables de los Estados Unidos, obteniendo altísimas utilidades, mayores que aquellas de otras industrias, después de haber pagado cómodamente sus costos en investigación y desarrollo, y sus demás gastos…”

Con este discurso el Sr. Allende “ante el llamado de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), organismo de Naciones Unidas fundado con el propósito de “promover en todo el mundo la protección de la Propiedad Intelectual a fin de estimular la actividad creadora”, celebró el Día de la Propiedad Intelectual para alentar reflexiones sobre los beneficios de respetar los Monopolios Farmacéuticos los cuales, nos advierte, que no sería posible el disfrute pleno del derecho a la salud sin el beneficio a las transnacionales farmacéuticas.

Como si fuera poco: “luego de su exposición y con la esperanza de que pudiera aclarar algunas interrogantes, que se le pasaron por escrito, el Sr. Allende al leer las preguntas, de forma irrespetuosa y en gesto deplorable hacia la audiencia, tomó sus documentos se levantó de su puesto dejando sin respuesta el auditorio”. Esta actitud demuestra lo que no revela Wikileaks, es decir este señor no posee argumentos sólidos para defender su posición.

Ahora bien: “en cuanto a la ponencia de los otros participantes, podríamos resumir que todos se restringieron a criticar desde el punto de vista exclusivamente jurídico, las políticas ejercidas por el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI), relacionadas a la salida de Venezuela de la Comunidad Andina (CAN); Sin prejuzgar sobre los aspectos jurídicos, debemos comprender y apoyar la intención del SAPI y del alto Gobierno Nacional, que no es otra cosa que defender los intereses del pueblo venezolano, en contra de la aplicación muchas veces abusiva de la Legislación Internacional sobre la Propiedad Intelectual.

Este tema debe ser considerado desde un amplio punto de vista, que incluya, pero de ningún modo se limite a su visión legal.

La solución definitiva a las controversias sobre Propiedad Intelectual en Venezuela deberá solventarse con la promulgación de una nueva ley de Propiedad Intelectual, elaborada por un conjunto de venezolanos donde predomine el nacionalismo, la sensibilidad social, una interpretación inteligente y creativa de las experiencias nacionales y mundiales en materia de política económica, y la necesaria sobriedad legal.”

Es hora de poner los intereses venezolanos en manos de quienes sepan y puedan defenderlos.”http://www.aporrea.org/tecno/a77185.html


(*)Lic.Química y Especialista en Gestión de la Propiedad Intelectual

f.oscar.f@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3245 veces.



Oscar Flores(*)

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: