Objeción de conciencia

La tarde del miércoles recibí, de manera verbal, de parte de la
directora de derechos de autor, a cuyo departamento estoy adscrita, la
información de que ya no se continuará con el trabajo conducente a la
aprobación de una nueva ley de derechos de autor que respete los
derechos de la comunidad, y derogue la cuestionada, reaccionaria y
anticonstitucional Ley sobre el Derecho de Autor. Al contrario, según
ella, debía realizar trabajo administrativo dentro de dicha ley.

Tales instrucciones lesionan mis principios revolucionarios y
cumplirlas significaría renunciar a la transformación en la
institución donde laboro, desobedecer la línea presidencial y atentar
contra mi propia conciencia.

Por tanto, hoy por la mañana elaboré y entregué la carta siguiente, a
Castiela Velásquez:


¿"Soldado" yo?

Andrea Coa

Caracas, 10 de Junio de 2010
Ciudadana
Castiela Velásquez,
Directora Nacional de Derechos de Autor,
Edif. Norte, piso 4, CSB, El Silencio,
Caracas.
Estimada compatriota:
Me dirijo a usted con el fin de fijar una posición responsable ante la
situación de conciencia que se me plantea, debido a las instrucciones
recibidas de usted, verbalmente, en el día de ayer, en relación a las
funciones que me asigna para su cumplimiento, como subalterna. En
dichas instrucciones verbales dijo usted que el SAPI iba a “comenzar
de nuevo, de cero”, infiriendo claramente que las políticas que
realizaba esta institución antes de la renuncia de la anterior
Directora, sería echada a un lado y, como es costumbre desde la cuarta
república y usted lo señaló claramente, “comenzarían de nuevo”.
Quedó claro que la misión que yo estaba cumpliendo, de investigación,
estudio, redacción, etc. Relacionado con la necesidad de una nueva Ley
que trate los derechos de los autores y las autoras, tomando en cuenta
los derechos culturales de toda la comunidad, será también abandonada,
y según sus palabras, yo debería dedicarme a realizar “trabajo
administrativo” dentro de los límites de la cuestionada, reaccionaria
y anticonstitucional Ley Sobre el Derecho de Autor, cuya permanencia
usted defiende.
Si yo actuara como usted dijo, como “un soldado” (lo correcto sería
decir una soldada), debería tomar en cuenta los principios de
obediencia, pero no ciega sino consciente. En ese sentido, el Jefe del
Estado, quien traza las políticas generales del país, ha dicho que es
necesario que se aprueben leyes revolucionarias en propiedad
intelectual, tanto en Derechos de Autor como en Propiedad industrial.
El Presidente Chávez no se ha retractado al respecto.
Cabe inferir que cuando una alta funcionaria decide desobedecer la
línea presidencial, que es una política del Estado, está rompiendo la
línea de mando y, por lo tanto, no es digna de ser obedecida. En ese
sentido, declaro formalmente lo siguiente:
1.No obedeceré ninguna orden que tenga como fin abandonar el camino
revolucionario en el área en la cual laboro, para obedecer en vez de
derogar una ley de la cuarta república, que sólo sirve a la burguesía
y las empresas transnacionales. Ello equivaldría a trabajar para las
corporaciones, pero que el sueldo me lo pagara el gobierno
bolivariano; un hecho que no puedo aceptar porque va contra mis
principios como revolucionaria, como persona con libertad de
conciencia y persona honesta.
2.No renunciaré a mi empleo en el SAPI, porque es mi derecho tener un
empleo digno, y no sería justo convertirme en desempleada por mantener
una posición de conciencia revolucionaria.
3.Aprovecharé la libertad de expresión que me garantiza la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para hacer
pública esta objeción de conciencia, porque no quiero que parezca que,
de ninguna manera, ni siquiera por un bozal de arepa, mi silencio o la
indigna obediencia de una línea política distinta al proceso
revolucionario, me haga cómplice de tales posiciones.
Esperando la comprensión suficiente para aceptar mi objeción de
conciencia, me despido de usted, en espera de instrucciones que estén
dentro de la política revolucionaria y socialista del Estado, quedo de
Usted,
Atentamente,

Andrea Coa


andrea.coa@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2828 veces.



Andrea Coa


Visite el perfil de Andrea Coa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: