El Aló de Cumaná...¿Fue Chávez a San Francisco a misa de madrugada?

Por décadas en el estado Sucre hemos vivido de promesas, engaños y frustraciones. Muchos cantos de sirena. Mentiras van y mentiras vienen. Presidentes, gobernadores, alcaldes y dirigentes políticos que prometieron demagógicamente plantas industriales para sofocar la miseria, el desempleo y la migración de sus habitantes hacia otras regiones en busca de bienestar. Plantas de soda, astilleros, autopistas, ferrocarril, puertos de aguas profundas…y dele que son pasteles. El engaño y el desengaño han sido las constantes. Hemos confiado nuestras esperanzas en personas que jamás han entendido el tamaño del compromiso y la responsabilidad que mediante el voto se les dio. De manera que la vieja manera de hacer política y gobierno han imperado durante todas estas décadas al punto que hoy, marzo de 2010, es poco lo que tenemos que resaltar. Porque no bastan las buenas intenciones, que si las hay en algunos dirigentes. Improvisación, discurso demagógico, excusa, deshonestidad, piratería intelectual, insensibilidad, chabacanería y hasta la guapetonería parecen normar las oficinas públicas.

Particularmente, quiero creer y entender que en el seno de la dirigencia seria y revolucionaria del PSUV a nivel regional y nacional las alarmas están prendidas. Está claro que tradicionalmente la principal fuente de empleo han sido las instituciones oficiales. Pero ocurre que el Ejecutivo, por ejemplo, se ha convertido en mal pagador. La larga lista de personal fijo y contratado viven en la incertidumbre.

Aquí en Sucre se trata de sincerar con los organismos nacionales y con el mismo Presidente Chávez una situación tan real como amenazante para la Revolución Bolivariana. Es tan patético el caso de Sucre que resulta inconcebible que a un año de gestión regional la gente esté mirando hacia atrás y resaltando cualidades de un gobierno que fue derrotado. ¿Qué significa eso?

Para recordar, durante la última campaña electoral nacional y posterior a ella el Presidente Chávez lanzó la propuesta de convertir a Sucre en modelo de estado socialista. ¿Cuándo comenzamos? Serviría el último “Aló Presidente” para que Chávez se escapara de quienes lo cuidan y hablara con la gente de la calle, porque en las afueras de ese mar de risas en que se convirtió el “Aló…”, hay un pueblo revolucionario y ancioso de cambios para nuestra ciudad y el estado. ¡Qué quedó para los sucrenses de ese Aló? O en todo caso…¿Pasó Chávez por las cercanías del Manzanares y vio como muere? ¿Paseó Chávez por las calles de Cumaná? ¿Se atrevió Chávez a ir San Francisco a misa de madrugada?... La gente confía en que si dio su vueltica por la ciudad y al saber como están las cosas, seguramente exclamó… ¡Ay Cumaná quien te viera!

juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2359 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: