Desde el Mocotíes (01)

Del Homenaje a la necrofilia al Caldo de huesos

Dedicado a María Eugenia Sánchez Vda. de Contramaestre y a Marina Moncada de Morales, compañeras inseparables de dos baquianos del arte.

"Contramaestre fue el más radical. Fue más allá de todo riesgo posible"

Eugenio Espinoza, artista plástico

Salvando las distancias median exactamente 61 años, entre dos actos irreverentes, que marcan dos hitos en la historia del arte venezolano. Hoy o mejor dicho desde el 7 de octubre con motivo la inauguración del cuarto y último espacio expositivo de la Retrospectiva Martin Morales 1969 - 2023, según el acertado análisis de la Dra. Elizabeth Marín la obra del artista "…toma un giro hacia las experimentaciones del ready-made, la manipulación de objetos de contextos no artísticos, con la finalidad de convertirlos en materia pictórica, o una nueva y renovada visión de la naturaleza, humana y no humana, conducida a la abstracción o las metáforas visuales de sus instalaciones…", dedicando está exposición a otro tovareño el pintor y poeta Carlos Contramaestre (1933 - 1966) quien el 1 de noviembre de 1962 irrumpió en el amanecer caraqueño con su Homenaje a la necrofilia, con la diferencia que con la apertura de esta muestra en el Espacio Libertad el 7 de octubre los asistentes pudieron saborear de un suculento "Caldo de hueso" exquisitamente sazonado y dispuesto por la chef Valentina Inglessis y Luz Marina Moncada de Morales… mientras que el 1 de noviembre de 1962 los huesos estaban preparados de tal forma que dejaban escapar un olor nauseabundo y a podredumbre que recordaba la situación que vivía en ese momento el país, al igual que ahora y es lo que en el fondo Martín Morales se propone al desnudar la miseria que vivimos actualmente. Señala la crítica Elizabeth Marín que en su propuesta Martín Morales toma contribuciones de otros artistas "…con los que configura obras que proceden de su particular investigación, como el caso de los huesos convertidos en obras que recuerdan a la Necrofilia de Carlos Contramaestre"

De dónde, cómo y con qué propósito surge en el Maestro Martín Morales la idea de dedicarle dentro de la exposición Retrospectiva de sus 54 años de vida artística, una obra a su mentor y amigo entrañable Carlos Contramaestre. Puedo permitirme narrarlo con lujo de detalles porque por azares del destino estuve muy cercano a la evolución de la propuesta. Resulta que hace un año con motivo de la clausura de la exposición en homenaje al Dr. Rafael Ángel Gallegos Ortiz, intitulada Reencuentro 1976 y el lanzamiento de La Cátedra Itinerante de Artes Visuales Dr. Iván Vivas Garí compartí con el maestro Martín Morales durante la realización de un conversatorio a dos manos Conociendo a Carlos Contramaestre a 60 años de la exposición Homenaje a la necrofilia (1962 -2 de noviembre- 2022) que se realizó en la Galería Juan Alí Méndez el lunes 31 de octubre del 2022 a las 10 a.m. y estuvo dirigido a los alumnos que iniciaban el primer semestre de la carrera de Artes Visuales en el Núcleo Universitario de Tovar.

Fue un encuentro muy singular e informal, no había sillas y todos nos sentamos en el piso de la Galería a conversar de un artista totalmente desconocido para la mayoría de los alumnos que apenas iniciaban sus pininos en la Universidad y algunos -me atrevo a asegurar que- pisaban por primera vez una Galería de Arte, fue una experiencia enriquecedora y al terminar la actividad el amigo Martín Morales me comentó que le dedicaría una obra o un espacio a Carlos Contramaestre en su exposición que por esos días proyectaba en Mérida. Hablamos algunas cosas al respecto, se interesó por profundizar en el tema de la necrofilia planteado por Contramaestre. Días después lo visite en su casa y me contó que hacía algún tiempo iba todas las semanas a La Playa de Bailadores a comprar pescado, quizás por razones post pandemia y que ese pescado tenía unos huesos grandes y especiales que serían el motivo principal de su obra en homenaje a Contramaestre, lo que se convirtió en excusa para que cada vez que conversábamos hablásemos de la evolución de su propuesta. Poco a poco se fueron agregando elementos como un conversatorio similar al de Tovar, contactar a la viuda de Contramaestre, compartir bibliografía del tema. Lo cierto es que Martín se convirtió en un estudioso de la necrofilia y su autor, cosa que admiro y pongo de ejemplo porque a su edad y el camino recorrido, sigue ávido de conocimiento y en contextualizar todas y cada una de las obras que realiza y eso es lo que debe hacer un artista si quiere convertirse en un Maestro del arte.

Martín tuvo que viajar por un mes a los EEUU, a cumplir compromisos con la exposición Natural Geometries en la galería Art

Recurro nuevamente a la Dra. Elizabeth Marín para justificar lo que no está a mi alcance, ella es una crítica de arte reconocida y este servidor un aficionado a la escritura y al arte. A manera de interrogante la doctora nos invita a conocer esa otra faceta del artista ¿Qué hay aquí?: Un Martín Morales duchampiano, porque "Comprender las vías experimentales de un artista, verlo, bifurcar sus caminos hacia otras búsquedas con la intención de generar otras estrategias de expresión y de comprensión de las materias plásticas y significantes nos muestra la madurez del mismo y la capacidad reflexiva que ha encontrado en la elaboración de un discurso otro, distinto" y en ello tiene toda la razón con esta Retrospectiva y en especial con este homenaje a Carlos Contramaestre, Martín Morales se muestra con mayor libertad, confianza en sí mismo y se atreve a retomar su rol contestatario como en los inicios de su carrera artística.

Carlos Contramaestre vio en los huesos y vísceras de las reses un motivo para su protesta de 1962 y Martín Morales instituyó los huesos de pescado en el centro de su desencanto en este 2023, cuando muchos venezolanos no tienen más que echarle sino huesos a la olla con sal, agua y algunas ramas para conseguirle un medio gusto. Esta es una verdad inobjetable, a diferencia de 1962 cuando lo censurable eran los abusos de poder y hoy en día lo detestable es la miseria en que vivimos la gran mayoría de los venezolanos, peor aún es que muchos artistas permanecen indolentes y complacientes, en vez de elevar su voz de protesta. Martín Morales ha hecho su parte. El arte debe convertirse en la mejor propuesta para reconstruir el país.

Mientras no seamos capaces de asumir acciones proactivas, Venezuela seguirá siendo la misma, de nada vale cambiar de presidente o chofer, si seguimos empecinados con el mismo y destartalado bus. La desmemoria es nuestra mayor condena. El régimen actual al apropiarse descaradamente del Techo de la Ballena olvida que fue un movimiento de vanguardia y que la exposición Homenaje a la necrofilia es una clara alusión a los muertos de Bethencourt como lo sería a los muertos de ahora que esperan justicia. Contramaestre fue un contestatario que nunca le haría carantoñas a los falsos revolucionarios que han acabado con su Patria.

Martín Morales por su parte, ha dado el primer paso inquisidor y contestatario también, ahora nos invita a una tarea colectiva para sacar a Mérida de la sima sin cultura que nos han arrastrado en los últimos 24 años perdidos de la historia cultural de la ciudad. Venezuela no existe, Mérida subsiste y Tovar se niega a morir a la intemperie porque sus artistas sacan la cara como exponentes del poder creativo de una ciudad altiva y creadora que renace al Arte y a la Cultura.

Martin Morales con su Retrospectiva 1969 - 2023 nos invita a soñar, a creer en Venezuela y a luchar para que el "Caldo de huesos" sea de nuevo un verdadero sancocho tan sustancioso como lo era antes. Este atrevimiento del artista marca un antes y un después en su trayectoria, que provoca e inspira para que Mérida retome esa senda de los 90 donde la Cultura fue su mejor carta de presentación y alcanzó una cima tan alta como su espléndida sierra nevada con su majestuoso Pico Bolívar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1831 veces.



Néstor Abad Sanchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones