Este 24 de julio, el estado washingtoniano de Mérida no tiene nada que celebrar

Hoy en la radio nacional del gobierno chavista estamos oyendo que están celebrando tres acontecimientos que para ellos son patrióticos, pero que, para la mayoría de los habitantes del Estado Washingtoniano de Mérida, más bien es un día de duelo, pues ya nos arrepentimos haberle dado el título de Libertador al zambo Simón Bolívar. También deploramos el que los patriotas de la Armada de esa época, hayan derrotado en la Batalla del Lago de Maracaibo al ejército español y por eso dejamos de depender de Bogotá y nos pusieron a depender de los patiquines caraqueños.

Gracias a las familias de bien, al clero, a los gremios y autoridades universitarias, a los comerciantes y sectores productivos hemos logrado hacer desaparecer la figura del zambo Simón como moneda y solo aceptamos los billetes que llevan la esfinge de nuestro Libertador Jorge Washington. Esto no es oficial, pero con los resultados de las próximas elecciones estamos seguro oficializaremos que la única moneda a utilizar para el intercambio comercial en todo el país sea el dólar norteamericano. Ninguna organización del llamado Sector Popular ha dado muestra de estar en desacuerdo con el cambio que se ha hecho de la moneda y vemos con placer que todos quieren tener dólares en sus bolsillos.

En todos nuestros bodegones y sitios de recreación y abastecimiento lo que mas se venden son productos importados, preferiblemente desde Norteamérica; es por eso que la gente no cree en eso de las llamadas "medidas coercitivas" aplicadas por el gobierno norteamericano al país.

Gracias al trabajo eficaz de nuestro gobernador y alcalde que están convirtiendo a Mérida en el primer destino turístico del país, vendrán muchos dólares y la moneda esa que llaman Bolívar desaparecerá de circulación para hacer las transacciones de compra y venta y terminaremos con el calvario de estar revisando y calculando el valor del cambio que emite diariamente el Banco Central de Venezuela.

Hoy, la gente de bien de Mérida acudirá a sus templos a rogar por el fin de esta dictadura que ha destruido el país que nos legaron nuestros verdaderos libertadores como fueron Don Francisco de Paula Santander y nuestro Centauro el General José Antonio Páez. La verdad saldrá a la luz y las fuerzas del mal que han dominado durante los últimos 23 años serán derrotadas rn los próximos comicios. Te lo rogamos Señor.

Agradezco a los que lean completo este articulo, no vayan a recordar a mi sagrada progenitora, la cual tiene 48 años que me dejó y no tiene nada que ver con lo que aquí esta escrito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1471 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: