Matria playense (04)

¿Qué ocurrió en La Playa el 26 de junio de 1929?

Dedicado a tía Blanca Yolanda Sánchez Vda. de Mora, quien espera una respuesta.

"La historia matria, más que por la fundación de la comunidad que estudia, se interesa en los fundadores y el sentido que le dieron a su obra. En un nivel microscópico de historización cuentan sobre todo los seres humanos y sus intenciones"

Dr. Luis González y González, mejicano, padre de la microhistoria

Sin tantas disquisiciones históricas trataré de clarificar de manera didáctica y proactiva la pregunta que a los habitantes de La Playa les inquieta en estos días y que sirve de título a la presente Matria playense: ¿Qué ocurrió realmente en La Playa el 26 de junio de 1929? Establecimiento, creación, reafirmación de La Playa o nada.

Siempre hay un antes y un después. Anterior a 1929, estuvo vigente la Ley de División Política Territorial del Estado Mérida promulgada el 7 de enero de 1904 y derogada el 1 de febrero de 1986, que integraba en ocho distritos al Estado. En el caso del Distrito Rivas Dávila, contemplaba en su artículo 9° que: "Se compone de las Parroquias Bailadores, que es su cabecera y Guaraque", señalando su límite Norte "…partiendo del páramo de ´Mariño´, línea recta al viso de ´El Volcán´ y de aquí a la ´Loma de Carrizal´"(1) Mientras a lo interno, el Distrito estaba dividido en ocho aldeas "La Playa, Mariño, San Pablo, Bodoque, La Villa, Otra Banda, Las Tapias y Las Playitas"(2) A pesar que la Ley de 1904 reconoce la existencia de esas ocho aldeas, coexistía la deuda legal de respectiva delimitación. Ya Tovar había hecho lo propio en 1904.

En tal sentido, el 24 de diciembre de 1928 la corporación municipal delegó a los ciudadanos: Remigio Barillas, síndico procurador; M. Antonio Acedo, vocal y Matías Ramírez, primer vicepresidente del Concejo para que formalizaran los límites de las ocho (8) aldeas que integraban el Municipio y en cumplimiento de la misión asignada dichos comisionados recorrieron todo el territorio bailadorense, incluyendo la aldea La Playa, que ya existía desde inicios de la segunda década del siglo XX. Debió ser un trabajo arduo y difícil por lo intrincado de la zona. Que en especial conocía muy bien Don Remigio Barillas, quien la recorría constantemente prestando sus servicios como único médico del pueblo (hasta escribió un opúsculo muy ameno intitulado "Sencillas nociones de patología")

Seis meses después, en la cuenta 5° de la sesión del 26 de junio de 1929 se dio lectura de una nota donde "Los comisionados presentan además el plano del Municipio con la demarcación y división de sus aldeas en el cual se observa que ha sido creada una aldea más con el nombre ´Mesa de la Laguna´"(3), seguidamente se señala en el Acta: "Y por cuanto dicho plano y Ley en proyecto han sido estudiado debidamente, la Corporación ha resuelto aprobarlo por haberlo encontrado conforme…"(4) En la siguiente sesión ordinaria N° 15 del 23 de julio no se discutió el tema, a pesar que estaba pendiente la elaboración del decreto.

Fue en definitiva en la sesión ordinaria N° 16 del 9 de agosto de 1929, cuando se presentó, se aprobó y se promulgó, cumplidas las formalidades de Ley el decreto. Tal cual como se expresa textualmente en el encabezado de dicha acta: "De conformidad con lo acordado en la Sesión del veintiséis de junio del corriente sobre lo que se refiere en su cuenta Nº 5 que trata del Proyecto de Ley de División Territorial y habiéndole dado los tres debates de Ley se hace el siguiente Decreto"(5) Que en su artículo 1° especifica que: "El Territorio del Municipio Bailadores se compone de las siguientes aldeas que se denominaran La Playa, Mariño, San Pablo, Bodoque, La Villa, Otra Banda, Las Tapias, Las Playitas…"(6) Los legisladores fueron muy enfáticos al enumerar las ocho aldeas preexistentes, señalando además puntualmente al final del artículo: "…y por último Mesa de la Laguna, esta elevada a tal categoría por este Decreto"(7) A renglón seguido en el artículo 2° quedan establecidos los nuevos límites de la aldea La Playa, ya existente, y en el artículo 4º se fijan como se indica textualmente los de la novel: "… Aldea Mesa de la Laguna que se compone de territorio segregado de las Aldeas La Playa, Mariño, San Pablo y Bodoque…"(8) Más claro no puede estar, lamentablemente quienes leyeron el Acta de la sesión N° 16 del 9 de agosto de 1929 no detallaron que esa era su fecha y no la referencia al inicio del 26 de junio.

En consecuencia, no fue el 26 de junio sino el 9 de agosto de 1929 cuando se aprobó la creación de la aldea Mesa de la Laguna, al dársele formalmente el ejecútese al Decreto - Ley que entraría en vigencia el 1 de septiembre de acuerdo a lo especificado en el artículo 11: "Esta Ley será firmada por todos los miembros principales del Concejo y empezará a regir desde el día primero de septiembre…"(9), los abogados del Concejo -en especial la síndico y el asesor- deberían saberlo por norma elemental; no el cronista, pues esa no es su profesión. El historiador de la ciudad es corresponsable (o irres) por la lectura errada que hace del Acta en mención y del enredo que forma en especial en el libro digital Historia básica de La Playa, donde va más allá y peor aún fija la fecha como la de "Creación oficial de la Aldea La Playa el 26 de junio de 1929"(10) Uno a la hora de escribir debe tener es un lápiz con borrador y no una varita magita creyéndose el mago Dedi(11) o el que lo sabe y hace todo a dedo. La pregunta que me hago es muy sencilla ¿Cuesta tanto consultar o buscar un asesoramiento? o al menos dejarse hablar como lo intenté en algunas ocasiones con mi Maestro de Literatura y cronista o cómo también lo quise hacer en la sesión del lunes 19 próximo pasado, de donde salí contundido ante la enfática y aplastante respuesta de los concejales, palabras más o palabras menos: "Es una decisión acordaba y lo que nos interesa es fijarle un día de celebración a La Playa que no tiene, si la fecha esta errada después se rectificará" La soberbia nunca es buena consejera.

Respetables concejales y amigos todos: Al momento de retirarme del salón de sesiones les prometí que antes de un año La Playa tendría una fecha verdadera, pero esta del 26 de junio ya es insustentable desde todo punto de vista y por respecto a los habitantes de la Playa ustedes deberían celebrar la fiesta del Día de La Playa que no cuenta con ningún asidero histórico y de inmediato derogarla a la par de designar una comisión que les presente, previo estudio serio y razonado, varias propuestas a evaluar, esa sería una salida honrosa "rectificar es de sabios".

Si bien es cierto que el 26 de junio se aprobó la solicitud de los comisionados de crear la aldea Mesa de la Laguna, no fue sino hasta el 9 de agosto cuando efectivamente se decretó y entró en vigencia el 1 de septiembre. Es necesario y queda pendiente por discutir si el día de la aldea Mesa de la Laguna es el 9 de agosto cuando se aprobó su creación, el 1 de septiembre que entró en vigencia la Ley o existe una fecha posterior de su instalación que desconozco, pero en definitiva el 26 de junio no se debe celebrar nada oficial y menos como lo pretenden de "establecer y reafirmar" como el "Día de La Playa"(12). Ojalá y la lección sea aprendida y nunca olvidada. Siempre a sus órdenes en lo que humildemente les pueda ser útil. Cerrar puertas es cerrarlas a ustedes mismos y en especial a la Historia de Bailadores.

Ahora podré ir de nuevo con la frente en alto a donde la tía, les cuento: Hace ocho días, el sábado 17 para ser más específico, llegué a visitar a la tía Blanca, su respuesta al saludo y bendición, estuvo acompañado de la siguiente pregunta: "-Nesticor, ¿por qué van a celebrar 94 años de la fundación de La Playa, cuando esta casa que es una de las más viejas tiene más de 120 años", les confieso que me dejó sin palabras, la prima Milena me aclaró y empecé a enviar sendos mensajes y audios a Milton Alexander, la presidenta del Concejo, el seminarista Pedro Barillas y al profesor Alejandro Castillo. Las respuestas fueron diversas, entonces recordé la aprobación de la Ley de División Territorial de 1929 y la elevación a aldea de Mesa de La Laguna. -Le dije a tía que me parecía muy escueto ese argumento y que cuando tuviese elementos de juicio le respondería como se debe.

Seguí mi camino, a solicitud un amigo me envió la edición digital del novedoso libro que causaba toda esta controversia. Tenía desde hace un par de meses la última versión revisada del opúsculo en mi computador, pero por salud mental había detenido su análisis. Ese día, motivado por la inquietud de mi tía me dediqué el resto de tarde - noche del sábado y la madrugada del domingo a su lectura, apoyado con una función que permite resaltar en amarillo los PDF y cuando lo terminé me di cuenta que lo pintado sobresalía, al regresar a casa con documentos al alcance las notas todavía fueron mayores. Me costaba creer que en un libro de escasas 120 páginas hubiesen tantos desaciertos juntos, que en sus capítulos I y II entrarán en contradicción sus mismos coautores y el tratamiento histórico e historiográfico fuera tan superficial, incluso cortando las citas en algunos casos y en otros acomodándolas a la narrativa que se quería plantear. En vez de un tratado de historia tenía en mis manos una maltratada anti historia. De las notas del primer capítulo ya escribí y del segundo escribiré en una de las próximas Matria.

Néstor Abad Sánchez

La Abadía, junio 25, 2023

Director de Cultura del municipio Rivas Dávila del 2005 al 2021

Cronista de la Ciudad de Bailadores de 1991 al 2000

nestorabadsanchez@gmail.com

Notas:

  1. Asamblea Legislativa del Estado Mérida: Recopilación de Leyes y decretos de la División Político – Territorial del Estado Mérida. Editorial Arte, Caracas, 1978. p. 31.

  2. Artículo 1º de la Ley de División Territorial del Municipio Bailadores de 1929.

  3. Archivo General del Municipio Rivas Dávila: Libro de Actas del Concejo Municipal del Distrito Rivas Dávila. Acta N° 14 correspondiente a la sesión del 26 de junio de 1929, f. 8r. En lo sucesivo (AGMR).

  4. AGRM Ídem. f. 8r.

  5. AGRM Acta N° 16 correspondiente a la sesión del 26 de junio de 1929, f. 9r.

  6. AGRM Ídem. p. 9r.

  7. AGRM Ibídem. p. 9r.

  8. AGRM Ídem. f. 10r.

  9. AGRM Ídem. f. 11v.

  10. Oballos, Eufemiano A. y García B., Pedro Andrés: Historia básica de La Playa. Fondo Editorial Carmen Delia Bencomo. Colección Juan Félix Sánchez. Serie Historia Local. Edición digital del IBIME - Mérida, 2023. p. 18

  11. Dedi fue el primer mago reconocido de la Historia. Los faraones le temían por su clásico truco de quitarle la cabeza a los gansos y volvérsela a poner.

  12. Tomado de acuerdo al flayers que circula en las redes sociales con logotipo del Concejo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2471 veces.



Néstor Abad Sanchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones