Manifiesto en defensa de la casa de habitación de Don Andrés Felipe Alarcón

Como expresión de nuestras tradiciones de la memoria colectiva de la ciudad de Cumaná.
 
MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA CASA DE HABITACIÓN DE DON ANDRÉS FELIPE ALARCÓN.
 
Cumaná, 29marzo2023.
FHPS/RBR Nº 032
Ciudadana:
Antropóloga Dinorah Cruz 
Presidenta de Instituto de Patrimonio Cultural (IPC)
Su despacho.-
 
[…] ״Por Dios! Hay veces que no puedo a menos de rebelarme al ver como por el abandono -por no usar apreciaciones más crudas, pues hubiera podido decir avaricia e ignorancia-, son destruidos o abandonados monumentos que por su calidad de diseño y esplendor fueron respetados hasta por el bárbaro y desenfrenado enemigo, o aquéllos que aún el tiempo, tenaz e implacable destructor, los habría respetado eternamente״. […]. ״De Re A edificatoria״, León Battista Alberti.1450.
 
Distinguida presidenta:
 
En vista de la importancia de la Casa Alarcón como entidad, como monumento histórico a respetar, perteneciente a la Arquitectura Caribeña-Victoriana de la última década del siglo XIX, como edificación activa y dinámica, cuya “reparación y mejora” nos afecta de diversas maneras. Pues, hoy tenemos un claro conocimiento de nuestra profunda pertenencia por su calidad de monumento histórico a preservar:
 
- Por  cada una de sus plantas rectangulares con patio central; 
- Por su adecuación estética con unos espacios proyectados al exterior mediante techumbre empinada y discontinua;
- Por la expresa negación del remate en alero-típico de la colonia; 
- Por la adición de porches y barandas detallada en madera calada y celosía intricada; 
- Por las aderezadas adiciones decorativas típicas del estilo Gingerbread en el uso de tabiquería ligeras localizadas en frontones, porches, aleros y alrededor de ventanas y puertas; 
- Y, sobre todo, por el plano general de aplicaciones de adornos tipo Clasisista o Barroquista.
 
El ciudadano cumanés no tiene ni voz ni voto en la construcción o destrucción de la Casa Alarcón. Sin que exista cosa ni que se parezca a una consulta a la opinión del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), mucho menos una sugerencia técnica, estética y ética.  Es evidente y manifiesta el mensaje https://twitter.com/patrimoniosucre/status/1639341375144484876?t=RZdMm-5Nkk8cV5C8ETssvQ&s=08
 
La Fundación Historia y Patrimonio Sucrense “Dr. Ramón Badaraco Rivero” ante evidente manifestación:
 
1. Considerando que las cuestiones más elementales de “mantenimiento”; las experiencias aleccionadoras; el poner en manos de “funcionarios” decisiones que deberían pasar previamente por manos de “especialistas” en problemas de localización de flujos interurbano. Por lo que ha producido una irónica “intervención” donde se legaliza la “pérdida” de los valores arquitectónicos de la Casa Alarcón.
 
2. Considerando que de llevarse a cabo éste criterio de “mantenimiento” en unos pocos años, el área de interés histórico de la ciudad de Cumaná estará construida con la misma desidia que permitió la destrucción  de la Casa del marqués de Cajigal o Casa de Gobierno del Estado Sucre (2018).
 
3. Considerando que en la poligonal de la Zona Histórica de Cumaná (1988), surgirá un “mantenimiento” improvisada en ese laboratorio de la “permisología” o la “remodelación” y todo el instrumental de “intervención” para dar al traste con nuestra Casa Alarcón.
 
4. Considerando que en Cumaná las estatuas, fuentes y demás “monumentos” se han mudado a capricho de los “jefes”, en quienes se ha delegado la responsabilidad de administrar, planificar y dirigir nuestras instituciones, pues, éstos no saben lo que es la Casa Alarcón. Es comprensible.
 
5. Considerando que no podemos permitir el abordaje de la Casa Alarcón, sin referirla, insertándola, en la planificación urbano total del área de interés histórico de la ciudad. 
 
6. Considerando que el estudio de la Casa Alarcón, es una firme orientación que nos permitiría confrontar los planteamientos teóricos y experiencias sobre ella, otra dimensión y alcance.
 
7. Considerando que el despilfarro, en todas sus posibilidades, es enorme. Desaparecen obras y referencias irreemplazables.
 
La Fundación Historia y Patrimonio Sucrense “Dr. Ramón Badaraco Rivero”:
 
1. Acordamos exigir que las reflexiones puramente teóricas se proyecten sobre un ejemplo de nuestra propia vivencia, como cumaneses, dentro de un espacio histórico cultural llamada Casa Alarcón de Cumaná.
 
2. Acordamos que estas reflexiones no interesan solamente al especialista, quien sin duda podría hacerlos mejor que nosotros, por el contrario, creemos que interesan al ciudadano común, al usuario de la Casa Alarcón, a todos los que disfrutamos de ella o la sufrimos.
 
3. Acordamos rechazar los criterios de “mantenimiento” de la Casa Alarcón que conforma nuestro barrio más antiguo y más tradicional. Todos sabemos que está siendo “intervenida” inadecuadamente y que está seriamente afectada en su sistema estructural de la losa de entrepiso.
 
4. Acordamos rechazar la “reparación y mejora” de la Casa Alarcón que hoy pondera lo autóctono para explorar y manipular. Creemos que las soluciones constructivas requeridas no están avaladas por criterios técnicos y profesionales donde este último no cuenta en absoluto.
 
5. Acordamos que el estudio de la Casa Alarcón, es el punto de partida que nos permitiría llegar a una serie de conceptos, criterios y acciones que, válida para ésta, son aplicables a otras categorías que no participan del concepto tradicional asignado a tal calificación.
 
6. Acordamos que a partir del estudio de la Casa Alarcón, descubriríamos que se actúa con un criterio y en un campo de acción ampliado, en el que toda el área de interés histórico sea “monumento” que se debe respetar y consolidar.
 
7. Acordamos rechazar la “reparación y mejora” de la Casa Alarcón, pues verdaderos monumentos son destrozados por la tecnocracia. Y, con ello, referencias que abrirían claros y definidos caminos propios al desarrollo coherente del área de interés histórico de la ciudad Cumaná.
Por una Madre Tierra, sana, segura y habitable para todas y para siempre, a los treinta días del mes de agosto de dos mil veintidós (2022).
 
LOS DERECHOS CULTURALES TAMBIÉN SON DDHH.
 
Por la Fundación Historia y Patrimonio Sucrense “Dr. Ramón Badaraco Rivero”:
 
Es autentico:
Arq. Servando Marín Lista
4 687 165
Presidente de la FHPS/RBR
0414 777 6727
 
Es autentico:
Por la Junta directiva de la Fundación Historia y Patrimonio Sucrense “Ramón Badaraco Rivero”:
Dr. Ramón Villafaña Rondón ci: 4 184 079. Secretario General
Dr. Orlando Balbás ci: 4 683 585. Secretaría actas, correspondencias y registro documental y biblioteca.
Dr. Jonny Galindo ci: 4 221 594. Secretaría de formación e investigación;
Dr. Arquímedes Márquez ci: 3 735 555. Secretaría de formación e investigación;
Licdo. Rafael Marín ci: 4 048 727. Secretaría de comunicación y difusión;
Licdo. Jorge Luis López ci: 5 895 987. Secretaría de comunicación y difusión;
Licdo. Armando Espinosa Inserni ci: 5 907 749. Secretaría de comunicación y difusión;
Ing. Luis Ramón Gutiérrez ci: 1 505 499. Secretaría de comunicación y difusión;
Fotográfo Wilfredo Grau ci: 4 687 056. Secretaría de comunicación y difusión;
Soc. Humberto Peñuela Padilla CI: 3 244 242. Secretaría de crónicas deportivas;
Abg. Mario Bastardo. Secretaría de asuntos legales y jurídicos.
Correo de la Fundación Historia y Patrimonio Sucrense “Dr. Ramón Badaraco Rivero”:
Cc. Almirante Gilberto Pinto Blanco
Gobernador del Estado Sucre
Cc. Antropóloga Omaira Gutiérrez
Gabinete Cultural del Estado Sucre.
Cc. Dr. Ramón Badaraco Rivero
Cronista de la Ciudad de Cumaná
Cc. Archivo FHPS/RBR


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2667 veces.



Fundación Historia y Patrimonio Sucrense "Dr. Ramón Badaraco Rivero"

Los derechos culturales también son derechos humanos

 fundaciontrbr@gmail.com

Visite el perfil de Fundación Dr. Tulio Ramón Badaracco Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: