La columna de Dante

¿Sirven las alcabalas?

Las alcabalas volvieron a Nueva Esparta y con ellas el cuestionamiento sobre su funcionamiento y efectividad. Son muchas las denuncias que hemos recibido en los últimos días y eso nos lleva a afirmar que lo que necesitamos en el estado y en todo el país son organismos de seguridad ciudadana que se mantengan desplegados garantizando el bienestar de nuestra gente. Definitivamente es hora de parar la discrecionalidad y la corrupción.

¿Por qué regresaron las alcabalas cuando aún no se han corregido las razones por la cual fueron objetadas? ¿Por qué la gente honesta y productiva siente terror cuando ve alcabalas y funcionarios? ¿Qué pueden hacer el gobernador y los alcaldes para que la gente se sienta segura? En este momento nuestro pueblo se siente indefenso, temeroso e impotente. Están parando en nuestras calles a los trabajadores, turistas, a los jóvenes, a quienes a simple vista pareciera que algo pueden ofrecer y no precisamente porque parezcan sospechosos de haber cometido algún delito o infracción.

Los cuerpos de seguridad fueron creados para cumplir con la función de garantizar la tranquilidad en los estados y en función de ello debemos trabajar. Actualmente no se está logrando. La solución es reestructurar completamente estos organismos ofreciendo condiciones y reivindicaciones laborales favorables, seleccionar a funcionarios probos, profesionalizar y capacitar a quienes tienen en sus manos la paz y seguridad ciudadana.

Además, dotarlos con los uniformes, implementos e insumos necesarios para ejercer sus funciones; crear procedimientos policiales ajustados a la realidad neoespartana y una unidad interna de control efectiva.

Debemos organizar a las comunidades para involucrarlas en la seguridad, crear un fondo de seguridad que se alimente principalmente del cobro de multas e infracciones y de otros ingresos éticos y productivos para evitar la generación de recursos por vías ilícitas; y lograr que por la vía legal que todos los organismos y funcionarios cumplan los mismos parámetros, apliquen los mismos procedimientos, sigan las mismas normas y no actúen según su juicio. Es posible hacerlo. Vamos a impulsar la propuesta y luchar para que se logren soluciones justas para todos. Un abrazo.

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 617 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social