Maracaibo Guinness

En 1880 Maracaibo era un hervidero de gentes y de ideas, donde la modernidad llegó a la ciudad como los marullos, una idea primero, una calle aquí, otro pujante local comercial acá, un edificio más atrás y así, en rápida sucesión. En ese mismo año, nos convertimos en el principal puerto exportador de café y cacao.

En 1882, se funda el Banco de Maracaibo, luego vendrá el Banco Caracas y el Banco Comercial. En 1883, se constituye la compañía tranvías de Maracaibo, desde el Mercado Principal hasta Los Haticos. El 24 de julio de 1883, es inaugurado el primer Teatro Baralt.

Fue en Maracaibo donde por primera vez los venezolanos tuvimos energía eléctrica. El alumbrado eléctrico, brillará desde 1888. El 24 de octubre de 1888, surge la primera edición de la Revista “El Zulia Ilustrado”. Ese mismo año, se crea la Escuela de Artes y Oficios, en el actual edificio donde funciona el Consejo Legislativo, en la casa del Chirimoyo.

Como no podía faltar entre tanto marullo junto en 1889, entra en funcionamiento “La Zulianita”, centro de la bohemia marabina, siendo lugar de reunión de poetas, locos y soñadores, incluido nuestro gran Udón Pérez. Y por no dejar En 1890 fuimos de las primeras ciudades de Venezuela de contar con el servicio de telefonía familiar

Así que Maracaibo no es la primera vez que se destaca por ser la pionera en el desarrollo del país, pero eso de haber obtenido el récord Guinness cómo la Banda Folclórica venezolana más grande del mundo nos hace sentir orgullosos de ser zuliano y maracuchos vergatarios.

Felicitaciones a nuestros más de 400 gaiteros y al alcalde Rafael Ramírez, por haberle dado a Maracaibo y al país semejante distinción; bien se merece ser Maracaibo Guinness. "Porque yo soy zuliano rajao y tengo herencia de parrandero. Yo soy amigo del que es sincero y del que bebe en un enlozao".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 433 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor