Plaza Bolívar de Mérida y Recién Graduados

Este viernes 5 de agosto, tuve la oportunidad de pasar por la Plaza Bolívar del Municipio Libertador de la Ciudad de Mérida, en el primer momento me alegró muchísimo verla llena de gente, Qué bueno! y trajeada con toga y birrete! Qué bueno! La Academia sigue presente! ésta vez con los actos de graduación de nuestra máxima Casa de Estudio, orgullo de todos los merideños y de quienes no lo somos; su evidencia se hace visible; el viernes pasado presenciamos una misa de bendición de anillos en la majestuosa Catedral de Mérida, actividad que se cerró con la actuación de unos mariachis quienes deleitaron con su música a los asistentes. Todo muy bonito! se hizo en el casco central de la cuidad lo que le da vida y realmente nos anuncia una normalidad postpandemia que todos ansiamos.

Pero corrijo! no todo me pareció bonito! la nota discordante, la actuación que no fue congruente es la de observar algunos recién graduados, me pareció muchos, trajeados con toga y birrete, con cinta roja, que identifica a los graduados como abogados, estaban posando y tomándose fotos con sus familiares y amigos en las áreas verdes de la plaza, áreas que han sido recientemente remozadas y que no se merecían el maltrato que estaban recibiendo. Me inquieta muchísimo, son profesionales del derecho, de quienes se espera sean los principales voceros del cumplimiento de las normas, los derechos y sobre todo de los deberes ciudadanos.

Pudiéramos sentirnos tentados de solicitar a las autoridades que organice guardias y vigilancias en esas áreas, pero me pregunto! Necesitamos que alguien nos recuerde que no podemos maltratar las áreas verdes de los espacios públicos? Creo que no…pero si lo necesitamos tendremos que solicitarlo señor Gobernador, es obligación de esta instancia. Todos debemos cuidar los espacios públicos. Esto lo tenían muy claro los ciudadanos merideños, quienes para el resto de las regiones representaban un modelo a seguir. Por qué ahora no? Me recuerda a las guarimbas y los efectos nocivos que dejaron en la actuación de los ciudadanos, aún no superados, como no han sido superados aún los efectos nocivos dejados en los espacios públicos, apenas recuperándose.

El Profesor Eduardo Lara Salazar, en su artículo Municipio, parques y plazas, nos expone: (https://edularalaw.wordpress.com/2017/08/13/municipio-parques-y-plazas/)

Una de las razones por las cuales se legisla en esta área es porque asuntos como el ornato público, la planificación, el mobiliario, el equipamiento y otros de la gestión urbana, suelen pasar desapercibidos a primera vista, aunque la falta o deficiente implementación de legislación, programas, proyectos y otras actividades, sí se percibe de forma evidente.

Continuamente los medios de comunicación social y redes sociales dan cuenta acerca del estado de uso y conservación de parques y plazas por presentar deficiencias en su mantenimiento, no contar con la seguridad necesaria por haber sido objeto de vandalismo o ser el epicentro de la comisión de delitos contra la propiedad o las personas.

La gestión sobre ellas implica la coordinación de varias dependencias del Municipio, tales como: ambiente, planificación, presupuesto, obras y servicios, administración tributaria, movilidad urbana, policía, cronista, entre otras. También involucra al concejo municipal y la contraloría municipal por las funciones de control de ambos.

En las ordenanzas se destaca la importancia histórica y cultural de espacios como parques y plazas, otorgándole – como ya se ha dicho – protección y tratamiento especial.

Las principales obligaciones en cuanto a parques y plazas que el Municipio debe desplegar se pueden resumir así:

1º Responder por la conservación y la tutela de los bienes municipales.

2º Mantenerlas en buen estado de aseo y mantenimiento; …

3º Garantizar la seguridad, lo que incluye un sistema de vigilancia permanente para la protección de personas y bienes, en coordinación con el cuerpo de policía municipal y …

4º Responder por la implantación de la disciplina urbanística, con el fin de velar por la conservación del medio urbano y de las edificaciones…

5º Elaborar un plan de intervención específico orientado al fomento del comportamiento cívico y la convivencia ciudadana en parques y plazas de uso público del municipio.

Los ciudadanos, como usuario de estos espacios, tienen derecho a:

1º.- Uso en condiciones óptimas de seguridad, funcionalidad, estética y salubridad.

2º.- Derecho a la tranquilidad y al descanso a través del disfrute.

3º.- Derecho a la circulación afable, a no ser abordado para el ofrecimiento de bienes o servicios que no ha solicitado ni ser interferidos en su circulación como peatones por dispositivos de movilidad que impliquen incomodidad o riesgo.

4º.- Derecho a la información actualizada sobre actividades y actuaciones municipales; …

5º.- Derecho universal a la convivencia en un ambiente de civismo donde se respete toda manifestación pública de cualquier creencia o ideología que se desarrolle dentro del marco que establecen la Constitución de la República y las leyes.

6º.- Derecho a recibir trato respetuoso, adecuado e igualitario…

7º.- Derecho a solicitar la intervención eficaz de la autoridad, cuando sea perjudicada por la realización de actitudes o actividades prohibidas según alguna disposición legal vigente.

Pero, como los derechos también imponen deberes, les corresponde a todas las personas que residan, laboren o transiten por el Municipio colaborar con las autoridades municipales, las asociaciones de vecinos y demás organizaciones comunitarias en la utilización, conservación, defensa y el mejoramiento de los parques y las plazas de uso público.

Asimismo, tendrán el deber de denunciar ante aquéllas cualquier actividad que pueda deteriorarlos o impedir total o parcialmente su uso, conservación, defensa y mejoramiento.

Me parece altamente importante, leer estas notas del Profeso Lara, dado a que diferentes instancias de Educación y Salud están invitando a marchar a sus afiliados para los próximos días, a desarrollarse en avenidas importantes de la ciudad, les solicito que marchen, están en su derecho, pero quienes las organizan deben evitar que se estimulen acciones, comportamientos que se alejen del espíritu de la convocatoria. No quiero o no queremos para hablar por muchos, que se atente en contra de los espacios públicos, los cuales nos pertenecen a todos y en estos momentos se están recuperando.

Todos deseamos lograr nuestras aspiraciones Sí, pero sin deteriorar lo que tanto cuesta reparar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 807 veces.



Ruth Cueto


Visite el perfil de Ruth Cueto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: