Barinas: El premio de consolación

Lo ocurrido en Barinas el pasado domingo me recuerda el famoso dicho "no hay mal que por bien no venga". Y les aseguro que no es un consuelo de tontos, pero si una seria reflexión que lleva muchos años rondando en mi cabeza y que fue motivo de muchos artículos que escribí para Aporrea desde que comencé en ese portal en 2012, hace ya diez años, con estos textos que, con agrado, comparto con ustedes.

Me viene a la memoria, justo ahora, el artículo que escribí cuando Hugo Chávez ganó su última presidencia en el 2012: "No podemos sentirnos plenamente felices del ansiado triunfo de nuestro candidato Chávez cuando ya conocemos los deseos de seis millones de venezolanos. Por la otra parte, tampoco ellos deberían sentirse plenamente derrotados al saber, hoy 8 de octubre 2012, que mucho más de siete millones de personas quieren seguir y creen en el socialismo como proyecto político para alcanzar la felicidad plena. Pero estoy segura, sobre todo, que creen en Hugo Chávez". Y también: "Para que las siguientes elecciones presidenciales del 2019, sea quien sea el candidato, no encontremos un país dividido. Pero sí un país con sus naturales y necesarias diferencias, multicultural, plural, pero con la plena claridad de cuál es y será realmente, el mejor camino.
Es un gran reto, una enorme responsabilidad, un salto cuántico que este gobierno deberá dar. Esa sí será la victoria perfecta" (1).

Apreciados lectores, creo, diez años después, que ese salto cuántico aún no ha sido posible realizarlo. Y seguimos divididos, y seguramente las proporciones han cambiado pues, no nos caigamos a coba, el efecto de las sanciones es el buscado por Estados Unidos, claramente debilitar la figura del gobierno bolivariano, desesperar a la población, sin gasolina, sin agua, sin electricidad, sin gas, sin dinero recibido de la venta del petróleo para pagar salarios decentes.

Y si bien el gobierno bolivariano se las ha ingeniado para intentar neutralizar en algo, paliar, las consecuencias, está muy claro que una parte importante de la población no entiende las causas, no lo achaca al imperio ni a las, muy repetidas hasta el cansancio, sanciones, sino culpa al gobierno de turno de sus estómagos vacíos, su vida convertida en casi que miserable cuando no dispone de los servicios básicos, o cuando la caja de CLAP no es suficiente para alimentar a tantas bocas, cuando los bonos depositados en el carnet de la patria se escapan entre los dedos cual arena.

Pero si a esto le sumamos la parte interna que tiene que ver con la gestión del gobierno bolivariano, se agrava el panorama. Si sopesamos la eficiencia o alcance de las medidas paliativas, con la inmunidad imperante (necesaria, estratégica o no) de un Juanito Alimaña libre por ahí, auto reafirmando su presidencia interina con gran ridiculez, pero también con gran cancha a sabiendas que estará protegido por el gobierno de los Estados Unidos, libre por los parques de la ciudad, junto a sus compinches, incluso algunos optando por cargos de elección popular con todas las bendiciones encima.

No conozco Barinas, sino solo por la bella canción que canta Simón Díaz, "Linda Barinas", cuyo título ha sido tendencia en muchos tweets y artículos de opinión de estos últimos días y, por supuesto, por las nostalgias de Chávez quien siempre recordaba a su abuela Rosa Inés, al patio de su casa y a los juegos con sus hermanos.

Al parecer, esos hermanos no han sido de la imagen y semejanza del gigante Chávez, a pesar del morral que nos conmovió, a pesar del famoso nombre que ostentan. Según una anécdota (que no me consta ni recuerdo) aportada por un compañero del grupo baké biké, Chávez rompió a batazos el vidrio de un vehículo manejado por Argenis, en protesta por el lujo exhibido, cuando el presidente clamaba por un estado de justicia social y contra las normas y costumbres arraigadas en los políticos de la cuarta república.

Con asombro reviso, a estas alturas, los resultados de las primarias del PSUV en Barinas, realizadas el pasado mes de agosto 2021. En primer lugar, votó solo el 14.77% del patrón electoral en ese estado. En segundo lugar, Argenis Chávez se confrontó con el aspirante a gobernador Hugo Rafael Chávez Terán, sobrino de Chávez Frías, hijo de su hermano Narciso, quien nos resulta de bajo perfil para la mayoría, a pesar de que desde 2017 fue alcalde en el municipio Bolívar de Barinas.

Mientras que Argenis obtuvo casi el sesenta por ciento de los votos en esas primarias, Hugo, el sobrino, solo la mitad, esto es casi el treinta por ciento de las voluntades que fueron a votar en las primarias del PSUV en Barinas (2).

Se escribe sobre la dinastía de los Chávez, y de muchos cuentos lúgubres que la caracterizan, habiendo gobernado Barinas durante 22 años.

Leo que, la así llamada Dinastía de los Chávez, empieza desde el año 1998, cuando Hugo de los Reyes Chávez, fue electo gobernador de Barinas. No obstante, se afirma por ahí que, en las sombras del poder, y no tanto, estaba su hijo Argenis, quien fungía como secretario de la Gobernación (3).

El padre de Hugo Chávez, de profesión docente, terminó su mandato en Barinas en el año 2007, luego de tres periodos. Adán Chávez toma entonces el relevo y Argenis empieza a ocupar cargos públicos, lejos de Barinas. En 2011 lo nombraron viceministro de Desarrollo Energético y posteriormente, ese mismo año, presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). cargo que ocupó hasta 2013, cuando falleció Hugo Chávez.

El hermano de Chávez, Narciso Antonio Chávez Frías (Nacho), fue alcalde del municipio Bolívar, al noroeste de Barinas, desde diciembre de 2017. Según denuncias hechas por la Asociación de Productores Rurales de Barinas (Asobarinas) y de otras organizaciones campesinas del Estado, Narciso Chávez ha sido permisivo con las numerosas invasiones, algunas llevadas a cabo incluso por grupos armados que invaden fincas productivas, no siempre ociosas ni propiedad de terratenientes.

Me recuerdan otras similares, por las que acusaban a Erika Farías de promover y facilitar las invasiones de enteros edificios en el municipio Libertador, mientras fue la alcaldesa, finalmente repudiada. Conozco de un edificio de unos primos, en San Bernandino, invadido por la Policía Nacional Bolivariana, entre otros, como también, según me cuentan, por el colectivo La Piedrita (4).

Regresando al tema Barinas, señalan que Argenis Chávez trató de frenar esa tendencia a invadir fincas, incluso, (como me consta personalmente en Bolívar), utilizando al Instituto Nacional de Tierras (INTI) como un organismo para legalizarlas, con la excusa de la soberanía alimentaria, y el poder para el pueblo.

Los problemas, en lo que algunos han llamado la dinastía Chávez, pudieron observarse durante la campaña para las primarias del PSUV cuando tanto Argenis Chávez como Hugo Chávez Terán, joven diputado e hijo de Narciso, se lanzaban acusaciones en emisoras de radio y redes sociales. Argenis acusaba al sobrino de inexperto, mientras que el diputado señalaba de corrupción a su tío.

Todos estos antecedentes que existen en Barinas, son poco conocidos en la capital. Al menos muy poco ventilados, al igual que cuando personas del interior, muy carentes en sus ciudades, al visitar a Caracas aseguran que está en una burbuja, en cuanto a tener aquí todos los servicios básicos, así como la siempre anhelada y necesaria gasolina.

Con esto quiero confesar que no conocía la realidad de Barinas, hasta este acontecimiento en que la oposición ganó la Gobernación, a pesar de todos los esfuerzos hechos por el comando de campaña del PSUV.

El domingo, mientras buscaba información sobre la elección, me topé con un portal you tube de la oposición que mostraba a los barineses votando masivamente para conjurar la "desgracia del chavismo". Y alguien llevaba a su madre en sillas de rueda, mientras el padre, de noventa y siete años, apenas con un bastón, caminaba detrás de él, para votar por el candidato adeco.

Elucubro que Barinas tal vez sea como Nicoya, cuyo golfo baña las costas de las provincias de Guanacaste y Punta Arena, en Costa Rica. Según me cuenta mi amigo secreto Diogenes, en Nicoya las personas sobreviven hasta más de cien años, pero en perfecto estado de salud. De paso, vista mi edad, y queriendo ser gracioso, pero resultando una morisqueta, me recomendó irme a vivir en ese lugar de Costa Rica, lo cual estoy pensando seriamente (5).

Pero dejando atrás las edades y la sobrevivencia, me doy cuenta que en Barinas se sumó la mala gestión de la dinastía Chávez, error imperdonable de un gran estadista como fue Hugo Chávez, junto a los perversos efectos de las sanciones, coctel definitivamente peligroso y explosivo para que el PSUV mantenga el poder en ese lugar de profundo significado para el chavismo.

Oportunamente, cuando constatamos que Barinas quedó bajo la gobernación de un adeco, y de la fracción de, ni más ni menos, Ramos Allup, mi amigo secreto Diogenes me recuerda el amor que Hugo Chávez sentía por Apure, donde quería ser sepultado debajo de uno de sus árboles de las sabanas del Apure y cerca del Arauca (6).

Pero el título de mi artículo no va en ese sentido, que, seguramente, podría parecerles un consuelo de tontos.

El premio de consolación, al obtener la gobernación de Barinas, se le otorga a la oposición venezolana, a la que lleva años fallando todas las estrategias habidas y por haber, sobre todo, los caminos de la violencia. De pedir a gritos desesperados la invasión de los marines, la oposición que jugó la carta internacional para colocar, mediáticamente a nuestro país, como el basurero de América Latina, gobernado por una cruel dictadura que, sorpresivamente, permite que los golpistas sean candidatos, y además acepta sin rechistar la voluntad de la mayoría. Como siempre lo han demostrado los gobiernos chavistas, reconocer inmediatamente el triunfo de la contraparte.

Buen premio de consolación pues luego de tantas frustraciones, la oposición estaba algo alicaída, incluso la democrática, que siempre se mantuvo por la senda de la sensatez y de la política, sin buscar ni aprobar caminos verdes, a pesar de ofrecimientos de sueldos y prebendas fabulosas, otorgadas por el presidente de Narnia.

Bien por ellos, incluso por la ciudadanía opositora, por el pueblo opositor, muy bien porque sientan resucitar la esperanza en su interior, porque ven que sí es posible derrotar al chavismo, en algún lugar y momento, cuando se ponen de acuerdo, usan las neuronas y se dejan de desunión y de abstencionismos tontos.

Vamos a reconocerles ese premio de consolación, lo quieren la mayoría de los barineses, dejémosle demostrar su propia capacidad de gestión dentro de esta realidad que agobia al país. Pero que no nos vengan luego, como ocurrió en Nueva Esparta durante la gobernación de la cotorra margariteña (Alfredito Díaz) a excusarse en la inacción achacándole toda la culpa a Maduro (7).

Para nosotros los chavistas, no queda sino poner las barbas en remojo. Opino que también ha sido positiva esta "derrota", positiva para la democracia que se pone en evidencia total, sobre todo a la luz de aquellos países que aún nos siguen llamado dictadura y asociando a Nicolás Maduro con Saddam Hussein, físicamente e inventando peculiaridades que no posee, justo para estar tranquilos con su conciencia (podrida, por cierto). Claro que nuestro presidente, siempre en tono juguetón, dio lugar a tanta cháchara al compararse él mismo con el ex presidente de Irak, asesinado en 2006 (8).

Es muy bueno que los gobernadores y alcaldes chavistas perciban que el poder no es eterno, que debe sudarse, ganarse pulso a pulso, mejorar cada día la gestión, acercarse al pueblo, al que lo votó y, sobre todo, el pueblo que no lo votó, para seducirlo con acciones, realidades y no sólo con palabras y discursos altisonantes.

Y llama la atención un twitter de William Serafino, de Misión Verdad, cuando escribe hoy, en relación a los resultados en Barinas, que figuras como Rafael Lacava se están capitalizando dentro del chavismo (9).

Apreciados lectores, sería muy bueno que Rafael Lacava con quien coincido plenamente, menos por su afición al equipo de futbol de Inglaterra, escriba una especie de manual titulado: ¿cómo ser un buen gobernador chavista?

Y como subtítulo: "Para asegurar la victoria en el tiempo". Manteniendo el chavismo, sus buenos propósitos, sus ideales, su visión de lo que debe ser, la igualdad entre los seres humanos, la búsqueda de la mayor felicidad posible, la soberanía, la conciliación y reconciliación con todos y cada uno de los venezolanos.

El gobernador del estado Carabobo, Rafael Lacava, obtuvo más del sesenta y cinco por ciento de los votos (10). Estoy segura de que está trabajando también para ganarse esos otros treinta y cinco por ciento, pues busca esa felicidad para todos y todas, con una gran inteligencia, mucha buena determinación y cero odios en su corazón.

Finalizo con un saludo sincero para Jorge Arreaza, quien dio la talla, mostró su disciplina chavista, su compromiso con la revolución, y aceptó el reto que la vida, el momento, le presentó. No importan los resultados, hizo y puso todo de su parte, con gran pasión. Es lo importante para cada uno de nosotros, hacer lo que toque, siempre procurando una sonrisa y de la mejor manera posible.

En este primer mes del año, sigo el ejemplo, y aprovecho a través de estas líneas, de saludarlos a ustedes con afecto y desearles de corazón que todo vaya por el mejor camino para los que nacimos y habitamos en este maravilloso país, así como para la humanidad entera.

  1. https://www.aporrea.org/actualidad/a151808.html

  2. http://www.psuv.org.ve/portada/descarga-aqui-resultados-oficiales-a-gobernaciones-y-alcaldias-psuv/

  3. https://eldiario.com/2021/12/02/la-dinastia-de-los-chavez-en-barinas/

  4. https://800noticias.com/video-responsabilizan-a-erika-farias-de-fomentar-invasiones-en-caracas

  5. https://www.youtube.com/watch?v=N_4C2hB6yXM

  6. https://youtu.be/slFBGaAOGic

  7. https://www.aporrea.org/regionales/a300309.html

  8. https://www.youtube.com/watch?v=dPZZAxyI_JQ

  9. https://twitter.com/williamserafino/status/1480886142732013570?t=2e917YgPwImhYo2FogCfAA&s=09

  10. https://twitter.com/partidopsuv/status/1424798404132184069?lang=es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: