Del "Barinazo" al revocatorio de Maduro. Obstrucciones

El "Barinazo", que así se debería llamar la gesta heroica e histórica, una verdadera "segunda batalla de Santa Inés", en el mismo suelo Barines, en esta nueva época y ante los mismos actores de hace 200 años (EL Paecismo traidor y anti-bolivariano) y en la fecha víspera de un acto canalla y alta traición y perfidia que ocasiono un martirologio no declarado y no celebrado, como fue el asesinato del "General del Pueblo Soberano", "El Federal Ezequiel Zamora Correa", un 10 de enero pero de 1860, en donde de verdad, verdad, asesinan materialmente al bolivarianismo que resurgía, esta gesta heroica e histórica, repito del mismo pueblo de Santa Inés, acaecida ayer, domingo 9 de enero, pero esta vez la batalla fue electoral, en el Estado Barinas eligiendo al Gobernador de esa entidad; insisto "el barinazo" debería llamarse.

Este barinazo, como lo fue la batalla de Santa Inés, en donde se le infringe una mortal y casi definitiva derrota a las fuerzas de la reacción y si no es por la incompetencia militar de Falcón y Guzmán Blanco, al no rematar al ejercito godo permitieron que este se recompusiera y se mantuviese la godarria y todo fue gracias al asesinato de Zamora, el líder, héroe y mártir de la Federación; todo lo que he dicho se deduce del libro "Tiempos de Zamora" de Federico Brito Figueroa.

Así como la batalla de Santa Inés fue un reimpulso a la guerra federal que permitió que Zamora se animara a tomar Caracas y desalojar del poder a los conservadores de Páez, asimismo, el Barinazo, debe también ser un reimpulso para impulsar el referéndum revocatorio y sacar de Miraflores a quienes han traicionado y renegado de la revolución bolivariana y el socialismo y la liberación nacional que le son congénitos. Pero el revocatorio a Maduro tiene una obstrucción u obstructor; veamos.

LA OBSTRUCCION AL REVOCATORIO.

La gran obstrucción al revocatorio, en contra de Maduro, no proviene del pueblo, al contrario el pueblo no solo lo quiere sino que lo necesita, de no ser porque le han sembrado miedo y desconfianza, el pueblo lo aclamara a viva voz y con entusiasmo, pero quienes le han sembrado desasosiego y desesperanza al pueblo sobre el revocatorio; porque el miedo es obvio que se lo ha inculcado el gobierno que no quiere que lo revoquen, es natural que un pueblo sienta miedo ante un gobierno que tiene fuerzas armadas y policiales que reprimen y asesinan, pero el miedo es superable, como lo fue la derrota del candidato del chavismo-madurismo en Barinas, a pesar de la militarización y la presión política para que el pueblo votara por él, el pueblo supo superar el miedo y los obstáculos y utilizó a un candidato de la derecha para derrotarlo, en la gesta del 9-E-22, precisamente que yo aquí propongo que se denomine "El Barinazo". Quienes le han sembrado desesperanzas y titubeos al pueblo sobre el revocatorio a Maduro, es precisamente la derecha cuyo candidato es el ganador en las elecciones de Barinas, pero no porque ella esté muy convencida de ello sino porque existe una agenda oculta, hay una orden del imperialismo nor-atlántico para que ni haya revocatorio ni elecciones adelantadas sino hasta el 2024, cuando se le cumpla el periodo constitucional a Maduro. Veamos cual es esa agenda oculta.

La agenda oculta existente es que hay un quiebre por parte de la cúpula del chavismo, hoy representado en Maduro, con los principios del bolivarianismo revolucionario y este tiene rato, prácticamente desde que llegó a Miraflores buscando un pacto de cohabitación con el imperialismo yanqui y la expresión de esa negociación son los denominados diálogos de México, en donde ya existen pre-acuerdos y acuerdos bastante avanzados, aparte de desmantelar el estado de bienestar que se logró cuando estaba vivo Chávez, producto del mejor momento de la renta petrolera pero bienestar al fin, ese desmantelamiento tiene su expresión en la hiperinflación, la dolarización y el "salario 0" de los trabajadores que forman parte de las políticas de shock del FMI, un "fondomonetarismo sin el FMI", medidas estas que le correspondía aplicar a un gobierno de derecha en una etapa post-chavismo y por el contrario lo está aplicando el chavismo, en la persona de Nicolás Maduro y a cuenta de socialismo y revolución.

Lo anterior quiere decir que Maduro está asumiendo el papel de una "transición" regresionista de derecha y de paso lo está haciendo a nombre del socialismo del anti-imperialismo, la revolución, la izquierda, quizás ese engaño o insinceridad lo haya ayudado a implantar el "paquetazo" ya que las bases del chavismo a pesar de las medidas de shock, no ha reaccionado.

Ahora bien, ante este paquetazo, tampoco la derecha ha reaccionado; ante el altísimo costo de la vida producto de la hiperinflación, como lo hacía comúnmente en el puntofijismo AD o Copei, si estaban en la oposición, reaccionaban y convocaban al pueblo a protestar y formaban comité de consumidores y usuarios en contra del gobierno de turno. Tampoco la derecha ha reaccionado ante la dolarización de hecho cosa que comúnmente lo hacía AD o Copei, cuando les tocaba ser oposición y veían que era afectada la moneda nacional y algo peor, no ha dicho esta boca es mía ante la pauperización y la desprotección social por parte del gobierno de Maduro que se ufana de ser un obrero y su protector, ante el "salario 0", menos de US$ 2/Mes, el más bajo de Nuestramérica.

Y no ha reaccionado la derecha ante esta política anti-obrera y anti-popular del chavismo-madurismo, porque la apoya, está de acuerdo con ella ya que forma parte de su política, y ella si fuese gobierno lo hiciera también y esto forma parte del proceso de negociación buscando un pacto de cohabitación con la el imperialismo y la derecha pro-yanqui con fines de desmantelar lo poco de socialismo que se ha avanzado y el estado de bienestar social que se había logrado.

No se ha concretado el pacto de cohabitación porque entre los imperialistas hay diferencias de criterios sobre la forma de tratar el chavismo en Venezuela, unos opinan que se les debe dar trato de criminales y pasarlos a prisión para dar un ejemplo en América Latina y nadie lo vuelva hacer (Los Republicanos y los Demócratas Halcones) y otros más pragmáticos quieren simplemente que se vayan, con algunas sanciones, y que le dejen el camino libre para recolonizar a Venezuela, este es el grupo de los demócratas denominados "progresistas".

Lo descrito, anteriormente, es el punto álgido de las negociaciones, en donde para nada se toma en cuenta, los problemas económicos que son los que atañen a la mayoría de venezolanos y ya existe un acuerdo, no manifestado públicamente pero que se deduce de las declaraciones de los negociantes de que Maduro debe continuar hasta el 2024, cuando concluye su mandato, mientras se consolida el paquetazo neoliberal y es en esa fecha cuando se irán a elecciones para conformar un gobierno de cohabitación bajo un régimen tipo fondomonetarista de shock y solamente bipartidista, ultra-derecha pro yanqui y la boliburguesía chavista; cero elecciones adelantadas y cero referéndum revocatorio y cero protestas sociales contra el alto costo de la vida, un salario justo o la restitución del bolívar.

EL IMPERIALISMO ANGLOSAJÓN NO TIENE AMIGOS. TIENE INTERESES.

Es bueno recordarle tanto a los chavistas como a la derecha que anda en esas conversaciones de un pacto de cohabitación con los gringos, más que todo a las bases porque las cúpulas están muy millonarias, ya ellos están arriba y poco les importa el sufrir del pueblo; en el caso de la derecha; si Maduro es el que va hacer "el trabajo pesado" de aplicar el paquetazo neoliberal y es el que va a entregar la revolución, que necesidad tiene el poder norteamericano de ustedes. Y más de una oportunidad el chavismo madurismo ha dicho, lo han dicho Maduro y Diosdado bien claro: "los únicos que garantizan estabilidad en este país somos nosotros"; y a quien va dirigido ese mensaje; por supuesto a la cúpula gringa para que los tome en cuenta a ellos y los desestime a ustedes. Y en el caso del chavismo, quien garantiza que una vez que hayan entregado el poder, el ejército, los imperialistas van a cumplir con los acuerdos. El mundo actual está lleno de casos que se han concertado pactos con los gringos y los han incumplido, pregunten en donde esta Libia y Omar Gadafi, Irán, el mismo Saddam Hussein de Iraq, más recientemente los Rusos y los Chinos que han firmado pactos con USA con un gobierno demócrata y luego viene un republicano y lo echa para atrás; la misma Cuba, nadie en este mundo está en capacidad de exigirle a los EEUU, que cumpla con los compromisos adquiridos.

¿Qué hacer?

El escenario ideal, el de ensueño, es que dentro del mismo mal denominado chavismo que en realidad debe decirse el bolivarianismo revolucionario, desde las bases surja una revolución en la revolución, pero ese escenario es muy poco probable ya que los mejores hijos del proceso revolucionario de la primera décadas fueron decepcionados por la cúpula o se frustraron ante la inconsecuencia o están en la oposición pero mayoritariamente se fueron del país; toca ir a las bases del pueblo y empezar a reconstruir la revolución bolivariana.

Esta la otra opción un acuerdo espontaneo o de convergencia con la derecha y otros sectores no partidizados, al estilo del "barinazo" pero nos vamos a topar con la cúpula partidista de este sector y vamos a encontrar la obstrucción, ya descrita, debido a los acuerdos, soterrados, del pacto de cohabitación mencionado que se está cocinando en México.

Toca impulsar el revocatorio en contra de Maduro, con todos los obstáculos que pondrán el chavo-madurismo y la omisión cómplice de la derecha, interesada solo en el pacto bipartidista con el chavismo que se fragua en México.

Y toca, y estos es insoslayable, la lucha por un salario justo acorde a la canasta básica; la lucha por el control de precios y la vuelta a la ley de precios justo erradicada por la neoliberal e ilegitima sobrevenidamente ANC, eliminación de todas las leyes monetaristas (Neoliberales) que esta ANC aprobó y que han sido ratificadas por la AN como la supuestamente "anti-bloqueo", la de emprendimiento la de las zonas económicas especiales, que es la guinda de la torta que inducen a la semi-esclavitud y a la entrega de la soberanía nacional y por el rescate de nuestra moneda nacional; el bolívar.

¡LA LINEA JUSTA ES: LUCHAR, LUCHAR, LUCHAR HASTA VENCER!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1089 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular