Morel Rodríguez y Dante Rivas ¿el cuento de las pajaritas que se empeñan? ¿Y Marisel?

Ayer lunes, debí salir del conuco de Ñango Marín a visitar en Los Hatos a varios viejos amigos. Noté euforia y sentí que la gente estaba muy contenta con el triunfo de Morel sobre Dante Rivas.

Tal vez la situación de Nueva Esparta, sirva como un caso para entrarle a la lógica y contra lógica de la situación electoral y reflexionar (por lo menos en nuestro caso) que los factores que inciden en una victoria electoral o en una derrota son diversos y tienen sus particularidades.

Algunos somos de la idea, que la organización le agrega valor a los resultados electorales y por esa razón, se le dedica un gran esfuerzo al elemento organizativo. Recordaremos la gran maquinaria electoral adeca y su famosa y efectiva operación galope. Hemos oído también muy buenos análisis y comentarios de lo efectivo que ha sido la maquinaria roja.

Al principio, esa maquinaria la movía Chávez. Bastaba que en unas elecciones locales, Chávez recorriera el país alzando manos en una tarima y ya el mandado estaba hecho. Vino la etapa fácil del 1*10, que luego ha venido costando mucho completar ese 1*10.

En el caso particular de Morel Rodríguez y Dante en Nueva Esparta, la derrota del PSUV comenzó con la pésima decisión de colocar a Dante Rivas como candidato. Él ya traía sobre sus hombros varias cruces muy pesadas, muy difíciles de tapar u ocultar en la campaña. Dante estaba muy estropeado. No conocí ninguna encuesta, pero era de suponer, que su nivel de rechazo era muy elevado. Esta es una derrota que le puede dar méritos a Morel, pero es más una derrota anunciada y con la firma del PSUV. El PSUV fue el mejor aliado de Morel, que como gallero dicen, dispone de una cuerda de gallos finos y probablemente coman mejor que muchos niños margariteños y no me digan, que los mantiene y alimenta con su esfuerzo.

Tengo en mi memoria, la idea que expuso Iván Gómez León, cuando en un artículo se pronunció por Marisel Velásquez y no Dante Rivas como candidato, creo acordarme, que Iván Gómez León lo calificó de prepotente.

No sé hoy, que plan (propuesta) o embuste le metió Morel a los neoespartanos. Confieso que no vi una de sus propuestas. Si tuve la oportunidad de oír audios muy de rutina de campaña. Pude oírle a la gente, el recuerdo de una bolsa, que Morel entregaba.

El recuerdo en ambos casos, pudo ser un elemento determinante. La posibilidad de tener puntualmente la bolsa que Morel daba, pudo ayudarlo. En el caso de Dante; el recuerdo fresco del problema del agua, la luz y la gasolina pudo ser un factor desactivador y cargado a Dante. Supe, que Dante tiró la casa por la ventana.

Sin embargo, soy de la idea, que la derrota Dante en Nueva Esparta, es una derrota que el PSUV ya había adelantado con la decisión de esta candidatura.

Uno también puede suponer, que eso de creer en pajaritas preñadas, funcionó en Nueva Esparta con Morel y probablemente en el país. Seguimos creyendo aquí y allá en pajaritas preñadas. Es como el caso de CAP I y CAP II; CAP II, ganó bajo la idea, que sería como su primera gestión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 804 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: