Los cuerazos de Barreto Sira a Luis Marcano en Anzoátegui. ¿Y los mea culpas?

En mi caso que soy abuelo y supongo que el de muchos camaradas abuelos(as) en Anzoátegui, el instinto de protección no afloró o no se hizo presente, frente a la pela que le daban al nieto. En mi caso particular, me quedé paralizado y supongo que así sucedió con otros muchos abuelos(as), aunque en este caso particular, sabíamos que los cuerazos provenían de una persona no competente para dar el ejemplo y ponerle al muchacho los puntos sobre las íes. Sentí una doble frustración.

En mi caso, opté por hacerme el pendejo y para no verle las nalgas moradas al muchacho, dejé el texto donde Barreto Sira cuereaba literalmente a Luis Marcano. Aunque los cuerazos eran merecidos, sentí como abuelo, que esta pela pudo haber acontecido el 27 de junio por parte del otro montón de abuelos(as) que este nieto tiene.

La condición de sobreprotegido, que ha venido disfrutando y que disfrutan muchos "líderes" del llamado proceso, desde hace mucho tiempo tiene esto mal. Luis Marcano no es el único. Ese es el punto dramático y PROBLEMÁTICO. Seguro, que muchos del lado de la "revolución", sintieron una alegría que no se atrevieron a compartir. En mi imaginación oí: ¡Bien Bueno carajo!

Como abuelo y sin tener un velón en este entierro, sentí un mea culpa pero por dentro también confronté la amargura de saber, que sin estar muy facultado para ello, los cuerazos vinieron de un Adeco. Es una cosa muy tormentosa y MUY LAMENTABLE, que un adeco como Barreto Sira esté dando lecciones a la revolución.

El Tiempo, que es la manera como la naturaleza impide que todo ocurra repentinamente, pudo aprovecharse para que abuelos(as) con mayores condiciones desde el punto de vista moral y ético, pudieran ofrecer unas nalgadas oportunas y tempranas a este Luis y a muchos Luis y Luisa. Algunos sentirán que el mensaje fue sólo para Luis Marcano.

Barreto Sira lo vimos quitarse su cinturón y darle sus correazos Ahora no sabemos qué hacer, porque por dentro anda la procesión y sabemos que Barreto no exagero en nada, sólo que aprovechó la oportunidad para lucirse y dejarse ver como un abuelo ejemplar. Se lamenta que haya sido Barreto y que esos correazos que recibió el amigo Luis Marcano no haya sido una pela colectiva que pudo suceder el domingo 27 de junio. A decir verdad y aunque esto taladre el alma y la conciencia; el amigo Luis Marcano no es el único que reúne las condiciones que motivaron a que este un mal abuelo, se diera la oportunidad de sacarse el cinturón y dar esta pela.

Lo verdaderamente preocupante, es como una militancia revolucionaria, decidió pasar agachada el 27 de junio, cuando justo era el momento para dar una pela colectiva y decir: Ya está bueno ya de imposiciones. No me venga a decir camaradas, que Luis Marcano es el único con un piche 35%. Es verdad, que como burócrata es muy pesado, pero tampoco es el único.

Pienso, que sale tomar un momento para meditar. Sugiero que en Anzoátegui se haga virtualmente una soberana concentración y puedan gritar en un tiempo preciso –para todos-, esta especie de arrepentimiento bíblico y decirnos: por mi culpa, por mi gran culpa. Creo que esto conviene local y nacionalmente. Hay que hacer un gran movimiento de contrición y así pagar las culpas y liberar la oprimida y maltrecha conciencia.

La sobreprotección y dar claro mensaje, que hay niñitos y niñitas hija de papi y mami, creo que le está complicando la cosa a la familia.

Dominguezclaudio15@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 998 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: