Una luz democrática en Amazonas

Con un nivel superior de conciencia política y moral revolucionaria, se acerca el proceso de selección por la base de militantes psuvistas a cargos de elección popular.

El próximo 27 de Junio se activará con alegría y esperanza, las asambleas comunitarias de las UBCHs, en cada uno de sus sectores o territorios, actos consultivos guiados por una coordinación electoral del partido, de donde surgió un reglamento operativo con detalles y particularidades propias de una organización política que promulga la participación y el protagonismo de sus inscritos y carnetizados los cuales llegamos a unos 35 mil amazonenses facultados para participar.

Sin negar que en los municipios del interior tenemos un faltante por registrar en la Data Base del PSUV.

Es de acotar que este proceso de consulta, es previo al acto de selección de postulados y postuladas y va direccionado a presentar ante el electorado de nuestra región un grupo de hombres y mujeres del partido de gobierno, con afectos y conexiones preferenciales para dirigir en las instancias de gobierno regional, municipal, consejo legislativo y concejalías municipales en todo el estado.

Nada ni nadie podrá negar el apego democrático del PSUV, cuando se apresta a abrir un proceso establecido en sus estatutos y direccionado a que sus bases propongan e identifiquen dirigencia capacitada para acompañar al presidente Nicolás Maduro en la continuidad de un gobierno popular y revolucionario que enfrenta una despiadada guerra de cuarta generación, estremecedora de todas las instancias de la vida nacional, afectando principalmente al pueblo en sus necesidades básicas y a la gobernabilidad del estado nación.

Si el evento electoral se desarrolla sin tener conciencia de lo que está ocurriendo en nuestras entrañas y direccionado desde la potencia más bélica del mundo, interesada en fracturar cualquier modelo de gobierno que no se someta a sus designios e intereses mercantilistas de posesionarse y manejar a su antojo las innumerables riquezas naturales que albergan los territorios y ecosistemas patrios, estaríamos frente a un simple acto electoral, por no decir electorero. Porque la razón no está en votar por un hombre o una mujer para ocupar un cargo público relevante o una curul parlamentaria, la verdadera razón está en apostar a la construcción de un estado societario Ecosocialista, donde el buen vivir de la gente está por delante de los intereses públicos y ese estado de bienestar colectivo emerge con fuerza bajo la premisa del desarrollo ambientalmente sustentado, ese modelo de desarrollo que parte del endogenismo productivo, extractivo, transformador y de necesario consumo racional.

No son palabras huecas, es una propuesta de país, un propósito regional que posee un Plan ligado a los intereses del pueblo, un plan patrio regional donde se ha centrado una gestión de gobierno diferente que ha hecho distancia de la consigna oprobiosa del pasado reciente "No es mi Competencia": El agua potable, la electricidad, la basura, la salud materno infantil, las enfermedades de base visual y renal, las viviendas, la educación, la cultura, la economía, el ordenamiento espacial de la ciudad, el transporte público, la energía fósil y eléctrica, el gas, la seguridad, la soberanía, los alimentos, los textiles, los peces ornamentales, el transporte urgente de pacientes, la iluminación de arterias viales, el acondicionamiento de canchas deportivas y el estímulo a hacer deporte, la atención constante a los pueblos originarios del interior por decir algunas actividades empeñadas en una gestión titánica, propia de una época de vacas flacas, como dice el refrán popular.

18 años consecutivos en manos de una gestión sin hoja de ruta propia, porque la imponían las alianzas con empresas contratistas que usufructuaban el erario público. Pasaron por ahí, a su antojo, los recursos del FIDES, del Consejo Federal de Gobierno y del Situado Constitucional, Recaudación de tasas e impuestos de Ley pero siempre la excusa para afrontar los problemas sentidos por el pueblo, era la famosa frase de que no era de su competencia esto o cual servicio, obra o proyecto. La inversión obedecía a un capricho y un negocio tras la cortina. Pero se logró derrotar la ignominia política, el apoyo a las Guarimbas destructivas y la insistencia de golpe de estado ante la opción electoral.

Hemos avanzado, con una carga a cuestas desmedida y el pueblo lo sabe. El sabotaje permanente a las comunicaciones, al servicio eléctrico, el hurto de bienes públicos y hasta el desparpajo conductual de la corrupción y la maledicencia infiltrando la mente de servidores de la función pública, lo cual ha dejado huellas pero nos ha puesto en la condición de enfrentar para salvar el proyecto país, el legado del comandante Chávez, el intento de cambiar lo que tenga de ser cambiado.

Jamás creímos que esa afrenta al estatus era sencilla o fácil de vencer, en primer lugar esta atornillada desde la 1ra independencia, con anuencia de una oligarquía apátrida y parasitaria que cumple los lineamientos del Imperialismo Norteamericano con su doctrina Monroe, hacia los pueblos de nuestra América o Abyayala, y en 2do lugar el modelo de sociedad capitalista, hegemónica, de sometimiento y opresión teniendo un andamiaje internacional con apoyo del gran capital transnacional, agencias de inteligencia y una pléyade de gobernantes sumisos y plegados al dominio imperial.

Eh ahí nuestra grandeza de Lucha, es igual y en tiempos distintos, a la epopeya libertaria del Padre de la Patria Simón Bolívar. Pero ahora el arma predilecta es el Voto, el dialogo y la idea, es la participación decisoria y la instauración de un estado de derecho y de justicia para las grandes mayorías, excluidas en tiempos de cuarta república.

Vamos en esta etapa crucial de pruebas, propuestas y planes en ejecución con una moral en alto, consciente de las limitaciones, con los problemas bien identificados y bajo las circunstancias difíciles por agresiones de todo tipo, le estamos diciendo a nuestra militancia psuvista que vamos por un camino de victorias, con ganas y decididos a vencer cualquier obstáculo que se atraviese y dispuestos a dar el todo por el todo, para garantizar la continuidad del proceso revolucionario, a enderezar sus entuertos y llegar a nuestros objetivos planteados. Ni pandemia, ni desborde del padre rio y menos la agresión económica de las acciones coercitivas, podrá desviar el rumbo trazado por nuestro destino patrio.

Viviremos y Venceremos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 454 veces.



Antonio J. Rumbos O.

Médico Veterinario. Ambientalista. Exconstituyentista

 Rumboambiental@gmail,com

Visite el perfil de Antonio J. Rumbos O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio J. Rumbos O.

Antonio J. Rumbos O.

Más artículos de este autor