Crónica del entierro político de un general derrotado

Érase una vez, un General sesudo que inició la competencia electoral por la gobernación de Carabobo, con año y medio de anticipación desde el pasado escenario previó para las elecciones parlamentarias 2020, una súper aventura que no fue cosa de sentido común y menos aún en medio de una situación tan compleja y difícil como la de éstos tiempos, ésa decisión tuvo una exigencia extrema por ser una maniobra altamente peligrosa, tan riesgosa como caminar sobre el filo de una navaja.

Fué la aventura de un General suicida en la que se acarreó la muerte política definitiva con su entierro incluído, siendo más grave aún el añadido de la derrota que ya traía encima desde su salida de la gobernación como resultado de su gestión pasada, éste personaje interpreta la política sólo desde una perspectiva electoral y nada más, sin pensar en otros ponderables que requieren ser incluidos en el plan electoral por la realidad del contexto político, social y sociológico del momento.

Son muchas las variables que deben entran en juego para haber tomado una decisión como ésa, en buscar un objetivo tan importante como la tan codiciada gobernación de Carabobo, para lo cual no es suficiente el deseo personal animado por el calentamiento de orejas de su entorno oportunista y contar con unos cuantos miles de dólares en el bolsillo, ésa operación tiene otras implicaciones relacionadas con un conjunto de estrategias básicas del poder, que son necesarias para obtener un mejor resultado o en caso contrario salir con dignidad por la puerta grande y evitar el lapidario entierro.

Este general que todos conocen por su famoso erupto mediático, víctima de la paranoia y ejemplar cimarrón de la jungla carabobeña, quien ha ejercido la política con ligera superficialidad, un militar retirado con vocación orientada bajo el esquema de ascensos prepago instaurados por Blanca Ibáñez, instruido con una concepción ideológica neoliberal proveniente de la West Point American Academy, y de escasa formación socio política lo que influyó básicamente en sus anteriores derrotas.

Un generalillo que jugó posición adelantada en las pasadas elecciones parlamentarias, creyendo que siendo diputado fortalecería su aspiración futura a la gobernación carabobeña, por lo que estaba obligado a salir electo, porque de perder como realmente ocurrió sólo llegó hasta el pasado 6D su ambiciosa carrera por el poder y quedó políticamente autoeliminado con el detallazo de un nuevo fracaso en su andar político que lo colocó aún más lejos en el ranking electoral a la gobernación, porque además de quedar políticamente muerto, también quedó definitivamente enterrado.

La crónica de éste general sin escrúpulos, que no sólo se chuleo el honor y los méritos revolucionarios de su propio hermano, sino que también traicionó la confianza, el respeto y la oportunidad política que le brindó el comandante Chávez, desestimó y se burló de los principios socialistas y del acompañamiento de la revolución bolivariana, pero lo peor fué que terminó vinculado a grupos tóxicos ligados a la corrupción y el delito, representando su paso por la gobernación un retroceso político para el estado, la revolución y la democracia.

Para la ética y decencia revolucionaría el anterior episodio también fue un acto irresponsable de algunos militantes "chavistas" que cayeron en el oportunismo lochero promoviendo, apoyando y "votando" por ese pseudo candidato de la derecha que traicionó a Chávez y se cuadro con una moribunda fracción adeca, anduvo desesperado comprando votos con mucha mermelada al estilo de la coima colombiana de Uribe; la política es un asunto serio, muy serio, tan serio que que no se puede dejar jamás en manos del antojo improvisado de un narcisista ególatra, sin proyecto político, sin principios ni moral, y con un perfíl aburguesado cuya identidad nada tuvo que ver con la humildad social del circuito cinco. Por eso ahora, LOS MUERTOS QUE ENTIERREN A SUS MUERTOS.-

Corriente Revolucionaria del Poder Popular (CRPP) Carabobo, Dirección Política Regional
aguedo2006@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 475 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter