Crónica valenciana

Semana flexible. Días en los que todos aprovechamos para realizar muchas diligencias pendientes.

Me paro temprano, comienzo el día con un café y una ducha, pero antes de terminar mi baño matutino...¡bingo! se va la luz. En donde vivo si no hay luz no hay agua. Menos mal que solo faltaba secarme asi que me visto en la semioscuridad, me tomo lo que queda del café ya frio y arranco hacia la torre Movilnet a tratar de recargar el teléfono. Se supone que desde el Banco de Venezuela uno puede recargar de a mil bolos hasta 5 mil por mensajito de texto, pero como todos ya saben los mensajes de texto de movilnet simplemente no exísten por eso tengo que ir a la oficina principal de Movilnet, caminando por supuesto, pues ni de vaina me monto en uno de esos transportes de la muerte, donde todos van encaramados uno sobre el otro y un colector sin mascarilla recibiendo billetes de todo el mundo va comiendoce a la vez una chuchería. No muy conveniente en epoca de pandemia.

Así que comíenzo mi paséo, caminar siempre es saludable y relajante. Aún es temprano por lo que el sol valenciano todavía no castiga con su habitual inclemencia. La gente caminando apurada con sus sueños y pesares, sus rostros escondidos bajo las ya "normales" mascarillas. El paisaje es casi surrealista. Decenas de casa abandonadas, casi todas con puertas y ventanas tapiadas para que no entren los indigéntes sin hogar que con la brutal guerra economica solo han ido en aumento. Muchas con cartéles de "se vende, Imobilaria Tal y cual, telefono tal..." otras muchas, ya vendidas, van siendo transformadas aceledaramente en negocios de todo tipo pero mas que nada, bodegones, restaurants y otros locales de distribución de alimentos, aceites para motor y articulos importados de toda indole. La gentrificación en su apogéo, las zonas recidenciales se convierten por decréto en zonas comerciales, las casas se venden, los ricos se mudan a mejores urbanizaciones, los alquileres se disparan y los de clase media, sobretodo los jovenes, o vuelven a casa de sus padres o se tienen que conformar con una habitación de 60 dolares o un pequeño anexo de 100 o un poquito mas, con tres o mas meses de deposito, pero eso sí ¡con internet!

Un poco más allá, marmol, granito y acero como banco lavandero, los nuevos y lujosos edificios de oficina en construcción que permanecerán vacíos durante años.

Lo mejor de Valencia norte son sus concesionarios de carros y motos usadas. En espléndidos y muy bien localizados lotes de terrenos con amplias oficinas, cientos de automoviles y motos último modelo o de años recientes, impecables y llamatívos, la gran mayoría importados, algunos sin matriculas, otros con matriculas de todos los Estados del país, uno se pregunta como entraron, quien los matriculó, de donde habrán salido los dolares para comprarlos y sobre todo quien carajo acá los va a comprar? Será entonces que todos los dueños de los concecionarios son "enchufados chavistas"? si es así a todos nos gustaría entonces ser chavistas y estar enchufados!. Pero la verdad, si te detienes a conversar con alguno de ellos o a escuchar sus conversas te das cuenta que es todo lo contrario, en su gran mayoría son opositores. Algunos con pinta de pertenecer a alguna fuerza del orden y otros que dicen ser "gochos".

Pero bueno, sigo mi caminata, largas colas para gasolina en las estaciones de servicio, la gente en sus carros arrecha pero con mucha paciencia y bastante orden, un oficial de policía conversa con el conductor de una camioneta de lujo, cuando paso, muy cerca, escucho al policía dandole un numero de telefono, mal pensado yo, imagino que es el suyo y que no es para nada bueno que se lo dá.

La torre Movilnet esta cerrada. Afortunadamente en el mismo edificio hay un agente autorizado, algo quizas demasiado conveniente, les pregunto si hacen recargas me dicen que si, por lo que decído recargar tres mil ( tres millones) cuando voy a pagar me dicen que cada regarga de mil son mil quinientos, o sea que se ganan medio millón en cada recarga. Que puedo decirles, el caos economico inducido nos tiene a todos rebuscándonos, algunos con mas suerte que otros. Por cierto la dueña del local me parece conocida, y haciendo memoria recuerdo haberla visto en las oficinas de Movilnet, vistiendo su uniforme. Me pregunto entonces que estarán haciendo los demás empleados de esa oficina en particular si ya no estan prestandole servicio al público y si estarán cobrando sin trabajar?

¿Todo este descalabro en Movilnet será por ineficencia burocrática o por el saboteo interno provocado por los grandes intereses que existen para privatisar al gigante de comunicaciones venezolano?. Eso lo hemos visto muchas veces, solo hay que recordar lo que hicieron con Viasa en la Venezuela Adeco/Copeyana, o lo acontecído en Mexico con Pemex, se destruye la empresa desde adentro para luego rematarla a precio de gallina flaca. Eso mismo trataron de hacer con nuestra Pdvesa, y el sabotéo continúa, es parte de la guerra.

Hace ya más de un año, los compañeros de aporrea tuvierón a bien publicar la segunda parte de mi artículo "Venezuela y su laberinto" en el plantéo que venezuela se enfrenta a una encrucijada donde al parecer solo existen dos caminos : la entrega del país y sus riquezas a los grandes capitales o la profundización de la revolución y que debido a la intensidad y la brutalidad de los ataques, las sanciones y el constante saboteo interno de traidores tarifados nos hemos visto obligados a transitar los dos al mismo tiempo. Algo muy doloroso para los ciudadanos de a pie.

Caminar por el norte Valencia es pasearse por éstas contradicciones y observar a plena luz del día el camíno marcado por el gran capital.

Por otro lado al igual que escribí hace un año "es el chavismo militante, ese que sigue viendo la organización popular y la participación como el único medio de seguir adelante el que debe ponerse al frente de la batalla", y hoy puedo agregar, horizontalmente y con mucha fuerza, convicción y solidaridad. Es ese el otro camino por el que debemos transitar los verdaderos revolucionarios, solo el pueblo salva al pueblo. El mundo entero está en transición, el sistema mundo implantado por las elites eurocentricas está colapsando, tanto así que la clase dominante se ha tenido que plantear un "resetéo" total del capitalismo, y algo es seguro, en ningún momento las élites imperialistas actuarán en favor de los intereses de las grandes mayorías.

Lo vuelvo a repetir, solo con una profunda toma de conciencia a nivel personal y comunitaria, con una maxima organización social desde abajo y con voluntad política, transparencia y honestidad desde arriba, podrá la Revolución Bolivariana superar la gran ofensiva desatada desde Davos por las élites imperiales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 371 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor