Los trompos tataretos, cabeza e mango y el cuartel de la montaña

osvalnicoc@gmail.com

Recuerdo mi infancia en la Urbanización Rodríguez Domínguez (Barinas) jugando metras, loco escondio, elevando zamuras y trompo…"¡¡¡Troya, reventó Montoya en la puerta e´ la olla!!!", y soltaba uno el trompo; yo como soy zurdo lanzaba mi trompo al revés; no "voltiao" que es otra vaina, al revés. Los derechos lanzaban el trompo con la punta hacia el suelo, a mí no me salí bien y lo lanzaba con la punta mirando al cielo. Ya desde carajito me gustó mirar al cielo, no al piso. De tanto darle rosca el trompito, llegaba un momento en que el trompo ya no servía y se ponía tatareto; al gran carajo saltaba de un lado a otro, se volvía incontrolable no cogía línea. Ya se sabía que ese bicho ya no servía, había dejado de estar "plumita" serenito pues y era hora de cambiarlo por otro nuevo, no lo volvías a usar.

Nicolás está rodeado de un montón de TROMPOS TATARETOS; no tiene un solo trompo que esté plumita, serenito, que sirva pues. Por eso no da pie con bolas. Eso se observa no sólo en el gabinete sino en las Fuerza Armadas y policiales. Son unos diez trompos que saltan de un ministerio a otro, de un puesto a otro puesto, parecieran estar jugando ese jueguito de la sillita que te quitan al son de la música; en ese tira y encoje se forma una gran desnalgue porque todos anhelan quedarse con una sillita.

Esos TROMPOS TATARETOS invaden como locos todos los espacios de poder; en esta oportunidad van como candidatos a la Asamblea Nacional. Los mismos trompos tataretos que han fracaso en su gestión ejecutiva, pasan ahora a otro espacio de poder, a la acción legislativa. Todo con el manido argumento de que: LO QUE DIGA NICOLÁS. El mismo presidente dijo en una alocución que le tenían una pistola puesta en la cabeza. Él razonó, en ese momento, que los responsables eran los gringos. El tema es que nadie se suicida en primavera. Sí, los gringos están haciendo su trabajo, pero sí de paso se consiguen que dentro del gobierno los trompos tataretos mandan; qué se puede esperar, son los que entran en todos los juegos; entonces, seguimos con la misma política chicharronera.

Por allí vi un video rodando en la redes de CABEZA E MANGO, aprovecho para enviarle mis condolencias por el fallecimiento de su padre; no sé con exactitud de que fecha es, ni el lugar donde se hace dicha arenga, creo que es desde las adyacencias del cuartel de la montaña; no obstante, lo que afirma en este video este líder chavista conserva plena vigencia. Me pareció interesante por tres razones. Primero porque quien está en el uso de la palabra es un chamo. Un chamo que es producto de este proceso que inició Chávez y que mantiene una coherencia discursiva desde las propias filas revolucionarias. Esto es significativo porque no necesariamente por ser jóvenes y llevar un apellido se es un trompo "plumita"; no, así no son las cosas. Hay que decir que hay jóvenes que ya son unos trompos tataretos; se desviaron, su formación fue errática. Lo fue así porque sus mentores son unos trompos tataretos y nadie enseña lo que no sabe. Como quien dice, es más fácil que un trompo plumita se vuelva tatareto, que un tatareto se vuelva plumita.

Lo segundo que me llama la atención de este discurso de CABEZA E MANGO, en su llamado a la organización del Poder Popular con el pueblo, no con la burocracia; es decir, no con los mismos métodos de los trompos tataretos. Denuncia CABEZA E MANGO el hecho que quieran secuestrar o confinar el congreso que convocó Nicolás Maduro del PSUV al hotel el Alba. La crítica fue oportuna. Qué pasó con el Congreso de los trabajadores; fracasó, no podía ser de otra manera. Cómo carajo puede tener éxito un Congreso cuyo mayor representante es WiIls Rangel; no es que sea un Trompo, no; es algo peor. Es una PAPA TATARETA, las papas a diferencias de los trompos son más grandes, más voluminosas. Esa misma papa tatareta ahora es candidato a la Asamblea Nacional, y eso no es culpa de Trump. El tercer elemento que me parece interesante de rescatar del discurso de CABEZA E MANGO es que lo hace desde los mismos alrededores del CUARTEL DE LA MONTAÑA. Esto es supremamente significativo. Aquí se rescata la frase que Chávez toma de Eliecer Gaitán: "Ya yo no soy yo, yo soy un pueblo"; ERGO, TODOS SOMO CHÁVEZ.

Chávez no es un apellido, no es una dinastía, no es un nepotismo. Así lo quieran imponer los idiotas. No es con repartir mortadelas, como lo están haciendo en Barinas los candidatos impuesto por el gobernador Argenis Chávez; o aprovecharse de la crisis de la gasolina para colearse apoyados por el alcalde del municipio Bolívar Narciso (nacho) Chávez porque su hijo Hugo Chávez es candidato del PSUV y después rodar un video por las redes para agradecer que el alcalde le está dando gasolina a la estructura del PSUV para hacer la campaña, como vamos a recuperar el legado de Chávez; por ahí no van los tiros. Es desde la conciencia de qué todos somos Chávez; no somos mortadeleros, bien lejos con esa práctica chicharronera de la cuarta por muy apellido Chávez que se lleve.

Hoy más que nunca, cuando la crisis no es únicamente consecuencia del acoso criminal del gobierno norteamericano y sus lacayos criollos, sino que también es responsabilidad de esos TROMPOS y PAPAS tataretas, cuando hay que elevar la conciencia revolucionaria; es hora que el pueblo rescate las instancias del poder secuestradas por la burocracia ineficiencia, corrupta y reformista.

¡ ¡ ¡LAS COSAS SON COMO LAS DICE EL PUEBLO, NO COMO LAS DICE NICOLÁS! ! !

¡ ¡ ¡BASTA DE TROMPOS Y PAPAS TATARETAS! ! !

¡ ¡ ¡ O EL PODER POPULAR RESCATA LOS ESPACIOS PARA LA REVOLUCIÓN, O LOS REFORMISTAS TERMINAN DE LANZAR POR LA BORDA, EN NOMBRE DE LA BURGUESÍA REVOLUCIONARIA, LO QUE COMENZÓ CHÁVEZ! ! !



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1968 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter