Un río sin peces, contaminado y represado

Liberen al rio Sarare de Lara

El río Sarare, le da vida al municipio Simón Planas del estado Lara. Sus aguas surcan este territorio y permiten la agricultura, ganadería, el turismo; además de constituir una fuente segura de abastecimiento del vital liquido para las comunidades.

En los últimos años, el río ha disminuido drásticamente su caudal, producto de la deforestación, tala selectiva de especies como el Cedro, Jabillo, Caoba, Ceiba y otras, además del represamiento de sus aguas en las partes altas.

En este sentido ¡es urgente, es vital!, la liberación del Rio Sarare; es decir, la eliminación de los represamientos y desvíos que se hacen para llevar aguas a las grandes fincas o latifundios y parcelas de la zona; además de eliminar las descargas de aguas servidas, de las cochineras y vaqueras y de peligrosos plaguicidas como el Glifosato que sorprendentemente se siguen vendiendo en Venezuela, pese a estar prohibidos a nivel mundial y que son usados en parcelas a orillas del rio, a sabiendas que la lluvia y/o el viento arrastraran partículas de estos contaminantes al caudal.

También es fundamental labores de guardaría ambiental efectivas para evitar deforestaciones, talas en toda la cuenca, además de la prevención y combarte de incendios forestales que están ocurriendo muy cerca de las nacientes de los rio Sarare y Buría.

Participantes

Se realizó un recorrido donde participaron el Comité Pro-defensa del Parque Cerro La Vieja, Guardaparques de Inparques Las Mayitas, la Aldea Universitaria, Fundación GUARDEAM, para hacer una observación preliminar al estado del rio. Lamentablemente, en este recorrido no se conto con instrumental especializado, ni se tomaron muestras de agua; el objetivo fue acercarse a la realidad.

F:Incendios_Sarare-La_Miel_y_Rios.jpg

Quemas o incendios en las nacientes de los ríos Sarare y Guache, en el corazón del Parque Nacional Terepaima, obsérvese las comunidades Sarare y la Miel asentadas a orillas del rio.

El recorrido

Se partió desde la entrada del Parque Las Mayitas, uno de los pocos parques del país que cuarenta años después de su inauguración no tiene decreto de creación y una poligonal definida. Pero, estamos en Venezuela: ¿a quién podríamos reclamarle? Se siguió por el cauce del rio y al llegar a la Y (ye), donde convergen las quebradas Agua Blanca y San Antonio, se continuo el viaje por la Quebrada Agua Blanca principal afluente del rio Sarare. Quebrada Agua Blanca y Rio Sarare son sinónimos en esta tierra.

Se observó desde aquí, la existencia de conucos y parcelas a ambos lados del rio. Se conoce también de rebaños vacunos que cruzan el rio de una parcela a otra. Esto ha originado la formación de una "sipa" o sedimento en el fondo y que tapiza las piedras en gran parte del rio. También miembros del comité señalaron que esta sipa es la descarga constante durante años de algunas vaqueras en la parte alta y que las autoridades no atienden estas denuncias.

F:Sarare-La_Miel_y_Rios.jpg

Acercamiento para ver las poblaciones de Sarare y La Miel y la gran cantidad de parcelas que aprovechan este cuerpo de agua.

Un río libre de peces

En un recorrido de al menos tres (3) kilómetros, no se observó la presencia de peces, ni anfibios, ni renacuajos. Solo una Garza Blanca que se posó unos instantes y luego voló. Esta ausencia de vida en la parte baja del rio desde el parque hasta 3 Km, nos inquietó porque hace presumir de la existencia de alguna sustancia contaminante o alguna factor que ha destruidos la vida en este cuerpo de agua. Los participantes de la caminata varios hombres mayores de 50 años indicaron que de niños la pesca era abundante y que incluso existían Babas o caimanes de anteojos. Se reporta para este rio la desaparición de la nutria pequeña () y de los siguientes especies de peces:

Cochinito, Coroncho (Chaetostoma sp). Bandolero, Cotín, Sardina de Rio, Saltador (Pez amarillo) y Boca chico (Curimata sp). Todas estas especies desaparecidas; por lo que requiere, realizar una investigación entre pobladores ribereños para conocer sobres las posibles causas de esta extinción masiva de especies acuícolas. No se colocan nombres científicos porque la información colectada hasta ahora es muy imprecisa.

 

F:Rio_Sarare-Cerro_La_Vieja.jpg

 

Río represado

En la parte alta del río Sarare, muy cerca del dique toma de la comunidad, existe un gran represamiento de agua, que desvía el caudal a una finca de 500ha o latifundio en la zona. Está hecha de sacos de piedras y envía un gran volumen de agua, que se utiliza para llegar la laguna, el riego y la ganadería. Este represamiento genera un impacto al rio, le quita un gran volumen de agua, la toma es ineficiente, pues gran parte de esta agua conducida por gravedad o bucos, se pierde por evaporación y escurrimiento superficial.

Se recomienda una moto bomba y la toma de agua solo en los momentos para el riego, no puede ser algo permanente. Mientras tanto aguas abajo justo en el parque el caudal es muy bajo, tanto que para bañarse hay que hacerlo acostado o sentado en la mayor parte del rio.

Antes de eso se observaron al menos dos motobombas, lo cual debería ser la práctica menos impactante. Sin embargo requiere conciencia del productor, que dicha bomba se encienda solo para el momento del riego y que la plantación posea sistemas de riego por goteo, para evitar caer en el derroche típico de los pobladores ribereños, que aparte de creerse dueños del rio, piensan que poseen una fuente infinita, inagotable de agua; que pueden usar como quieran.

Descontaminar y repoblar el río Sarare

El comité Pro-Defensa del Cerro La Vieja, la Junta Ambientalista de Simón Planas, el Cronista y la Fundación GUARDEAM, proponen la repoblación del río, sembrando o liberando alevines de las especies autóctonas y una vigilancia especial para evitar la pesca, hasta tanto no se hayan recuperado las poblaciones.

Previamente se requiere un recorrido completo por el rio, con equipo de medición y toma de muestras para verificar la presencia de sustancias contaminantes, así como la eliminación de las fuentes de descarga.

El dique-toma, necesita el dragado y limpieza de las alcantarillas para que aumente el caudal del agua que va para el pueblo. Por cierto; esta agua no tiene ningún tratamiento, ni proceso de sedimentación. Al contrario, se envía cruda, por lo que una de las participantes Guardaparques, refirió que en su casa eventualmente salen por las tuberías pequeños peces, que vienen de la toma, en la parte alta, donde se observo una pequeña cantidad de peces, con tamaños inferiores a 8 cms de longitud, es decir unos "pezqueñines".

El rio Sarare pertenece a la cuenca del rio Cojedes Superior, a su vez tributario de la Hoya del Río Apure.

Esta cuenca localizada desde el norte a todo el sector oeste de la subhoya, comparte su espacio con territorio extra regional. Su extensión en el estado Lara es de 527.000 ha, equivalente a una proporción de 27,6% del total de la cuenca. Esto incluye tres ríos el Sarare, El Nuare o Buría y el Rio Turbio.

Sus fuentes iníciales tienen lugar en dos subcuencas

-Alto Cojedes Occidental, más conocido como Río Turbio en la Sierra de Portuguesa, Fila de Terepaima, del sistema orográfico Andino

-Alto Cojedes Oriental, más conocido como Río Nuare o Buría , en el macizo de Nirgua del Sistema Orográfico Costero, constituyendo ambas vertientes altas, separadas entre sí por la depresión Turbio-Sarare, a través de la cual discurre el río eje local: el Río Turbio.

La subcuenca del río Sarare tiene una extensión de 68.500 ha, lo que representa el 11,8% de la subcuenca. Abarca los municipios Iribarren, Palavecino y Simón Planas.

El río es la vida del municipio

El río Sarare, es la vida del municipio Simón Planas, un municipio agroindustrial, forestal y ganadero. No se justifica que sus pobladores tengan problemas para abastecerse, tampoco es aceptable la disminución del caudal en el Parque "Las Mayitas", mientras finqueros en la parte superior, desvían las aguas a sus predios, en un sistema muy ineficiente con evaporación y muchas perdidas y fugas.

Se requiere iniciar proyectos de investigación para repoblar el rio con peces, y los bosques con árboles autóctonos, que se han perdido por la deforestación (tala y quema) y la tala selectiva de especies. Es urgente eliminar las descargas de aguas residuales y de las ganaderías, también vigilar el uso de agrovenenos a orillas del rio. Para lograr esto deben participar todos lospobladores y sectores.

El pueblo de Simón Planas exige que ¡Liberen al Río Sarare!








 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 925 veces.



José Gregorio De Sousa Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología