Análisis Abierto

Intentan generar falsos positivos en Poli-falcón para atacar a Víctor Clark

La derecha y parasitaria oposición adeca del Estado Falcón una vez más ambiciona volver a las instituciones para atacar las gestiones de nuestros líderes; en este caso, desde el Cuerpo de la Policía Bolivariana del Estado Falcón o como común se llama: Polifalcón. Sin embargo, se han conseguido con una gran muralla de héroes de azules revolucionarios y chavistas que defienden su institución para que más nunca vuelvan. Estos opositores han logrado persuadir mediante el engaño a un pequeño grupo de policías y así dirigir sus misiles en contra de la gestión del Gobernador Víctor Clark. ¿Pero, por qué se da esto?

Con el triunfo del compañero Clark, la molienda revolucionaria llega a Falcón para machacar aquellos parásitos que se iban comiendo poco a poco al proceso Bolivariano mediante las traiciones de los aplausos; pero también reimpulsar la Revolución rescatando su moral que ya estaba bastante quebrantada. Fueron casi diecisiete años de gobierno regional por parte de una especie de dinastía compartida entre Jesús Montilla y su esposa Stella de Montilla; una administración que se identificó por ser prorrogada a través del voto pero jamás logró ser eficaz y eficiente. Cualquier pudiera manifestar que el Pueblo falconiano era sinvergüenza. ¡Pues no! Este pueblo simplemente cree en la Revolución como proyecto unificador, permanente y perfectible para así llegar a la mayor suma de felicidad y bienestar social; y un sólo individuo o individua no podía estar por encima del sacrificio y entregar el proceso a la Oposición parasitaria. En pocas palabras, eran un mal necesario.

Una vez que el pueblo le otorga el triunfo al compañero Víctor comienzan los alaridos en sigilo, puesto que quienes hacían negocios sombríos temían por su desplome carroñero. Algunos intentaron aplicar la lisonja, pero fueron identificados y rechazados; otros, emplearon sus tesoros mal habidos para tapizar al compañero Clark, pero estos también fueron expulsados. Y otros aún quedan rondando por el palacio para ver como embrujan. Se da inicio este nuevo gobierno regional con un alto grado de Revolución y olor a Patria; y se comienzan a cumplir los contratos de aquellos compromisos ciudadanos firmados por el entonces candidato Víctor Clark mediante pancartas en asambleas. Polifalcón no fue la excepción, ahí también llegó el candidato a comprometerse con ellos y hoy los avances que ha habido son relevantes y oportunos. A saber: primero, se logra levantar la moral de aquella policía golpeada por la indiferencia y la desestimación de quienes gobernaban como si ellos fueran cobertera hilachada; un policía no puede andar con un uniforme arrugado, desteñido y acabado por el tiempo; un levante de moral y corrigiendo el rumbo golpeando el timón designan al nuevo Secretario de Seguridad Ciudadana y Orden Público Comandante Oswaldo Rodríguez León; posteriormente el Director General del Cuerpo de la Policía Bolivariana del Estado Falcón, Comisionado Lenni Leonardi; ahí comienza el equipamiento y se van cumpliendo aquellos compromisos del gobernador. Segundo, se inicia la dotación de vehículos, motos y bicicletas emprendidas por el gobernador y así la comunidad comienza a vestirse de seguridad. Tercero, se logra suministrar con equipos de seguridad entendidas éstas por linternas, radios, esposas, detector de metales, etc.; así como la formación de nuevos policías incrementado el número de funcionarios. Cuarto, se comienza a generar un nuevo modelo policial cónsono con las directrices nacionales, se dejan en el pasado lo llamados "módulos de policías" transformándolos en "Estación de Policía", donde se conforman en cada estación un equipo de profesionales de diversas jerarquías y estructura orgánica administrativa comandadas por un comisionado o comisionada; dotados con vehículo, radio y equipamiento de seguridad. Quinto, para normar la conducta del ciudadano se logra aprobar la Ley de Convivencia Ciudadana del Estado Falcón, un instrumento que le permite no sólo restablecer las bases de convivencia sino darles herramientas a los funcionarios para imponer sanciones pecuniarias y; estas son invertidas para las mejoras de la policía. Sexto, se incluye a los funcionarios en jornadas sociales que van desde salud hasta alimentos de manera permanente. Séptimo, se comienza a integrar la civilidad con el mundo policial al conformarse y juramentarse los comités de seguridad y defensa en cada Consejo Comunal y Comuna; así, el policía se va amalgamando con el Pueblo. Octavo, se rescata las brigadas infantiles, colocando a nuestros niños, niñas y adolescentes como presente y futuro guardianes de nuestra comunidad. Noveno, se le retorna al pueblo las brigadas ciclistas. Décimo, se comienza a recuperar y repotenciar las unidades vehiculares para un mayor parque automotor. Décimo Primero, la creación del proyecto de Ley Humanista sobre la Seguridad y Previsión Social e Integral para los funcionarios y funcionarias activos o activas, pensionados o pensionadas y jubilados o jubiladas del Cuerpo de la Policía Bolivariana del Estado Falcón; un instrumento que logrará reivindicar la seguridad social del héroes de azul aun si están pensionados o jubilados. Solo 11 razones para entender que la derecha parasitaria comienza a ver a nuestro gobernador como un obstáculo para volver a gobernar en el Estado Falcón.

La Oposición pudo visualizar el talón de Aquiles del compañero Víctor, puesto que ha demostrado que en el tema de la Seguridad ha logrado perfeccionar su gestión; es por ello que, deben dirigir sus misiles hacia tal sentido para ir derrumbando la Revolución. Es aquí donde la derecha adeca mediante el diputado en desacato Eliecer Zirit, busca sembrar la semilla del engaño ante algunos funcionarios (afortunadamente pocos) que aún no han entendido el proceso Bolivariano. Este parlamentario en desacato ya ha hecho gala de su testarudez, puesto que en otros tiempos ha intentado cubrir de trampas a los héroes de azules cada vez que hay elecciones. Algunos han caído en su red y andan por ahí tratando de crear falsos positivos para congraciarse ante los adecos que pactaron con el "montillismo" (si a eso aún se le puede decir así) puesto que su moribunda corriente se ha convertido en una quebrada seca.

La familia de azul está unificada en una mayoría casi total y absoluta; y digo "casi" porque este pequeño grupito de policías que pretenden irse por los caminos del engaño, persiste en entenderse con la indisciplina, deshonor y deslealtad reuniéndose con opositores adecos y montillistas de barril de 100$ para entregar el legado del Comandante HUGO CHÁVEZ; siendo pérfido al Presidente Nicolás Maduro y al Gobernador Víctor Clark. Ellos han tratado de minar Polifalcón con falsos positivos pidiendo un regalo anticipado de navidades como si ellos hablaran por toda la institución. Crean zozobra para engañar, utilizando instituciones para atornillarse y seguir cosechando bajo un padrón electoral excluyente y selectivo; es decir, aprendieron "bien" de sus asesores adecos. El Policía sabe por lo que ha pasado esa institución y tiene pleno conocimiento de quienes se han lucrado bajo una "extraña fortuna"; tiene conocimiento del grado de sacrificio que han realizado durante su recorrido profesional; incluso, muchos han sido víctimas de un retardo en sus ascenso por caprichos de quienes se han creído el agua del desierto cuando tenían el Poder. Por último, este grupito cada día menos, se seca dentro del laberinto del desespero; buscan apoyo para oxigenar su fortuna mal habida, pero el reloj continua y nuestro gobernador no caerá en los falsos positivos de estos zamuros de la barrosa porque sólo obviaron un pequeño detalle: el compañero Víctor es como Florentino; no hay espuela que lo apure ni bozal que lo sofrene, ni quien lo obligue a beber en tapara que otro tiene.

Desde su alcornocal puede ver que el compañero Víctor es el reflejo del necio de Silvio:

Para no hacer de mi ícono pedazos

Para salvarme entre únicos e impares

Para cederme un lugar en su parnaso

Para darme un rinconcito en sus altares

Me vienen a convidar a arrepentirme

Me vienen a convidar a que no pierda

Me vienen a convidar a indefinirme

Me vienen a convidar a tanta mierda

Yo no sé lo que es el destino

Caminando fui lo que fui

Allá dios, que será divino

Yo me muero como viví.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1980 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: